En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 112
    Síguenos en

    Sputnik accedió en exclusiva a los resultados de la encuesta sobre condiciones laborales de los trabajadores de la salud en México durante la pandemia de COVID-19, obtenidas de un cuestionario realizado por el Centro de Análisis Multidisciplinario (CAM) de la UNAM, que reflejan discrepancias con la versión oficial.

    El reporte de investigación número 133 del Centro de Análisis Multidisciplinaria (CAM) presenta las respuestas de una nutrida consulta con 67 preguntas que se realizó de manera digital a trabajadores de salud en México.

    Se recabaron las percepciones de 4064 personas en todo el país, que trabajan en 4281 sitios de atención de salud en distintos niveles del territorio, del sector público y privado (algunas de ellas laboran en dos instituciones distintas).

    El 77% de las personas que respondieron la encuesta fueron mujeres, de las que el 80% están ocupadas como ya sea como médicas o enfermeras.

    Del total de los lugares evaluados en la encuesta, el 58% se encargan directamente de la valoración y/o el manejo de pacientes contagiados del nuevo coronavirus.

    El 87% de las personas indicó que el salario y las prestaciones recibidas en su centro de trabajo no son suficientes para hacer frente a la situación. El 38% respondió que ha aumentado su jornada laboral como consecuencia de la pandemia y de ellos, el 79% dijo que no recibió por ello un aumento de su remuneración.

    Quienes dijeron que el pago no fue suficiente, argumentaron que el bono extra de pago pautado por el Gobierno Federal a los trabajadores de la salud "no les llegó a todos, su acceso fue irregular y únicamente para determinadas categorías" y qué en este contexto, deben destinar parte de su salario a la compra de insumos de protección para ellos y su familia.

    Otros indicaron que tuvieron que trabajar más tiempo para suplir a quienes fueron retirados por ser población de riesgo, pero que tampoco se les hizo un pago extra por ello. Aquellos que refirieron no tener contratos estables o "de base" dijeron que como no tienen acceso a prestaciones de salud, deben pagar por fuera sus medicinas y las pruebas de detección de la enfermedad.

    "Algunos doblan turnos y mencionan que la jornada laboral es tan extensiva e intensiva que por el alto riesgo no pueden ir al baño, tomar descanso, comer o tomar agua", puede leerse en el informe al que accedió Sputnik.

    "Detrás de la amplificación de los medios de la estrategia gubernamental para la contención de la pandemia, se redujeron las voces de quienes han estado atendiendo directamente la misma, que presentan un contraste de realidades", apunta el CAM en el informe.

    Los principales resultados

    Fructuoso Matías, integrante del Colectivo del CAM que trabajó en la elaboración del informe con los resultados de la Consulta a los trabajadores de la salud, explicó a Sputnik que aunque el procesamiento más común para este tipo de trabajos suele utilizarse un muestreo probabilístico, esto fue imposible debido a las condiciones impuestas por la pandemia.

    En cambio, el CAM habilitó un espacio digital para responder la consulta durante diez días del mes de agosto, a partir de quienes se autoseleccionaran para contestar el cuestionario previsto.

    Parte del interés en la elaboración de un cuestionario con preguntas abiertas fue recoger la percepción de los trabajadores de la salud sobre el manejo gubernamental de la pandemia.

    En ese sentido, Matías explicó que al preguntar a los trabajadores por su percepción de las cifras de la pandemia en México, "en general contestan que hay una diferencia pronunciada entre lo que reportan las cifras oficiales y las que ven ellos en el centro de trabajo". El 37% dicen que las cifras nada tienen que ver y el 26% dice que poco.

    Ante la pregunta de si se sienten en condiciones de enfrentar un posible repunte de la enfermedad en el país (que no se había dado en agosto al realizarse la encuesta) el 70% dijo no sentirse preparado para ello y sólo el 13% dijo que sí, el resto comentó que no lo sabían.

    "Es una percepción clara que las circunstancias de trabajo están lejos de las condiciones aceptables para enfrentar la pandemia. A lo largo del cuestionario es recurrente la mención de la falta de materiales y condiciones adecuadas para laborar e incluso, de recibir atención de su salud ante el desgaste sufrido en este tiempo", apuntó el integrante del CAM, Centro de análisis responsable de este trabajo.

    Explicó que los trabajadores han hecho énfasis en que la cifra que se menciona sobre la disposición de "camas con respirador" no implica que exista personal capacitado para trabajar con este material específico; quienes trabajan en el sector público reconocieron condiciones más precarias que los del sector privado.

    Para el experto, es evidente cómo los trabajadores del sector público sufren mayores consecuencias en fallecimientos y complicaciones tras su recuperación, tras haber contraído la enfermedad.

    "Todo esto contrasta el discurso oficial de quienes están en la primera línea de atención. Los homenajes que los presentan como héroes no reflejan que los trabajadores de la salud siguen siendo quienes sostienen las consecuencias de las fallas estructurales del sector", concluyó.

    Etiquetas:
    COVID-19, pandemia, salud, México
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook