En directo
    Oriente Medio
    URL corto
    180
    Síguenos en

    El ministro de Medio Ambiente y Planificación Urbana de Turquía, Mehmet Ozhaseki, ha hablado de la grave amenaza de un fuerte terremoto en Estambul en los próximos 10 años. Lo ha hecho en una entrevista con el canal de televisión Haberturk.

    "El 42% del territorio de Turquía se encuentra en una zona [de alta actividad] sísmica. Sin embargo, la ciudad de Estambul se halla sometida al mayor riesgo, porque allí se ubican cuatro fallas de la corteza terrestre, cada una de las cuales, de acuerdo con unos recientes estudios sismológicos, pueden causar temblores en cualquier momento. A juicio de los sismólogos, hasta el año 2030, Estambul puede sufrir un terremoto de magnitud de 7,5 puntos", advierte Ozhaseki.

    El ministro también hizo hincapié en la urgente necesidad de comenzar a trabajar en el fortalecimiento de los cimientos de unos 6 o 7 millones de edificios en todo el país:

    "La mayoría de los edificios construidos después de 1999 se encuentran en buenas condiciones y tienen cimientos sólidos, puesto que fueron levantados de acuerdo con las nuevas regulaciones adoptadas por las autoridades turcas tras el devastador terremoto cerca de Estambul del 17 de agosto de 1999, que se cobró 18.000 vidas.

    Lea también: Científicos revelan el verdadero origen de los megasismos

    Sin embargo, en todo el país hay unos 15 millones de edificios construidos antes de 1999. Al menos la mitad de ellos, sobre todo los de gran altura, se encuentran en alto riesgo en términos de amenaza sismológica. En un futuro próximo, es necesario comenzar a fortalecer los cimientos de esos edificios, cree Ozhaseki.

    Lea más: ¿Por qué fue un gran error establecer la capital de Irán en Teherán?

    Además:

    Un terremoto sacude el centro de Italia
    Un terremoto sacude Indonesia
    Un terremoto de magnitud 7,2 sacude la zona de las islas Fiyi
    Etiquetas:
    edificios, amenaza, peligro, terremoto, Estambul, Turquía
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik