08:48 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Fuerzas Aeroespaciales de Rusia en la base siria Hmeymim

    La presencia rusa en Oriente Medio tras la derrota de Daesh, una espina clavada para la OTAN

    © Foto: Russian Defence Ministry
    Oriente Medio
    URL corto
    0 231

    El presidente de Rusia, Vladímir Putin, constató durante la reunión con su homólogo sirio, Bashar Asad, que la operación militar en Siria se acerca realmente a su fin. De momento, Damasco controla más del 98% del territorio del país, afirmó Putin.

    El último bastión de Daesh —grupo terrorista proscrito en Rusia y otros países—, la ciudad de Abu Kemal, está bajo el control de las tropas gubernamentales sirias. La situación en las zonas de distensión se considera estable. 

    De acuerdo con el primer vicepresidente del comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Frants Klintsévich, las declaraciones de Putin indican que la operación militar concluirá antes de finales de año.

    "Pronto la paz triunfará en Siria, pero es todavía prematuro hablar de la retirada de las Fuerzas Armadas de Rusia. Es necesario consolidar el éxito, desminar el país", añadió.

    Algunos analistas coinciden en que el eco terrible de la guerra no será apaciguado tan deprisa como se desea.

    "Hay que tener claro que Siria seguirá siendo un foco de tensión durante varios años. Por esta razón, se necesitan bases militares rusas en este país. Rusia será capaz de influir directamente en los conflictos que a menudo aparecen en Oriente Medio", explicó a Sputnik Alexandr Jramchijin, vicepresidente del Instituto de análisis político y militar de Rusia.

    La Siria de posguerra no necesitará de un gran contingente militar ruso. De acuerdo con los datos del senador Klintsévich, el número de efectivos de las Fueras Aeroespaciales y las tropas terrestres será recortado. El Ministerio de Defensa de Rusia seguirá apoyando, no obstante, al Gobierno legítimo de Siria, y esto incluye los posibles focos de tensión. 

    Las fuerzas de Rusia en Siria

    A día de hoy, Moscú tiene en el país árabe dos grandes objetos militares: la base de aviación en Hmeymim y la base naval militar en Tartus, única en el extranjero, que se ubica en las costas del Mediterráneo. La última era hasta finales del 2012 bastante "modesta", expresa Andréi Kots, columnista y analista de Sputnik. Contaba solo con el complejo de amarre, un sistema de suministro de agua dulce, algunas salas técnicas y un equipo de cuatro personas. Desde septiembre del 2013, cuando Rusia comenzó la operación militar en Siria por petición del presidente Bashar Asad, Moscú anunció la reanudación de su presencia naval en el Mediterráneo. 

    "Se hizo evidente que, sin un punto de apoyo, el escuadrón no podría operar en la región", explicó Kots.

    La reconstrucción completa de la base naval comenzó en el 2015. El personal especializado aumentó hasta los 1.700 efectivos. 

    "Lo que está pasando en Tartus todavía permanece en secreto. Se sabe que el 3 de diciembre del 2016 Vladímir Putin firmó una "orden para sellar el acuerdo entre Rusia y Siria para expandir el territorio del punto de abastecimiento de la Armada de Rusia en la zona de Tartus, además de impulsar la entrada de buques de guerra rusos en las aguas territoriales de Siria". Es posible hablar de la construcción de una base militar en toda regla", opina el columnista.

    Vídeo: Aviación rusa en la base Hmeymim a vista de pájaro

    Esta base será capaz de recibir submarinos, incluidos los nucleares, pontones y buques de diferentes tipos. 

    "Parece lógico pensar que tal instalación requerirá de una protección para el territorio, lo que hace posible que puedan ser enviadas a Tartus tropas adicionales de defensa aérea, de defensa costera y de infantes de marina", conjeturó Kots.

    Piloto ruso en el aeródromo de Hmeymim en Siria
    © REUTERS / Russian Defence Ministry
    "Incluso si dejamos de discutir aspectos tales como la geopolítica y los movimientos estrictamente militares, la existencia de estas bases redundará en nuestro beneficio. Además, asegurarán el desarrollo de la cooperación entre Rusia y Siria. En primer lugar, nuestros militares ayudarán al Gobierno sirio a desminar el territorio del país. Créanme, todavía quedan allí tantos artefactos explosivos que los zapadores tendrán trabajo durante muchos años, por no decir décadas. En segundo lugar, los militares rusos podrán entrenar a sus colegas sirios, enseñarles cómo manejar sistemas militares de fabricación rusa. En resumen, hay mucho trabajo, incluso sin que haya guerra propiamente dicha", explicó a Sputnik el director del Centro de pronóstico militar de Rusia, Anatoli Tsiganok.

    Flanco sur

    No se puede olvidar la geopolítica, recuerda Kots. Oriente Medio sigue permaneciendo en la zona de intereses de EEUU y sus aliados de la OTAN. El reforzamiento de las posiciones de Rusia en la región no les gusta a los miembros de la Alianza Atlántica, que en varias ocasiones han mostrado su preocupación ante el posible aumento de la presencia militar rusa en esta zona.

    "Hay entender que Hmeymim, por ejemplo, es una base bien desarrollada, capaz de recibir todo tipo de aeronaves. Allí pueden instalarse no solo cazas, sino bombarderos como los Tu-22M3 o los bombarderos estratégicos Tu-95 y Tu-160. Con todo eso, Rusia puede repeler toda una gama de amenazas", aseguró a Sputnik Ígor Korótchenko.

    Sistema de misiles Bastión en acción
    © Sputnik / Ministry of Defence of the Russian Federation
    El analista militar subrayó que, con los misiles de crucero, la aviación rusa puede alcanzar cualquier objetivo en la región, gracias al apoyo de los Kalibr instalados en los barcos rusos en Tartus.

    "Por un lado, nosotros, de hecho, tomamos el control de todo Oriente Medio. Y por otro lado, desviamos las amenazas que puedan ser relevantes en el flanco sur de la OTAN. Esta es una combinación excepcionalmente oportuna", concluyó Korótchenko.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    ¿Cómo está protegida la base aérea rusa en Siria?
    Cómo el sistema S-400 ruso protege la base en Hmeymim (vídeo)
    "Rusia convertirá la base aérea Hmeymim en su base militar permanente en Siria"
    Etiquetas:
    lucha antiterrorista, aeródromo de Hmeymim, Siria, Rusia