12:28 GMT +311 Diciembre 2019
En directo
    Soldados alemanes en Polonia en 1939

    Polonia: el juguete de unos y otros durante la Segunda Guerra Mundial

    © AFP 2019 /
    Europa
    URL corto
    3181
    Síguenos en

    El 1 de septiembre de 2018 se cumplen 79 años de la invasión nazi de Polonia. Los hechos de aquel día se han convertido en una oscura página en la historia de Europa y del resto del mundo porque con los primeros disparos en la batalla de Westerplatte estallaba la Segunda Guerra Mundial.

    Muchos investigadores siguen reflexionando sobre la mezcla de factores que sumergió al mundo en el conflicto. Entre ellos, Rudolf Pijoya, sociólogo, doctor en Historia y responsable del Archivo Estatal ruso entre 1993 y 1996, explica a Sputnik que una de las razones de la mayor catástrofe del siglo XX fue el egoísmo nacional y estatal que demostraron los países participantes, quienes prefirieron resolver sus propios problemas más inmediatos y mirar por su lado.

    "El Reino Unido y Francia, habiendo pasado por el trauma de la Primera Guerra Mundial, permitieron a Hitler violar el Pacto de Versalles y dividir Checoslovaquia", explica Pijoya. También la Unión Soviética. Stalin y Hitler firmaron un pacto secreto de no agresión conocido coloquialmente como Pacto Ribentrop-Mólotov.

    Praga en 1968
    © Sputnik / Jurij Abramockin
    Polonia pensaba que estaba a salvo de cualquier agresión alemana. La propaganda estatal de entonces aseguraba que el país y sus socios del oeste —el Reino Unido y Francia— estaban unidos por fuertes lazos y que, por tanto, cualquier ataque contra Polonia procedente de Alemania sería repelido con éxito, relata Pijoya.

    Como muestra de ello, los eslóganes más populares de aquellos años eran: 'Somos fuertes, estamos unidos y preparados para la batalla' y '¡No cederemos al enemigo ni un solo botón!', recuerda a Sputnik el historiador polaco Bogdan Pietka. La sociedad polaca estaba eufórica y segura de que el país era un Estado fuerte "y de que, en caso de guerra, saldría vencedor", añade Pietka.

    Esto te puede interesar: 76 años de la batalla que marcó el comienzo del fin para el nazismo alemán

    Sin embargo, la seguridad de Polonia dependía de sus socios, y la alianza entre estos y aquella no era tan robusta. Polonia pasó a convertirse en su aliada a raíz de los Acuerdos de Múnich, cuando Hitler ya había hecho públicas sus intenciones con su vecino del norte.

    "La asociación entre Polonia y Francia se renovó el 19 de mayo de 1939, pero el acta política no se firmó hasta el 4 de septiembre, es decir, cuando la Segunda Guerra Mundial ya había comenzado", explica Pietka. Ya existían motivos para pensar que la cooperación entre ambas partes podía no salir bien.

    Así fue el comienzo de la Segunda Guerra Mundial
    © Sputnik / Anastasia Klutsharova
    Sin ir más lejos, a mediados de agosto de 1939 el mariscal polaco Edward Smigly-Rydz dio orden de minar los puentes de la ciudad de Kwidzyn, de gran importancia estratégica porque iban a ser derruidos durante los primeros días de la invasión alemana. "Pero el embajador británico en Polonia, Howard Kennard, solicitó que se cancelase urgentemente la orden argumentando que, si los puentes volaban por los aires, también lo haría la paz en Europa", explica el historiador.

    Cuando estalló la guerra, los pilotos británicos en los puertos alemanes no lanzaban bombas, sino panfletos en los que ponía en alemán que el Reino Unido no quería destruir Alemania, sino que apostaba por alcanzar la paz. En aquel momento Francia ni había comenzado su ofensiva en el frente occidental y tampoco había alcanzado la línea Maginot. En lugar de bombas, panfletos", explica Pietka.

    Tema relacionado: Polonia, responsable del estallido de la Segunda Guerra Mundial

    ¿Pero estaban Francia y el Reino Unido al corriente del pacto secreto Ribentrop-Mólotov? Explica Pietka que al principio sí lo estaba el Gobierno de Estados Unidos y que fue este el que transfirió la información a los franceses y a los británicos, pero no a los polacos.

    "El contenido del acuerdo secreto como mínimo parcialmente lo conocían los servicios de inteligencia italianos. Incluso Letonia y Estonia [lo conocían]. Pero no los servicios polacos. Debo señalar que el 17 de septiembre en el frente occidental debían iniciar su ofensiva los franceses pero que antes, el 12, Francia y el Reino Unido decidieron poner fin a todas sus ofensivas (…) Condenaron todos así a Polonia a un destino trágico".

    Etiquetas:
    invasión, Segunda Guerra Mundial, URSS, Alemania, Polonia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik