01:07 GMT +313 Diciembre 2018
En directo
    El canciller de Austria, Sebastian Kurz, y el presidente de Rusia, Vladímir Putin

    EEUU quiere que Rusia deje de 'dominar' a Austria

    © Sputnik / Alexei Druzhinin
    Europa
    URL corto
    9338

    El Departamento de Estado de EEUU publica un informe en el que se detallan los objetivos del país a la hora de cooperar con Austria y la estrategia que Washington deberá seguir en sus relaciones con el país alpino. El documento dedica varios párrafos a la inquietud que despierta la dependencia energética de Austria del gas ruso.

    El documento advierte de que tanto Rusia como China están aumentando cada vez más su influencia en Austria y en la región y que, por tanto, es urgente dedicar esfuerzos para contrarrestarla. Parte de esa influencia que Rusia mantiene sobre Austria la achaca a la necesidad de Viena de comprar gas al gigante euroasiático.

    El informe menciona también el carácter 'prorruso' del Partido de la Libertad de Austria, al frente de la cartera de Interior y tercera fuerza en el Parlamento.

    "El hecho de que el Partido de la Libertad de Austria, de derecha y populista, esté al frente del Ministerio del Interior, nos brinda oportunidades y retos [en la lucha contra el terrorismo]. Interior reconoce que nuestra habilidad a la hora de ayudar a Austria en la lucha antiterrorista (…) es de calidad y tiene su impacto. Al mismo tiempo, su postura prorrusa nos da que pensar sobre el tipo de información delicada que compartimos con Austria", explica el informe.

    Alexéi Pushkov, presidente de la comisión de Política Informativa del Consejo de la Federación de Rusia, ha declarado al periódico Vzglyad que "Estados Unidos se está esforzando en muchos frentes para limitar las buenas relaciones entre Rusia y toda una lista de países cercanos".

    Menciona los casos de la India, de China y de Alemania, además del de Austria. Añade también que todo lo que implique malas relaciones entre Viena y Moscú es bueno para los intereses de Washington.

    En este sentido, señala Pushkov que la nueva estrategia que Washington se plantea seguir con Austria durante los próximos cuatro años está relacionada con la trama de espías rusos que salpicó a la prensa, en la que un coronel austriaco de 70 años fue acusado de pasar información a los servicios secretos rusos durante más de dos décadas. El senador ruso lo justifica recordando que servicios de inteligencia de Estados Unidos también operan en países aliados.

    Esto te puede interesar: Putin se lo pasa en grande en la boda de la ministra de Exteriores austriaca

    Sobre la misma trama Pushkov asegura que las buenas relaciones entre Viena y Moscú no se echarán a perder. "Austria es un país neutral", recuerda, que "valora su relación con Moscú y presta gran atención a la seguridad europea".

    Otro senador ruso, el coronel retirado Ígor Morózov, coincide en Vzglyad con Pushkov: la importancia que se le da a las dimensiones política y energética en la estrategia estadounidense con Austria tiene mucho que ver con la detención del coronel austriaco. Y añade que la diplomacia rusa deberá estar ojo avizor ante los conflictos que "provocará" la inteligencia estadounidense y la británica.

    En lo que respecta al gas ruso que consume Austria, el informe señala que "sigue siendo un reto importante que Rusia controle el mercado gasístico en Austria y en la región". Advierte que ese control ha aumentado durante los últimos años y que por esa razón Estados Unidos se esforzará a largo plazo en promocionar fuentes alternativas de gas que puedan sustituir al ruso, haciendo referencia al gas natural licuado estadounidense, dos o tres veces más caro que el ruso.

    Tema relacionado: "No habrá paz sin Rusia": el canciller de Austria revela su relación con Moscú

    "El gas licuado norteamericano cuesta dos o tres veces más que el ruso y desde el punto de vista puramente económico tiene poco sentido sustituir el gas ruso por el gas licuado norteamericano", adelantó el presidente austriaco, Alexander Van der Bellen, en una rueda de prensa al término de sus conversaciones con el presidente Vladímir Putin en junio.

    Las exportaciones de gas ruso a Austria han batido récords durante los últimos años. A principio de 2018 el suministro de gas al país alpino aumentó un 33% en comparación con 2017. A eso se le suma que en noviembre el gigante energético ruso, Gazprom, acordase con Austria aumentar todavía más esas importaciones. Por si fuera poco, Viena apoya sin reservas la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik
    Etiquetas:
    influencia, gas licuado, gas, Austria, EEUU, Rusia