11:40 GMT +315 Noviembre 2019
En directo
    Josep Borrell, el canciller español

    El próximo jefe de la diplomacia europea apuesta por profundizar las capacidades militares

    © REUTERS / Luisa Gonzalez
    Europa
    URL corto
    0 21
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — El próximo Alto representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, el todavía canciller español Josep Borrell, reafirmó su apuesta por el desarrollo de las capacidades militares del club comunitario para consolidarse como un actor global con "independencia estratégica".

    "Los europeos reclaman una Europa que tenga más capacidades y competencias en política exterior, seguridad y defensa", dijo Borrell en un desayuno informativo organizado en Madrid por asociaciones de la industria armamentística.

    En opinión de Borrell, el desarrollo de una política de defensa común, así como de las capacidades necesarias para llevarla a cabo, permitirá a la Unión Europea "tener una voz más fuerte en el mundo" y "defender sus intereses".

    A su modo de ver, la consecución de una "independencia estratégica" de la UE es vital si se tiene en cuenta "el mundo que se viene", marcado por la inestabilidad en Oriente Medio o el norte de África, además de por el "repliegue hacia sí mismo" de EEUU.

    El mandatario español subrayó que la Unión Europea no pretende "construir unas capacidades y una operatividad europeas excluyentes respecto a la OTAN" sino que tratará de "construir capacidades complementarias" para alcanzar sus propios objetivos.

    "No tendremos independencia estratégica, por mucho que la declamemos y reclamemos, si no tenemos una base tecnológica a la medida de nuestra ambición", señaló.

    Para el desarrollo de esas capacidades —por las que Borrell hace una apuesta decidida— el club comunitario necesitará dotarse de herramientas financieras, pero sobre todo necesitará orientar mejor sus inversiones, focalizándolas en objetivos comunes.

    En ese sentido, el próximo alto representante destacó que en el año 2017 los Estados miembros de la Unión invirtieron en defensa alrededor del 1,4% del PIB comunitario, unos 250.000 millones de euros, más de lo que gastan potencias como China o Rusia.

    Pese a ese volumen de gasto, Borrell recordó que la Unión Europea no es todavía un actor con un peso geopolítico ni una presencia militar comparable a estos países, algo que achacó a la falta de objetivos, doctrinas y capacidades comunes.

    "El problema para construir una Europa de la defensa es que no tenemos una base doctrinal compartida sobre cuáles son nuestras amenazas y nuestros riesgos; muchos países siguen apegados a concepciones nacionales que son legítimas, pero que ya no pueden servir en el mundo en el que vivimos", argumentó.

    Borrel explicó que la Unión Europea es un "universo particular" compuesto por una amalgama de países en el que coinciden desde potencias nucleares como Francia hasta países muy pequeños sin apenas peso en el panorama global.

    "Intentar construir una base doctrinal compartida por un número tan elevado y heterogéneo de agentes con concepciones distintas de su papel en el mundo es una tarea complicada", insistió Borrell.

    Pese a las dificultades, el todavía canciller español se comprometió a dedicar buena parte de su trabajo en Bruselas durante los próximos años para abordar el "reto" de que "ese mosaico de países grandes y pequeños superen sus diferencias históricas" con el objetivo de "poder actuar en el mundo en defensa de sus intereses comunes".

    "No pretendo que haya una sola voz, me conformo con que sea un coro afinado. Es utópico pensar que mañana o pasado mañana vamos a tener una sola voz en materia de defensa o de seguridad", añadió.

    Borrell dice ser consciente de que el proyecto de defensa común se encuentra todavía en fase embrionaria, pero se muestra convencido de que esta tarea debe ser puesta en el centro de la acción política comunitaria porque "si Europa quiere resistir en el mundo que se nos viene encima haría bien en unirse más".

    Etiquetas:
    gastos militares, defensa, Josep Borrell, UE
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik