10:58 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Un libro de ruso (imagen referencial)

    '¡Goodbye!': Irán da un giro e introducirá el ruso y otros idiomas en su educación

    © Sputnik / Dmitry Vinogradov
    Oriente Medio
    URL corto
    5210

    El ministro de Educación de Irán, Mohamad Bathai, expresó la intención de reemplazar el inglés en el sistema educativo persa e introducir otros idiomas —entre ellos el ruso—, como segunda lengua.

    El ministro explicó que la política educativa del Gobierno iraní pretende acabar con el monopolio del inglés y se plantea introducir otros idiomas, en particular el ruso, para reemplazarlo.

    El idioma ruso (archivo)
    © Sputnik / Vitali Ankov
    Para analizar las perspectivas del idioma ruso en el sistema educativo de Irán y las dificultades que pueden surgir, Sputnik conversó con el filólogo y director de la Facultad de Lenguas Extranjeras de la Universidad Islámica Azad de Teherán, el profesor Mohsen Shojaie. Según Shojaie, el principal problema a la hora de introducir el idioma ruso son sus diferencias con el persa.

    "Si evaluamos [los idiomas] desde el punto de vista morfológico, el inglés se parece mucho más al persa que al ruso", dijo.

    Más aquí: Incluyen el idioma ruso en el programa estudiantil para niños superdotados en Siria

    Como consecuencia, el primer obstáculo para los estudiantes será la pronunciación correcta de los fonemas, hecho que hace que el ruso sea uno de los idiomas más difíciles de dominar para los iraníes.

    Otro aspecto importante en cuanto a la introducción del idioma ruso en el sistema educativo persa es la vecindad entre ambos países.

    "Estamos con Rusia, en primer lugar, somos vecinos, y esto es muy importante, ya se dice: 'No eliges a tus vecinos'. Por lo tanto, debemos sacar lo mejor de nuestras relaciones de buena vecindad. Rusia es una de las potencias mundiales y juega un papel importante, por lo que debemos aprovechar esta oportunidad de ser vecinos con un poder tan grande. Al principio, debemos aprender y conocer el idioma de nuestros vecinos, y no solo a nivel político y de la diplomacia", apuntó el científico.

    Te puede interesar: Instituto Pushkin promueve enseñanza de ruso en televisión cubana

    Agregó que la cooperación debería desarrollarse en sectores tanto científicos como tecnológicos y comerciales. Eso significa, según Shojaie, que es necesario que las empresas y organizaciones rusas comiencen a trabajar en Irán. En Rusia, en diferentes regiones, las empresas iraníes deberían trabajar también en las mismas condiciones.

    Sin esta cooperación, apuntó el filólogo, no habrá demanda de especialistas que hablen los dos idiomas, y como consecuencia, la falta de oportunidades laborales desanimará a los potenciales estudiantes de ruso en Irán o de persa en Rusia.

    De hecho, precisamente esta es la razón por la cual en estos momentos el idioma ruso no es especialmente popular en Irán, puntualizó Mohsen Shojaie.

    Además: El idioma ruso puede volver a las escuelas de Finlandia

    "Hoy en día, solo una de cada mil familias estaría dispuesta a enseñar a sus hijos el ruso en lugar del inglés. Es necesario superar la brecha cultural que aún existe entre nuestros pueblos", explicó el filólogo.

    En cuanto a la metodología de enseñanza de los idiomas extranjeros en el sistema educativo persa, Shojaie cree que es ineficiente.

    Según sus propias palabras, los alumnos que aprenden inglés en la escuela apenas pueden hablarlo o comprenderlo —a menos que tomen clases extra y estudien con profesores particulares—.

    "Sería malo si se usara el mismo método para enseñar el idioma ruso, que es mucho más complicado que el inglés. Este es otro problema relacionado con la popularización del idioma ruso", concluyó.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Abre sus puertas en Manhattan la primera escuela estatal para rusohablantes
    Putin: La conservación del idioma y la cultura rusa es un asunto de seguridad nacional
    Etiquetas:
    idioma ruso, educación, Irán, Rusia