En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    1130
    Síguenos en

    La cooperación entre Rusia, Turquía e Irán preocupa de verdad a Washington, dado que Ankara es desde hace mucho tiempo uno de sus aliados. Un especialista iraní en los problemas de Oriente Medio, Farzad Ramazani Bonesh, explicó a Sputnik qué efecto pueden tener las relaciones turco-estadounidenses sobre su nueva alianza estratégica.

    "A lo largo del último año hubo avances significativos en el desarrollo de la cooperación trilateral en diferentes ámbitos. Las relaciones entre Rusia y Turquía han mejorado. Al mismo tiempo, Ankara se mostró preparada para ampliar sus relaciones con Teherán", indica el analista.

    Misiles antiaéreos S-400 (archivo)
    © Sputnik / Dmitry Vinogradov
    Bonesh destaca que los intereses de Turquía en varias regiones, como el Cáucaso Norte, Asia Central, Irak y Siria no coinciden en ciertos puntos con los de Irán y Rusia. Sin embargo, el diálogo entre las tres partes continúa, lo que sirve como prueba de su disposición a cooperar en cuestiones de seguridad y en el ámbito geopolítico.

    El entrevistado puso de relieve que, a partir del momento en que Donald Trump se convirtió en presidente de Estados Unidos, las relaciones entre Moscú y Washington empeoraron considerablemente. Asimismo, se han hecho más tensas las relaciones entre Ankara y Washington, a pesar de que ambos países son miembros de la OTAN y cooperan estrechamente en el campo militar.

    El especialista enfatiza que la tirantez en las relaciones otomano-estadounidenses hizo que Ankara reorientara su política exterior hacia la cooperación con Moscú y Teherán. Como resultado, mientras Trump sigue con su retórica agresiva, los tres países intensifican el diálogo, añadió Bonesh.

    A juicio del entrevistado, Estados Unidos y sus aliados en Oriente Medio harán todo lo posible para socavar el proceso de integración entre Rusia, Irán y Turquía.

    Más aquí: Quién y para qué aplaza el final de la guerra en Siria

    "Estados Unidos, que no esconde su interés en la parte norte de Siria, sigue apoyando directa e indirectamente a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) —compuestas mayormente por unidades kurdas—. Esta es la línea roja que no deja ninguna otra opción a Turquía que la de unirse a otros jugadores. Ankara sabe bien que sus intereses no constituyen una prioridad a Washington", cerró Bonesh.

    Además:

    ¿Una 'bomba nuclear' en Oriente Medio?
    Rusia, Turquía e Irán logran separar a los opositores sirios de los terroristas
    Rusia, Turquía e Irán acuerdan una declaración conjunta sobre las zonas de distensión en Siria
    Etiquetas:
    cooperación, alianza, EEUU, Turquía, Irán, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook