21:59 GMT +316 Octubre 2018
En directo
    Las banderas de Rusia y Ucrania (archivo)

    Las consecuencias de la ruptura del acuerdo de amistad con Rusia por parte de Ucrania

    © Sputnik / Alexandr Vilf
    Europa
    URL corto
    5115

    La petición del presidente ucraniano, Petró Poroshenko, al Ministerio de Asuntos Exteriores de Ucrania de preparar un paquete de documentos para iniciar el proceso de ruptura del acuerdo de amistad con Rusia podría tener numerosas consecuencias en diferentes ámbitos.

    El Tratado de Amistad, Cooperación y Asociación con Rusia se firmó en 1997 y entró en vigor en 1999 por un plazo de 10 años, con una prolongación automática a menos que una de las partes expresase su deseo de rescindirlo.

    Oleg Nemenski, analista del Instituto de Estudios Estratégicos de Rusia, comentó en una entrevista con RT qué consecuencias podría acarrear esta decisión una vez sea aprobada.

    Más: Poroshenko encarga la ruptura del acuerdo de amistad con Rusia

    El experto puso el foco en que el tratado contiene muchas condiciones que facilitan las relaciones comerciales de Ucrania con Rusia, y destacó que su ruptura podría afectar a la permanencia de ciudadanos ucranianos en territorio ruso.

    Nemenski consideró que la medida se debe en gran parte a la "situación preelectoral" en el país:

    "Es probable que las elecciones se pospongan a mayo y el tratado, en caso de prolongarse, entrará en un nuevo período de 10 años en abril, lo que puede usarse en campaña electoral", concluyó.

    Firmado en Kiev el 31 de mayo de 1997, el Tratado de Amistad, Cooperación y Asociación entre la Federación de Rusia y Ucrania se convirtió en una manzana de la discordia mucho antes del conflicto de 2014. Al expirar su mandato de 10 años en 2008, la necesidad de su extensión generó dudas no solo en Kiev, sino también en Moscú. En aquel entonces, el presidente ucraniano, Víktor Yúshchenko, anunció una política dirigida "a la integración acelerada en la OTAN".

    Sin embargo, hace una década, pese a cierto empeoramiento de las relaciones bilaterales, en lo que también influyó el conflicto gasístico entre países que se produjo entre 2005 y 2006, se amplió el acuerdo de amistad.

    El Tratado de 1997 contiene una gran cantidad de formulaciones que de momento pueden considerarse anacrónicas, dado el estado actual de las relaciones bilaterales.

    Así, por ejemplo, el documento señala que Moscú y Kiev "tienen el respeto mutuo como la base de sus relaciones" y "contribuirán a la creación de igualdad de oportunidades y condiciones para el estudio de la lengua rusa en Ucrania y la lengua ucraniana en la Federación de Rusia", lo que contradice la última Ley de Educación de Ucrania, que restringe el uso de idiomas minoritarios en el sector educativo, la cual se implementará gradualmente hasta el año 2020. La nueva norma ucraniana obliga a las escuelas a impartir todas las asignaturas en ucraniano a partir del quinto grado de primaria.

    Más: La Cancillería rusa califica de discriminatoria la ley de educación ucraniana

    Rusia llamó a la ONU, el Consejo de Europa y la OSCE a llamar la atención de las autoridades ucranianas para defender a los ciudadanos ante la discriminación.

    "Obviamente, los puntos clave consagrados en el acuerdo ya no se respetan, por lo que su denuncia no cambia nada en realidad. El problema es que, después de su anulación, Moscú y Kiev ya no firmarán ningún documento nuevo para reemplazar este tratado. En ausencia de un documento fundamental que se ajuste a la realidad, la situación va a empeorar", opinó el politólogo ucraniano Andréi Buzárov en su comentario a Kommersant.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Atacan con botes de humo el consulado de Rusia en Kiev
    En Rusia responden a la llamada ucraniana a "destruir el puente de Crimea"
    Etiquetas:
    relaciones diplomáticas, relaciones bilaterales, Ucrania, Rusia