En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    ANKARA (Sputnik) — El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció la decisión de reforzar las medidas contra el coronavirus en el país debido al aumento de los casos detectados.

    "Saunas, piscinas, gimnasios dejarán de funcionar el martes 1 de diciembre; en los centros comerciales se permitirá un número restringido de visitantes y solo mediante código digital", dijo Erdogan.

    Agregó que "las visitas a lugares concurridos en las calles también serán limitadas, el toque de queda será de las 21.00 a las 5.00 los días laborables, así como de las 21.00 del viernes a las 5.00 del lunes".

    Precisó que "las instituciones públicas funcionarán de las 10.00 a las 16.00".

    El presidente también subrayó que todos los ciudadanos de Turquía podrán vacunarse contra el COVID-19 de manera gratuita a partir de diciembre.

    "Estamos estudiando todas las vacunas que ya han entrado en la última etapa de ensayos. Todos nuestros ciudadanos tendrán la oportunidad de recibir la vacuna de forma gratuita, la vacunción comenzará el próximo mes, ya hemos pedido 50 millones de dosis de vacunas", dijo Erdogan.

    Anteriormente, el ministro de Salud de Turquía, Fahrettin Koca, declaró que la pandemia del coronavirus en varias regiones de Turquía, incluido Estambul, ha alcanzado su tercer pico. 

     

    Etiquetas:
    medidas, coronavirus, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook