En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    0 70
    Síguenos en

    JERUSALÉN (Sputnik) — El grupo palestino islamista Hamás, que controla la Franja de Gaza, advirtió que los bombardeos del Ejército israelí como respuesta al disparo de cohetes desde Gaza contra territorio israelí, a los que denominó "agresión", no lo disuadirán de seguir lanzando ataques contra Israel.

    "La ocupación sionista está bombardeando la Franja de Gaza con agresión y un asedio continuo contra sus residentes", declaró el portavoz de Hamás, Hazem Qasem.

    En su comunicado, Qasem señaló que "esta agresión reforzará la insistencia de nuestro pueblo en continuar la lucha legítima [contra Israel] y no detendrá los esfuerzos de los palestinos para lograr la libertad mediante la expulsión de quienes los ocupan".

    Hamás, que controla Gaza desde 2007, ha disparado decenas de miles de cohetes contra civiles israelíes y se ha enfrentado a tres ofensivas con Israel.

    El Ejército israelí indicó que este 2 de febrero aviones y helicópteros de combate llevaron a cabo ataques contra objetivos de Hamás en el norte de Gaza, horas después de que se disparara un cohete desde la Franja.

    Según el Ejército, fueron bombardeadas una "sala de guerra" de Hamás e instalaciones subterráneas utilizadas por el grupo, entre otros objetivos.

    "Los ataques se llevaron a cabo en respuesta al fuego de alta trayectoria y al lanzamiento de globos incendiarios desde Gaza hacia Israel", confirmó el ejército en un comunicado.

    La web de noticias Shehab, vinculada a Hamás, informó anteriormente de ataques israelíes contra objetivos cerca de la localidad de Beit Lahia, en el norte de la Franja.

    El ministerio de Sanidad de Gaza señaló que no se produjeron víctimas mortales ni heridos en estos bombardeos.

    Israel anunció, a través de su Ministerio de Defensa, que congelaría las importaciones de cemento a Gaza y que impondría otras medidas punitivas en respuesta al lanzamiento de cohetes, que no causó víctimas ni daños.

    También informó de que ha reducido el número de permisos de entrada comercial a Israel otorgados a los habitantes de Gaza y que, a partir de este 2 de febrero, solo concedería 500. En las últimas semanas, el número que solía otorgar Israel era de 5.500 permisos.

    Israel ha permitido las importaciones de cemento en la Franja desde 2014 bajo un mecanismo supervisado por la ONU diseñado para garantizar que los materiales de construcción se utilicen con fines civiles y no para construir túneles u otra infraestructura militar.

    En 2016, Israel congeló las importaciones de cemento durante 45 días después de que se descubriera un túnel transfronterizo.

    El 1 de febrero fue el cuarto día consecutivo que se dispararon cohetes o proyectiles de mortero contra el sur de Israel o se lanzaron globos sospechosos de llevar dispositivos explosivos desde la Franja de Gaza hacia el sur de Israel.

    Se encontraron racimos de globos en los consejos regionales de Laquis y Merhavim, al este de Gaza.

    La tensión entre Israel y Hamás ha aumentado constantemente en las últimas dos semanas después de varios meses de relativa calma. Los temores a una escalada de violencia en Gaza y Cisjordania se han incrementado en los últimos días, tras la publicación del plan de paz de Estados Unidos para Oriente Medio, totalmente decantado hacia Israel.

    Etiquetas:
    Palestina, bombardeos, cohetes, ataque, Israel, Franja de Gaza, Hamás
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook