En directo
    Europa
    URL corto
    0 07
    Síguenos en

    LONDRES (Sputnik) — El miedo a la victoria electoral del laborismo británico bajo la dirección de Jeremy Corbyn se está blandiendo entre los barones del Partido Conservador como acicate para exigir disciplina y lealtad de los ministros hacia su líder y jefa del Gobierno, Theresa May.

    Las profundas divisiones en el Gabinete 'tory' han impedido el progreso en las negociaciones del Brexit y la futura relación del Reino Unido, según se constató en la cumbre del Consejo Europeo del 29 de junio.

    "El peligro de la desunión en la cúpula [ministerial] no solo dificulta aún más la tarea de la primera ministra en las negociaciones con Bruselas, arriesgando un buen acuerdo que está a nuestro alcance, sino que también transmite al país la impresión de división", ha advertido sir Graham Brady, presidente del Comité 1922, gestor del grupo parlamentario conservador.

    El jefe del poderoso comité exige disciplina ministerial al Gabinete de May porque, según escribe en el dominical 'The Observer', los electores "no votan a partidos divididos".

    "Si permitimos a los laboristas gobernar de nuevo, será un desastre para este país", denuncia el 'barón' tory.

    May ha convocado a todos los miembros de su gabinete a un cónclave extraordinario en la residencia campestre oficial de Chequers, en Buckinghamshire, a unos 65 kilómetros de Londres.

    La reunión tendrá lugar este viernes 6 de julio, sin horario límite de conclusión y el único propósito de acordar una línea común en cuestiones candentes de la posición británica sobre el Brexit.

    Además: Theresa May advierte a la UE sobre la seguridad colectiva en el post-Brexit

    A tres meses del supuesto cierre de la negociación (en octubre para dar tiempo a la ratificación del acuerdo en los Parlamentos europeo y británico), Londres no ha definido el tipo de acceso al mercado único ni la relación aduanera que aspira obtener del bloque de los 27.

    El Gobierno británico tampoco ha detallado cómo planea evitar puestos fronterizos en la dividida isla de Irlanda, entre otros compromisos anunciados desde que May accedió al poder tras la victoria del Brexit en el referéndum de 2016.

    "Nunca ha sido más importante que los ministros observen la norma cardinal de nuestro sistema de gobierno [la responsabilidad colectiva del gabinete] que en las fases finales de nuestros esfuerzos para acordar una relación de cercana cooperación con la UE", puntualiza Brady.

    A su vez, el anterior vice primer ministro, Damian Green, ha reprochado a los miembros del Gabinete que están "amenazando" a la dirigente tory, "atacando" al empresariado y riñendo entre ellos "ante los ojos del público".

    "Ha sido un espectáculo indecoroso de unos egos desproporcionados que están demostrando no estar capacitados para ser oficiales", critica en una columna en el semanario de derechas Mail on Sunday.

    La primera ministra pretende lograr suficiente consenso en la reunión ministerial de Chequers para dar luz verde al supuestamente definitivo 'libro blanco' del Brexit, cuya publicación se esperaba el mes pasado.

    Además:

    Corbyn llama a otorgar al Parlamento el derecho de tomar decisiones militares
    Los países de la UE aprueban sus conclusiones sobre el Brexit
    La Comisión Europea espera de Londres aclaraciones sobre su relación con la UE post-Brexit
    Etiquetas:
    Brexit, laboristas, Jeremy Corbyn, Reino Unido
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook