00:43 GMT +321 Noviembre 2018
En directo
    Londres, capital de Reino Unido

    El Gobierno británico debe indemnizar a los niños deportados a las 'colonias'

    © AFP 2018 / Justin Tallis
    Europa
    URL corto
    0 30

    LONDRES (Sputnik) — La investigación independiente sobre abusos sexuales de menores (IICSA, por sus siglas en inglés) ha criticado duramente la política migratoria del Reino Unido por la que miles de menores de edad fueron deportados a antiguas colonias británicas, como Australia o la actual Zimbabue.

    La IICCS responsabiliza “principalmente” al Gobierno británico de sus terribles repercusiones e insta al Ejecutivo de Theresa May a indemnizar económicamente a los dos mil sobrevivientes conocidos.

    "La migración infantil fue una política gubernamental profundamente errónea, ejecutada malamente por numerosas organizaciones que enviaron al extranjero niños de incluso cinco años de edad", denunció la presidenta de la investigación, la profesora Alexis Jay.

    Unos 4.000 menores fueron deportados a Australia, Nueva Zelanda, Canadá y Rodesia del sur entre 1945 y 1970.

    Otro miles más fueron desplazados forzosamente a colonias británicas en las décadas anteriores.

    La mayoría sufrió malos tratos en su lugar de destino o, según el testimonio de una víctima, la experiencia "se describe mejor como tortura que abuso".

    "Sucesivos gobiernos británicos fallaron a la hora de asegurar que hubiera en pie medidas suficientes para proteger a los niños de todo tipo de abusos, incluido el abuso sexual", critica la presidente de la investigación.

    La profesora Jay denuncia además la complicidad de las autoridades que continuaron con la operación pese a la acumulación de "pruebas de que los niños estaban sufriendo".

    Le puede interesar: "Denunciar el abuso infantil es responsabilidad de todos"

    Organizaciones religiosas y humanitarias con sede en Australia —desde los Hermanos Cristianos a Barbados o el Hogar Metodista, entre otros— se repartían a los menores deportados de Inglaterra y Gales.

    "Nunca podré recuperarme adecuadamente y pasar página hasta que se exijan responsabilidades a los gobiernos que establecieron el sistema de deportación infantil y a la Iglesia católica a cuyo cuidado me abusaron", declaró Michael O’Donoghue al panel de la encuesta.

    De cuna inglesa, tenía 11 años cuando le embarcaron rumbo a Australia en 1953 sin ningún familiar a bordo ni en el destino final.

    El equipo de investigadores cree que la práctica llegó a su fin en 1970, no por motivos éticos o políticos, sino porque se agotó el "suministro de niños adecuados" para enviarlos a ultramar.

    La IICC recomienda que la indemnización económica vaya acompañada de sendas disculpas del Gobierno y de las organizaciones involucradas en el sistema.

    Lea más: Promulgan en Chile una ley que protege a los niños que sufren abusos

    En 2010, el entonces primer ministro británico, el laborista Gordon Brown, se disculpó públicamente en nombre del Gobierno del Reino Unido.

    El Gobierno australiano emitió su 'mea culpa' en 2009.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Chile expulsará a sacerdote legionario irlandés por abuso sexual a niña
    Ecuador vota por la no prescripción de los delitos sexuales contra menores de edad
    "Violencia en la crianza de los hijos es una práctica extendida en Uruguay"
    Etiquetas:
    abuso infantil, indemnización, deportación, niños, Gobierno de Reino Unido, Reino Unido