En directo
    Insólito
    URL corto
    1220
    Síguenos en

    En un documental dedicado al aniversario de la coronación de la reina Isabel II se revela el asombroso papel que jugó su majestad en un complot de EEUU para derrocar al Gobierno democrático de Irán en 1953.

    El documental de Canal 4 La reina y el golpe que se estrenará el 14 de junio, explora cómo un mensaje malinterpretado ayudó a la CIA y al Reino Unido a organizar un golpe de Estado que derrocó al primer ministro iraní elegido democráticamente, Mohammad Mosaddeq. 

    Al principio de los años 1950, en Irán creció la confrontación política entre el primer ministro y el sha Mohammad Reza Pahleví. Asimismo, la política petrolera de Mosaddeq generó descontento entre la élite británica. Por su parte, EEUU temió la propagación de la influencia soviética en Irán. De esta manera, las inteligencias de los dos Estados decidieron realizar un golpe de Estado con el fin de cambiar el poder en el país persa. 

    Mosaddeq logró culpar al sha del intento de golpe de Estado y centrar en su figura el descontento popular. 

    El sha de Irán pensaba abandonar el país, lo que habría contribuido a destruir el complot británico-estadounidense antes de que pudiera ponerse en práctica. Sin embargo, intervino el destino.

    El 27 de febrero de 1953, el entonces secretario de Estado de EEUU, John Foster Dulles, recibió un cable secreto de la Embajada estadounidense en Londres. El mensaje era del ministro de Asuntos Exteriores británico, Anthony Eden. 

    "El Ministerio de Relaciones Exteriores nos informó esta tarde de un mensaje de Anthony Eden de la reina Isabel, expresando su preocupación por los últimos acontecimientos en relación con el sha y la esperanza de que podamos encontrar algún medio de disuadirlo de abandonar el país", decía el telegrama. 

    Los funcionarios en EEUU interpretaron la nota del Reino Unido como una estrategia para instar al sha a permanecer en el lugar, explicó Rory Cormac, profesor de relaciones internacionales de la Universidad de Nottingham, uno de los dos académicos que descubrieron los documentos en el archivo, citado por NBC News.

    El Museo de Automóviles de la Realeza en Irán
    © Sputnik / Soheil Ghanbarzadeh
    EEUU decidió usar esta nota de alguien a quien el sha realmente respeta, la reina, líder de las familias reales mundiales, agregó.

    Loy Henderson, el embajador de EEUU en Teherán, inmediatamente trató de concertar una reunión con el sha para entregarle el mensaje. Sin embargo, un ayudante del palacio rechazó la solicitud de una reunión porque el sha esperaba que el primer ministro Mosaddeq llegara para despedirlo.

    Henderson procedió entonces a decir el mensaje al sha a través del ayudante de palacio por teléfono, utilizando un lenguaje codificado.

    Aunque no está claro si el sha entendió el mensaje, descartó rápidamente sus planes de huir de Teherán, señaló Richard Aldrich, profesor de política y estudios internacionales de la Universidad de Warwick.

    "Dio un giro de 180 grados", explicó, al indicar que según su evaluación "este golpe habría sido mucho, mucho menos probable que ocurriera si el sha hubiera huido".

    Mientras tanto, en Londres, la Embajada de EEUU pronto descubrió que la nota que había transmitido de los funcionarios británicos podía ser confusa.

    Refiriéndose a su mensaje anterior, la Embajada explicó que el nombre "la reina Isabel se refiere, por supuesto, a la nave y no al monarca", según un segundo mensaje descubierto en el documental.

    El ministro de Asuntos Exteriores británico había enviado su confusa nota a bordo de un barco, el RMS Queen Elizabeth, mientras viajaba a Canadá.

    Así que no había ningún mensaje para el sha de la reina. No había ninguna diplomacia real de alto secreto en juego. Fue solo un error garrafal causado por una nota escrita confusamente.

    "Está mal redactada, y no culparía en absoluto a los norteamericanos por malinterpretarla", afirmó Cormac.

    La Embajada estadounidense en Londres envió un mensaje a Washington en el que lamentaba la falta de claridad.

    "No fue sino hasta la relectura del mensaje de esta mañana que se nos ocurrió que estaba abierto a una mala interpretación", se comunicó.

    Los funcionarios estadounidenses decidieron no decirle a sus homólogos británicos sobre la confusión. El Gobierno británico se habría indignado al descubrir que la reina estaba siendo invocada como una herramienta en una operación encubierta de cambio de régimen, reveló Cormac.

    En cuanto al sha, los norteamericanos eligieron no corregir el mensaje.

    "No quieren que el sha se dé cuenta de que esencialmente ha sido mal informado, quizás incluso engañado sin querer", dijo Aldrich.

    "Le han persuadido de que corra riesgos... Y todo esto, en cierta medida, se basa en una premisa falsa. Cree que ha recibido un mensaje de un monarca a otro. En realidad ha recibido un mensaje de un barco", añadió.

    El golpe para derrocar a Mosaddeq fue lanzado en agosto del mismo 1953. El 19 de agosto, el sha despidió a Mosaddeq como primer ministro e instaló un gobierno militar. El propio sha fue derrocado en la revolución iraní de 1979 tras protestas masivas. Los estudiantes y otros activistas de la oposición citaron el golpe de 1953 como una justificación parcial de la revolución.

    En 2013, la CIA admitió públicamente por primera vez su participación en el golpe de 1953.

    Etiquetas:
    Mohammad Reza Pahleví, golpe de estado, EEUU, Irán, Isabel II
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook