En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    La escalada de tensión en Idlib (151)
    2932
    Síguenos en

    MOSCÚ (Sputnik) — El ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, reivindicó el derecho de los sirios a combatir a los terroristas en Idlib.

    "Ante las constantes violaciones del alto el fuego en la zona de Idlib, el Ejército sirio tiene pleno derecho a responder y combatir a los terroristas", dijo Lavrov este 28 de febrero en una rueda de prensa tras reunirse con su par de Luxemburgo, Jean Asselborn.

    El canciller ruso remarcó que "no se puede prohibir al Ejército sirio cumplir con las resoluciones de la ONU sobre la lucha sin cuartel contra el terrorismo".

    Admeás, Lavrov señaló que Rusia rechaza cualquier compromiso con los grupos terroristas en Oriente Medio.

    El canciller ruso precisó que tanto Rusia como Luxemburgo mantienen en su agenda cuestiones referentes a la política mundial, "incluida la situación en Oriente Medio y en el Norte de África, en particular, en Siria y en Libia".

    "Tanto en un caso como en otro, como en cualquier conflicto regional, (...) nosotros votamos por que no haya ningún compromiso con los terroristas, los que alzaron cabeza después de que estallara la llamada 'primavera árabe' de 2011", dijo.

    Según Lavrov, Rusia vota porque en esos países "se establezca un diálogo inclusivo entre todas las fuerzas políticas", y porque "todos los actores externos respeten la soberanía y la integridad territorial de los respectivos Estados".

    Asimismo, el canciller ruso llamó a aunar los esfuerzos para evitar una escalada de la tensión en Siria.

    "Quisiera apoyar lo dicho por Jean [Asselborn], sobre la necesidad de que todos los protagonistas externos aúnen sus esfuerzos y cooperen para bajar la tensión, y mejor aún, para evitar las crisis", dijo el jefe de la diplomacia rusa.

    Lavrov destacó que precisamente esos son los objetivos que Rusia persigue "en el diálogo con sus colegas de la UE, la OTAN y EEUU en la esfera de las relaciones bilaterales".

    "Esa comprensión de la necesidad de la cooperación debería existir en todas las etapas, y no solo cuando ya comenzó la tempestad", advirtió el canciller ruso.

    El diplomático recordó la necesidad de que los países occidentales se rijan "por los intereses de todas las partes implicadas en un conflicto u otro, y no por sus intereses geopolíticos".

    Acuerdos ruso-turcos sobre Idlib

    Moscú está totalmente comprometida con los acuerdos alcanzados por los líderes ruso y turco sobre la zona de distensión siria de Idlib, afirmó Lavrov.

    "Reafirmamos nuestro pleno compromiso con los acuerdos alcanzados entre los presidentes de Rusia y Turquía con respecto a lo que se debe hacer en la zona de distensión de Idlib: separar a la oposición regular de los terroristas, desmilitarizar la franja interna en esta zona de manera que nadie pueda bombardear las posiciones del Ejército sirio y la base aérea rusa desde allí, garantizar el uso sin obstáculos de las carreteras que pasan por esta zona", dijo.

    Asimismo declaró que Rusia y Turquía seguirán cooperando sobre Idlib.

    "Hace solo una hora y media se informó que los negociadores rusos y turcos, que trabajaron ayer y anteayer [27 y 26 de febrero] en Ankara, acordaron continuar su trabajo hoy [el 28 de febrero]", afirmó.

    Según el ministro ruso, ya es hora de comenzar a cumplir los objetivos estipulados en los acuerdos, "pero como no se logró nada durante un año y medio, el Ejército sirio tiene todo el derecho de responder y reprimir a los terroristas en respuesta a las constantes violaciones del alto el fuego dentro de esta zona de Idlib".

    "No podemos prohibir al Ejército sirio cumplir los requisitos de las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU sobre una lucha sin cuartel ni concesiones contra el terrorismo en todas sus formas y manifestaciones", señaló el canciller.

    Lavrov añadió que el problema no es que alguien tenga un plan que contradiga el acuerdo original sobre la zona de distensión de Idlib, sino cómo dichos acuerdos se cumplen sobre el terreno.

    "Hay acuerdos entre nuestros militares, si estos acuerdos se implementaran en su totalidad, incluida la transferencia de las coordenadas exactas de la ubicación del Ejército turco, tragedias semejantes podrían haber sido evitadas", señaló Lavrov en alusión a las recientes bajas en las tropas turcas.

    Muerte de soldados turcos en Siria

    Lavrov también lamentó las bajas que las tropas turcas sufrieron la víspera en el noroeste de Siria.

    "Trasladamos nuestro pésame y hacemos, repito, todo lo posible para garantizar la seguridad de los militares turcos a cargo de la distensión en la zona de Idlib", declaró.

    Al menos 33 soldados turcos murieron y una treintena más resultaron heridos el 27 de febrero en la zona de distensión de Idlib, al verse bajo el fuego del Ejército sirio contra grupos terroristas.

    Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Turquía
    © REUTERS / Turkish Presidential Press Office/Handout
    El Ministerio de Defensa ruso aclaró que, según los datos proporcionados por Turquía, "no había ni debía haber" militares turcos en el lugar en que se vieron bajo fuego.

    Cuando la parte rusa supo de bajas del lado turco en Idlib, según Defensa, tomó medidas para que el Ejército sirio cesara el fuego y Turquía pudiera evacuar a muertos y heridos a su territorio. La aviación rusa, según el organismo militar, no llevó a cabo ninguna operación en el área el 27 de febrero. 

    Ankara, que acusó a Damasco de "ataque traicionero", respondió en la madrugada de este 28 de febrero con bombardeos aéreos y artilleros contra los objetivos del Ejército sirio y afirmó haber neutralizado en las últimas horas a 309 efectivos, cinco helicópteros, 23 carros de combate, 23 cañones y obuses y dos sistemas antiaéreos.

    En opinión del Kremlin, el inicio de una operación militar de Turquía contra el Ejército de Siria es "el peor escenario".

    La tensión en la zona desmilitarizada de Idlib, creada en 2018 por un acuerdo entre los presidentes de Rusia y Turquía, fue en aumento a principios de febrero debido al intercambio de ataques entre los militares turcos y sirios, mientras Damasco desarrolla una ofensiva para recuperar el control de esa provincia, el último bastión de los grupos terroristas y rebeldes.

    El grupo terrorista Hayat Tahrir al Sham (anteriormente conocido como Frente al Nusra, prohibido en Rusia) lanzó el 27 de febrero ataques masivos en Idlib. El Ejército sirio respondió a la ofensiva con un bombardeo aéreo en el que murieron 33 soldados turcos.

    Según el Centro ruso para la Reconciliación, antes de la operación antiterrorista, los oficiales turcos aseguraron que en la zona no se encontraban militares de su país.

    En la madrugada de este 28 de febrero las fuerzas turcas lanzaron varios ataques de represalia contra los soldados sirios que luchan contra los terroristas en Idlib.

    La tensión entre Turquía y Siria ha ido en aumento desde principios de febrero cuando se produjeron los primeros enfrentamientos entre las tropas de los dos países en la gobernación de Idlib, último bastión de los grupos terroristas y las facciones de la oposición armada.

    Desde Moscú calificaron como "el peor escenario" el posible inicio de una operación militar turca contra el Ejército sirio. 

    Tema:
    La escalada de tensión en Idlib (151)
    Etiquetas:
    terroristas, Idlib, Siria, Serguéi Lavrov
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook