En directo
    Europa
    URL corto
    0 34
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El primer ministro británico, Boris Johnson, ha rechazado reunirse con exministros conservadores opuestos a un Brexit duro y ha amenazado con expulsarlos del partido si se rebelan contra su Gobierno.

    El Parlamento se reanuda el 3 de setiembre, tras las vacaciones estivales, y veteranos diputados 'tories' están amañando con la oposición vías legislativas para bloquear una retirada abrupta de la Unión Europea y forzar al Ejecutivo a solicitar una nueva extensión de la fecha prevista, el 31 de octubre.

    "Parecen [en el Gobierno] bastante preparados para una rebelión y para purgar después del partido a los que apoyen la rebelión", declaró a la BBC David Gauke, ministro de Justicia hasta finales de julio.

    La purga se ejecutaría expulsando del grupo parlamentario a los conservadores que voten en contra del Gobierno Johnson en un proyecto de ley o moción de emergencia prevista esta misma semana.

    Este potencial grupo de rebeldes verían vetada su candidatura a las próximas elecciones generales, que la crisis del Brexit puede precipitar este mismo otoño.

    Johnson perdería la mayoría parlamentaria —de un escaño contando a los diez diputados unionistas norirlandeses— si cumple con su amenaza de eliminar a sus críticos.

    Las legislativas podrían ser forzadas por el Ejecutivo, que ha anunciado inminentes inyecciones de capital en educación, fuerzas policiales y autoridades municipales en áreas marginales que votaron por el Brexit en el referéndum de 2016.

    Downing Street señaló que el nuevo mandatario "no quiere forzar una elección" y "está trabajando" para sacar al Reino Unido de la UE el 31 de octubre.

    Johnson se reunirá con su Gabinete al término de la jornada laboral y convocará después a los diputados de su partido a un encuentro en el jardín de Downing Street.

    Etiquetas:
    Brexit, Reino Unido, Boris Johnson
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook