En directo
    Stari Most en Bosnia Herzegovina

    ¿Por qué agentes británicos llegan a Bosnia Herzegovina?

    © AP Photo / Romina Amato
    Europa
    URL corto
    4020

    El presidente de la República Srpska, Milorad Dodik, acusó a Londres de enviar a la entidad política que forma parte de Bosnia Herzegovina a 40 agentes de los servicios de inteligencia británicos camuflados como cascos azules para interferir en las elecciones presidenciales y parlamentarias.

    "Este paso es próximo a interferir en nuestro país. 40 oficiales de la inteligencia británica se dirigen a Bosnia Herzegovina. Su tarea será escuchar, espiar y filtrar cierta información en los medios de comunicación", declaró Dodik.

    El 7 de octubre se celebrarán las elecciones presidenciales y parlamentarias de Bosnia Herzegovina. Los votantes tendrán que elegir a tres representantes para la Presidencia del país: uno por los serbios, otro por los croatas y un tercero por los bosnios.

    Desde el punto de vista administrativo, Bosnia Herzegovina está dividida en dos entidades: la Federación de Bosnia Herzegovina y la República Srpska que goza de una amplia autonomía política, y el distrito de Brcko, con una administración compartida.

    De acuerdo con el analista político ruso Vladislav Gulevich, de ser cierta la información del envío de agentes por parte de Londres, esto significa que el Reino Unido decidió emprender medidas para prevenir el fortalecimiento de la influencia serbia.

    "EEUU y el Reino Unido están tratando de lograr que se introduzcan cambios en la Constitución de Bosnia Herzegovina y se elimine el sistema de entidades", recalcó el politólogo en su artículo publicado en el portal Fondo de Cultura Estratégica.

    Según Gulevich, los serbios, que por ahora gozan de cierta influencia sobre la vida política en este país balcánico —gracias a la existencia de la República Srpska—, serán la principal víctima de estas enmiendas.

    Más: El futuro de Kosovo: ¿éxodo de serbios o enfriamiento del conflicto?

    "La República Srpska ve que su futuro está en la alianza con Belgrado y Moscú. La liquidación del sistema de entidades aislará finalmente a los serbios de la vida política y al poder que mantienen las autoridades leales a Occidente en Sarajevo; no será equilibrado. De esta manera, el proceso de integración de Bosnia Herzegovina en la OTAN se implementará de una manera más rápida", señaló el analista.

    Gulevich sostuvo que Washington y Bruselas tratan de presentar a Bosnia Herzegovina un plan de acción para prepararla para su ingreso en la OTAN. Y claro está que este plan no toma en consideración la postura de la República Srpska sobre el tema.

    "La llegada de 40 agentes británicos disfrazados es parte de este plan de acción. La exrepúblicas de Yugoslavia —salvo Croacia y Montenegro— son los únicos países que hasta ahora no han sido absorbidos por la OTAN. Los Balcanes occidentales siempre han sido considerados una zona de influencia política y cultural de Rusia y los anglosajones ahora están tratando de colocar allí en el poder a políticos proccidentales", enfatizó el periodista.

    Según el analista, la República Srpska siempre ha sido presionada por Occidente. Tras la guerra de 1992-1995, la diplomacia occidental pudo dividir a la República Srpska al colocar el distrito de Brcko en el medio de su territorio.

    Brcko comparte fronteras con Croacia y logró aislar a una de las partes de la República Srpska de Serbia.

    Más: A contracorriente: por qué este país europeo está apostando por la amistad con Rusia

    Gulevich destacó que si bien jurídicamente Brcko pertenece a la vez a la República Srpska y a la Federación de Bosnia Herzegovina, el poder real se encuentra en manos del diplomático estadounidense Bruce G. Berton, quien es el jefe de la delegación de la OSCE en Bosnia Herzegovina y el alto representante para Bosnia Herzegovina.

    "Tras la guerra de Bosnia, todos los puestos de los auxiliares del alto representante para Bosnia Herzegovina fueron ocupados por estadounidenses. La causa oficial de esta distribución de cargos estuvo vinculada con la necesidad de mantener la frágil paz en una región en la que colisionaban intereses serbios, bosnios y croatas. Sin embargo, en realidad, Occidente se beneficia de mantener un cierto grado de tensión entre los habitantes de la región para garantizar que los serbios no aumenten su influencia", opinó el politólogo.

    Además, el analista recordó que para evitar la separación de la República Srpska, la UE mantiene en Bosnia Herzegovina a los efectivos de la operación Althea. Esta operación empezó en 1995 cuando 60.000 soldados de la OTAN entraron en este país balcánico. En octubre de 2017, el Consejo de Europa anuncio su apoyo a la integridad territorial de Bosnia Herzegovina y la continuación de la operación pacificadora Althea.

    Además:

    Se multiplican por 12 los migrantes que llegan a la UE a través de Bosnia
    Turquía investiga presunto plan para atentar contra Erdogan en Bosnia y Herzegovina
    Bosnia negocia la compra de tres helicópteros rusos
    Etiquetas:
    OTAN, Vladislav Gulevich, República Srpska, Reino Unido, Bosnia-Herzegovina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik