En directo
    Europa
    URL corto
    0 61
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — Un periodo de cuatro semanas de confinamiento, hasta el 2 de diciembre, volverá a imponerse en Inglaterra para hacer frente al fuerte y rápido avance de la segunda ola de coronavirus, según confirmó el primer ministro británico, Boris Johnson.

    "Continuaremos siendo pragmáticos en nuestro enfoque local, pero hemos de ser humildes ante la naturaleza", admitió Johnson en un mensaje televisado a la nación.

    El primer ministro reconoció con cuidada sutileza el fracaso de su reciente estrategia para contener el COVID-19, que enfocó en restricciones a nivel regional, desoyendo el consejo de los asesores científicos y las demandas de la oposición política.

    Los colegios, universidades y guarderías seguirán abiertos durante la nueva cuarentena, que entrará en vigor el jueves 5 de noviembre después de pasar los debidos trámites parlamentarios.

    También la construcción y la industria manufacturera podrán mantener sus operaciones activas en Inglaterra, junto con los comercios considerados esenciales.

    Por el contrario, el sector de hostelería, de entretenimiento, cultural, de ocio y el comercio en general se verán obligados a echar la persiana, al tiempo que se relanza el mensaje de "estad en casa", imperante al principio de la pandemia.

    "El virus está esparciéndose más rápido que en el peor escenario razonable de nuestros asesores científicos, cuyos modelos sugieren que, si no actuamos ahora, podríamos ver miles de decesos al día, una cota de mortalidad superior a la de abril", señaló Johnson.

    El jefe del Gobierno del Reino Unido, que en cuestiones sanitarias del COVID-19 solo tiene competencias sobre Inglaterra, advirtió de que los hospitales podrían saturarse en unas seis semanas, lo cual sería un "desastre médico y ético".

    Compareció en su residencia oficial de Downing Street junto con los dos asesores jefes en medicina y ciencia, que presentaron gráficos de la crítica situación en tiempo real y en proyecciones consensuadas de los equipos de expertos.

    "Todos los modelos indican la posibilidad de que este invierno se produzca el doble o más de muertes que durante la primera ola, si no se hace nada", señaló el profesor Sir Patrick Vallance.

    Sin embrago, Johnson se declaró "optimista" de que todo "mejorará para la primavera" gracias a nuevos fármacos, vacunas y, más a corto plazo, los test de COVID-19 con resultados rápidos (similar a las pruebas caseras de embarazo).

    "Voy a repetir los tres rayos de sol: la perspectiva de medicinas mejores, la perspectiva real de una vacuna y las esperanzas y la confianza que tengo en los test que vamos a lanzar por todo el país", prometió.

    El primer ministro aseguró que el confinamiento estará respaldado económicamente por el programa de retención de empleo durante la pandemia, que expiraba hoy y se mantendrá hasta final de año.

    Escocia, Gales e Irlanda del Norte siguen sus propias pautas para frenar la propagación del coronavirus y se adelantaron a Inglaterra en la imposición de distintivas fases de confinamiento.

    Etiquetas:
    coronavirus, confinamiento, Reino Unido, COVID-19
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook