En directo
    Insólito
    URL corto
    0 22
    Síguenos en

    En medio de la cuarentena obligatoria vigente en Argentina, una de las estrellas televisivas más importantes del país logró tomar un avión privado y escapar hacia Uruguay, el país vecino en el que tiene una residencia de lujo y en el que las restricciones a la circulación de personas son menores.

    Susana Giménez es una de las figuras televisivas más famosas de Argentina. Con 76 años, lleva una carrera de más de 50 años en el cine, el teatro y la televisión que le valieron ser una de las protagonistas indiscutibles de la farándula argentina. En los últimos años, su presencia en los medios estuvo más ligada a frases polémicas que por sus actividades artísticas.

    Alejada por el momento de su clásico programa de televisión, la diva cumplía la cuarentena obligatoria iniciada el 20 de marzo en su mansión (ubicada en un terreno de más de 800 metros cuadrados) en el exclusivo Barrio Parque de la Ciudad de Buenos Aires.

    A pesar de las comodidades de su hogar, Giménez decidió cambiar de aire y en las últimas horas sorprendió al lograr viajar en avión hacia Uruguay, a pesar de que las fronteras entre ambos países se encuentran cerradas y solo se permiten vuelos y humanitarios.

    "Pedí permiso, por supuesto, y me lo dieron. Tengo residencia porque tengo casa acá, personal que pagar, animales y estaba muy preocupada. Me parece que después de 65 días encerrada en mi casa sola tenía derecho a venir acá", reveló la conductora de televisión en entrevista con el canal argentino TN.

    Giménez desestimó las críticas sobre la ilegalidad de su viaje en un momento en que los vuelos internacionales están restringidos. En ese sentido, explicó que debió pedir autorización al consulado uruguayo en Buenos Aires y recibió la autorización de la Cancillería. 

    "Leí en internet que solamente vuelan los aviones sanitarios y no es así, hay gente que tiene residencia en otros lados y puede viajar", sostuvo, indicando que al tener residencia uruguaya también paga impuestos en ese país y tiene empleados a su cargo.

    Si bien logró obtener la habilitación necesaria para viajar, Giménez protestó por los trámites que debió completar. "Tenés que llenar más papeles que si hubiera ido a Rusia durante el comunismo", sostuvo. De todos modos, valoró como positivo que al llegar a territorio uruguayo se le tomó la fiebre.

    En Uruguay no rige una cuarentena obligatoria e incluso el Gobierno analiza procesos de reapertura para varios sectores de la economía, así como el regreso a clases en todo el país. De todos modos, mantiene protocolos que obligan a quienes lleguen desde el exterior a permanecer en cuarentena durante 14 días.

    "Ahora estoy en cuarentena en mi casa con mis perros, feliz. Catorce días tengo que estar acá", detalló, consignando que viajó acompañada de su hermano Patricio Giménez, excantante y compositor.

    La casa en la que deberá cumplir la cuarentena es conocida como La Mary —nombre con que la diva la bautizó en honor a uno de los personajes que interpretó en el cine—, una mansión de 1.500 metros cuadrados ubicada en Rincón del Indio, un pequeño pero exclusivo balneario cercano a Punta del Este.

    Etiquetas:
    cuarentena, Punta del Este, Uruguay, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook