Widgets Magazine
10:56 GMT +315 Septiembre 2019
En directo
    La bandera de la Unión Europea (imagen referencial)

    Ciudadanos legales uruguayos nacidos en terceros países, impedidos de viajar a Europa

    © REUTERS / Fabrizio Bensch
    Europa
    URL corto
    0 40
    Síguenos en

    MONTEVIDEO (Sputnik) — Un grupo de ciudadanos legales uruguayos exige a las autoridades de la Cancillería que realicen cambios en sus pasaportes, donde figuran con la nacionalidad del país donde nacieron, para evitar que se les impida el ingreso al espacio Schengen en Europa y a otros destinos que piden visado.

    "Yo llegué a Uruguay en 1951, tenía cuatro años y medio; viví en Uruguay toda la vida", dijo a Sputnik Teresa Lin, a quien hace unos meses le impidieron tomarse un avión rumbo a Europa dado que en su pasaporte uruguayo figura como nacional china.

    China es uno de los países cuyos ciudadanos deben tramitar una visa para ingresar al denominado espacio Schengen, conformado por 26 naciones europeas que abolieron los controles de personas y bienes en sus fronteras comunes a través de un acuerdo de 1985.

    Lin, quien vive en Uruguay desde hace más de medio siglo, dice que "siempre fue uruguaya", y que ni siquiera tiene la ciudadanía china, mucho menos la posibilidad de obtenerla y tramitar el pasaporte.

    "Yo no figuro en el registro cívico chino. (Cuando su familia se fue de China, en 1949) era plena guerra, todo el mundo se iba y no se llevaban los certificados de nacimiento", dijo, y añadió: "Mi padre y mi madre se volvieron a casar en Uruguay; no tenían ni libreta de matrimonio".

    Según varios casos consultados por esta agencia, esta situación, inédita hasta hace unos meses, está ocurriendo cada vez con mayor frecuencia, afectando a personas que residen hace décadas en el país.

    Alí Haghjou nació en Irán, y en 1991 se radicó con su familia en Uruguay.

    Arquitecto de profesión, ha viajado "por cerca de 40 países" con su pasaporte uruguayo, y "más allá de algún cuestionario extra por ser iraní", nunca tuvo problemas.

    Sin embargo, la situación lo tocó de cerca.

    Hace unos meses su hermana comenzó los trámites para irse a vivir a España, pero para sorpresa de ella y de su familia, en la embajada del país europeo le explicaron que para poder viajar iba a tener que tramitar una visa, ya que por más que tuviera un pasaporte uruguayo en el documento figura que su nacionalidad es iraní, país al que se le exige visado.

    "Le dijeron que por ser iraní necesitaba una visa, pero con el pasaporte uruguayo no le pueden dar visa por ser iraní. Entramos en un loop (repetición constante). Increíblemente tuvo que volver a tramitar el pasaporte iraní, solicitar una visa acá en el consulado como ciudadana iraní, y se lo dieron, y viajó con el pasaporte iraní", contó Haghjou.

    El pasado 10 de julio, el consulado de España en Uruguay emitió un comunicado en el que advierte de esta situación a los ciudadanos legales del país sudamericano.

    "Los titulares de pasaporte de Uruguay en el que conste que se trata de ciudadanos legales uruguayos pero con nacionalidad de un tercer país y que deseen viajar a España o a cualquiera de los países del espacio Schengen, deberán cumplir los requisitos correspondientes a su nacionalidad de origen", consigna el texto.

    Esto significa que quienes sean nacionales de países "sometidos al requisito de visado Schengen", deberán tramitar una visa para viajar.

    "Después de ese comunicado fue un balde de agua fría, porque pasás a ser nada, quedás como en el éter", lamentó Haghjou.

    Requisitos

    Según el director de Asuntos Consulares de la cancillería uruguaya, Jorge Muiño, se trata de "un requisito nuevo" de la Unión Europea (UE), que entiende que si la nacionalidad de origen de una persona es de un país que requiere visado, por más que cuente con un pasaporte uruguayo, debe tramitar una visa.

    "Desde Uruguay hemos hecho varias gestiones con la UE y nuestra Embajada también en Bruselas, pero por ahora no hemos tenido resultado positivo", explicó el diplomático a Sputnik.

    Muiño añadió que cuando la UE decretó la exención de visas, manifestó que el pasaporte uruguayo no necesitaba visado, "en el entendido que era igual la ciudadanía natural que la legal".

    "Hoy no están entendiendo eso y les solicitan visa", afirmó.

    No obstante, fuentes de la Embajada de la Unión Europea en Uruguay aseguraron a esta agencia que la normativa no es nueva.

    "No hubo ningún cambio en la reglamentación de la UE respecto a la situación de Uruguay", afirmaron.

    Desde la sede diplomática de la UE señalaron que la solución depende de Uruguay, no de los países que integran el espacio Schengen.

    "La UE no puede cambiar su reglamento por un solo país; se está esperando que el Estado uruguayo resuelva el tema. La UE es muy consciente del problema, pero no puede cambiar su política en el espacio Schengen por Uruguay", afirmó la fuente, quien confirmó que la diplomacia del país sudamericano ha realizado gestiones y que "hay buena voluntad y preocupación de ambos lados".

    Soluciones

    En la misma línea que las autoridades europeas opina Javier Volonté, "promotor de derechos humanos", quien ha estado en contacto con algunas de las personas y familias que han pasado por esta situación.

    "Este asunto se soluciona únicamente, y por eso es un tema político, en la UE, El embajador uruguayo en Bruselas tiene que lograr plantear la posición uruguaya de que el pasaporte tiene que tener la validez que tenía antes, tiene que recobrarla", afirmó Volonté, quien sostiene que conoce al menos a unas 50 personas afectadas.

    Para Volonté, quien integra la comisión de derechos humanos del opositor Partido Nacional, la cancillería uruguaya "funciona a impulsos y de forma improvisada", y maneja "todo con un hermetismo tremendo".

    No obstante su filiación política, Volonté explicó que este tema lo maneja a título personal, y que si bien ha mantenido "reuniones informales", tanto con legisladores como con autoridades de la cancillería, es muy difícil que la situación se solucione en el corto plazo, ya que para ello se requiere una reforma de la Constitución, un trámite nada sencillo en Uruguay.

    Incluso en caso de pasar por el engorroso trámite legislativo, una reforma constitucional debe ser aprobada en un plebiscito, el cual debe ser realizado junto a la siguiente elección nacional.

    Uruguay celebra elecciones este 27 de octubre, por lo que cualquier iniciativa en este sentido recién podrá ser saldada en cinco años.

    Un trámite en principio más sencillo es la modificación de la Constitución a través de una nueva ley constitucional, pero incluso para esta opción se necesita una amplia aprobación en las dos cámaras del Parlamento y luego una votación popular.

    Según Volonté, el problema es que ya no solo Europa está impidiendo el ingreso de ciudadanos legales uruguayos, y puso el ejemplo de una persona de origen venezolano quien, pese a tener pasaporte uruguayo, se le exigió la tramitación de una visa.

    Desde la Embajada japonesa en Uruguay informaron a Sputnik que "Japón mira la nacionalidad", no la ciudadanía, y que aunque tuviera pasaporte uruguayo, esta persona en cuestión "era venezolana".

    También desmintieron que fuera una medida nueva.

    "Es una regla internacional; una medida de hace mucho tiempo", afirmaron.

    Según datos de la cancillería uruguaya, entre 2006 y 2018 el Gobierno del país sudamericano expidió 3.770 ciudadanías legales.

    De estas, unas 800 corresponderían a personas de países a los que se le solicita visa para ingresar al espacio Schengen.

    Etiquetas:
    migración, Schengen, pasaporte, Uruguay
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik