11:03 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Tarjetas Visa

    Europa sigue el ejemplo de Rusia y China y crea su alternativa de Visa

    © AP Photo / Patrick Semansky
    Europa
    URL corto
    61271
    Síguenos en

    20 bancos europeos están desarrollando un sistema de pago paneuropeo que puede reemplazar las tarjetas Visa y MasterCard. Se llama PEPSI, Pan-European Payment System Initiative.

    Según las fuentes de la agencia AFP, la mayoría de los bancos franceses, así como el Deutsche Bank alemán están involucrados en el desarrollo del sistema. Sin embargo, ningún banco europeo ha confirmado oficialmente su participación en el proyecto.

    Las fuentes de AFP explican que la iniciativa de crear el sistema fue "inicialmente política". El Banco Central Europeo se preocupó por la soberanía de los pagos en 2017.

    Según Retail Banking Research, los estadounidenses lideran el mundo de las tarjetas de pago con 2.200 millones de Visa y 1.900 millones de MasterCard. También existen Diners Club (107 millones de tarjetas) y American Express (70 millones de tarjetas), ambos también de EEUU.

    Aunque en Europa siempre han existido sistemas locales, nacionales, en los últimos años han perdido terreno. "En Europa, cada 9 de cada 10 euros de pagos con tarjeta se realizan con Visa o MasterCard", dijo al diario ruso Vzglyad, Ivan Kapustianski, asesor financiero y experto en inversiones personales.

    Sin embargo, el mundo de los sistemas de pago está cambiando activamente. En términos de número de tarjetas, el principal competidor de los estadounidenses es el gigante chino Union Pay, que emitió 3.500 millones de tarjetas. Ya en 2017, Union Pay representó el 44% de todas las tarjetas de pago en el mundo, mientras que Visa y MasterCard representaron el 21% y el 16% de todas las tarjetas, respectivamente.

    "Sin embargo, el sistema de pago chino cubre principalmente a los países asiáticos que absorben tal volumen de tarjetas debido a la extremadamente alta cantidad y densidad de la población en la región. Al mismo tiempo, los estadounidenses reinan en Europa", señala Mark Goichmann, jefe del grupo de analistas CAFT.

    Y no solo China tiene sus propios sistemas de pago. Después de la introducción de las sanciones occidentales Rusia ha creado su tarjeta Mir aceptada en siete países, incluida Turquía.

    "El ejemplo del sistema de pago ruso Mir mostró que el rechazo de los sistemas internacionales no solo es posible, sino también razonable desde el punto de vista de la seguridad, así como una forma de reducir el impacto de la presión de las sanciones", explica Serguéi Alpatov, director comercial de la compañía Chronopay.

    "Los europeos decidieron seguir el camino de China y Rusia, que crearon sus propios sistemas de pago nacionales. Son comprensibles los motivos de Moscú y Pekín, pero ¿por qué está haciendo esto la Unión Europea? Después de todo, Estados Unidos no impuso sanciones contra ella y no ha lanzado ninguna guerra comercial. Al mismo tiempo, si Moscú anunció en voz alta la creación de su propio sistema de pago nacional en condiciones de presión occidental, Bruselas lo está haciendo en silencio. ¿De qué tiene tanto miedo?", nos pregunta la corresponsal de Vzglyad, Olga Samofálova.

    Los analistas rusos suponen que Bruselas está pensando en su soberanía, la independencia de Europa de los sistemas de pago estadounidenses y, en el futuro, chinos.

    Y no solamente es una cuestión de finanzas.

    "Además del hecho de que las empresas estadounidenses controlan el mercado de pagos sin efectivo en la UE, también tienen información sobre los datos personales de los ciudadanos de la UE, lo que también conlleva ciertos riesgos, especialmente en el contexto de guerras comerciales", concluye Kapustianski.
    Etiquetas:
    MasterCard, Visa, Europa, China, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik