En directo
    Opinión & Análisis
    URL corto
    Por
    0 312
    Síguenos en

    SAN SALVADOR (Sputnik) — El presidente Nayib Bukele podría tener que renovar su gabinete el próximo año, pues buena parte de sus ministros y otros altos funcionarios aspiran a ganar una alcaldía o diputación en las elecciones que realizará El Salvador en 2021.

    Nuevas Ideas, el partido que fundó Bukele tras ser expulsado en 2017 del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), compite con muchos rostros conocidos de la política, con el denominador común de su incondicionalidad hacia el jefe de Estado.

    Nayib Bukele, presidente de El Salvador
    © REUTERS / Servicio de Prensa de la Presidencia de El Salvador
    Entre las figuras de peso que darían un paso al lado destacan el ministro de Gobernación, Mario Durán, quien aspira a la alcaldía de San Salvador, y el secretario privado de la Presidencia, Ernesto Castro, que apunta a la Asamblea Legislativa.

    A su vez, también buscan un escaño la ministra de Cultura, Suecy Calleja; la directora del Instituto Nacional de la Juventud, Marcela Pineda; o el comisionado para Asuntos Estratégicos, Luis Rodríguez.

    En total, la mitad de los 34 candidatos que llevará el partido cian a los comicios legislativos por los departamentos de San Salvador y La Libertad son empleados de la actual administración, y otros tienen un pedigrí polémico, o cuando menos, notorio.

    Entre esos destaca Walter Araujo, exdiputado y expresidente de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y rival de Bukele por la alcaldía capitalina con la Gran Alianza por la Unidad Nacional, que ahora es un furibundo defensor del mandatario.

    En resumen, la plantilla de Nuevas Ideas para los comicios de 2021 incluye a empleados de instituciones autónomas del Gobierno, de los ministerios de Salud, Agricultura y Ganadería, la Cancillería de la República, entre otros.

    Un eventual triunfo de actores afines al Ejecutivo cambiaría la actual correlación entre los poderes del Estado, pues las principales fuerzas de oposición podrían perder el control del voto en la Asamblea y de la mayoría de las alcaldías.

    "La elección de funcionarios se podría ver como una estrategia de Nuevas Ideas de llevar funcionarios que han pasado un año en exposición pública y que son de los más fieles al presidente, para que se conviertan en diputados", estimó Acción Ciudadana, plataforma especializada en controlaría social.

    Primarias salpicadas por el fraude

    Xavier Zablah, primo de Bukele y presidente de Nuevas Ideas, consideró un "éxito" las primarias, realizadas mediante voto electrónico, para ser coherentes con el reclamo del Ejecutivo de una cuarentena total que permita contener la actual pandemia de COVID-19.

    Zablah no dudó en afirmar al cierre de la jornada que "no ha habido elecciones más transparentes en la historia de El Salvador", pero se cuidó de no mencionar las denuncias de fraude admitidas por las propias autoridades electorales del partido.

    La Comisión Nacional Electoral de Nuevas Ideas confirmó los intentos de suplantar la identidad de varias decenas de afiliados mediante la compra de chips telefónicos, y aseguró que una comisión de ética investiga las denuncias para sancionar a los infractores.

    El proceso quedó empañado por denuncias de compra e inducción de votos, desafiliaciones, acoso de militantes, desinformación, violación al silencio electoral, e incluso desde el exterior fue tildado de "farsa".

    Entre el descontento y el desencanto

    Las primarias de Nuevas Ideas dejaron una estela de descontento entre muchos de los que votaron por un cambio en las presidenciales de 2019, convencidos de que hacían historia para desterrar a "los mismos de siempre", como llamaba Bukele a Arena y al FMLN.

    Varios simpatizantes y afiliados de Nuevas Ideas incluso se concentraron en los alrededores de la plaza Divino Salvador del Mundo para exigir la destitución de Zablah y la anulación de las internas, por considerar que fueron manipuladas.

    Sin embargo, una eventual repetición del proceso quedó descartado, pues el 29 de julio vence el plazo establecido por el Tribunal Supremo Electoral para la elección de los candidatos a alcaldes, concejales y diputados a la Asamblea y al Parlamento Centroamericano.

    Por lo pronto, ya Nuevas Ideas hizo sus internas y cumplió con el trámite establecido por la Ley de Partidos Políticos, y ahora solo le resta proteger su imagen durante los próximos seis meses, para hacer valer en las urnas el favoritismo reflejado en los sondeos.

    Etiquetas:
    Centroamérica, Nayib Bukele, elecciones, El Salvador
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook