Widgets Magazine
14:56 GMT +312 Noviembre 2019
En directo
    Milicianos kurdos en el norte de Siria

    "La colaboración con EEUU en Siria ha sido un terrible error para los kurdos"

    © AFP 2019 / Delil Souleiman
    Oriente Medio
    URL corto
    27631
    Síguenos en

    El plan de EEUU para derrocar al presidente de Siria, Bashar Asad, ha fracasado. Esto significa que los kurdos que apoyan a la Administración Trump lo pagarán muy caro, opina el exembajador de EEUU en Siria, Robert Ford.

    "Obama no dejó a la Administración Trump ni una sola posibilidad de alcanzar sus objetivos", expresó Ford, citado por la revista Newsweek

    Según el exembajador, EEUU ya no podrá vencer al grupo terrorista Daesh —autodenominado Estado Islámico, proscrito en Rusia y otros muchos países—, ni tampoco podrá impedir a Irán consolidar su influencia en la región. 

    Un soldado de EEUU
    © AP Photo / Yonhap/ Jin Sung-chul
    Mientras que Irán y Rusia están apoyando al Gobierno legítimo de Asad y lo protegen de la oposición armada y los grupos terroristas que tratan de organizar el golpe de Estado en Siria, EEUU se ha puesto del lado de la coalición ilegal denominada Fuerzas Democráticas de Siria (FDS).

    Las FDS constan en su mayor parte de kurdos, pero también incluyen a otras minorías étnicas y a los árabes. 

    A pesar del avance de la oposición en la ciudad siria de Al Raqa —considerada la 'capital' de Daesh—,  Ford opina que el plan de EEUU para derrocar a Asad ha fracasado, como también lo ha hecho el plan de lucha contra la influencia de Irán.

    "Irán seguirá imponiéndose con éxito", aseveró Ford, quien se refirió a cómo van a quedar apostadas las tropas en los frentes de Siria en los próximos años.

    De acuerdo con el diplomático estadounidense, Asad y sus alianzas en el oeste e Irán, que apoyan a las tropas gubernamentales, obligarán a EEUU a abandonar la parte oriental de Siria.

    Ford enfatizó que Washington cometió una serie de graves errores luego de que comenzara la crisis en territorio sirio. 

    Uno de estos errores fue el hecho de que Barack Obama y la exsecretaria de Estado, Hillary Clinton, exhortaran a Asad a dejar el poder durante las manifestaciones antigubernamentales masivas que acaecieron en Siria en 2011.

    Ford asegura que era consciente de que la aprobación por parte de EEUU de estas acciones motivaría a las fuerzas opositoras a levantarse en armas contra el Gobierno de Asad, con la esperanza de una intervención de las Fuerzas Armadas estadounidenses. De hecho, un escenario muy similar se desarrolló en Irak.

    Finalmente, la CIA decidió adiestrar y suministrar armas y equipamiento a los grupos rebeldes. Muchos de estos insurgentes formaron posteriormente comandos o fueron absorbidos directamente por Daesh. Cuando empezaron a ocupar las posiciones clave en estos grupos terroristas, EEUU cambió de estrategia y empezó a dar apoyo a las Fuerzas Democráticas de Siria para que luchasen y aniquilasen a Daesh.

    Muchos kurdos que inicialmente apoyaron la sublevación contra Asad esperaban que su participación en la guerra permitiera la creación de una propia provincia autónoma en el norte de Siria parecida a la que hoy en día existe en Irak —Kurdistán iraquí—.

    El exembajador puso el foco en que "la colaboración con EEUU ha supuesto un terrible error para los kurdos". El apoyo de Washington se desvanecerá de la misma forma que lo hizo tras la intervención en Irak y tras la derrota de Daesh en Al Raqa y en otras localidades.

    Lea más: La estrategia de EEUU en Oriente Próximo: cuanta más tensión, mayor beneficio económico

    Además:

    Diputado ruso responde al derribo del Su-22 sirio: "Que EEUU no tiente a la suerte"
    "EEUU proclama al mundo entero que él mismo dicta las leyes"
    El derribo del Su-22: ¿la fase de la intervención militar de EEUU en Siria?
    Etiquetas:
    kurdos, Siria, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik