15:54 GMT +309 Diciembre 2019
En directo
    El centro de Kiev, la capital de Ucrania

    ¿Peligro de muerte? Un periodista amenazado huye de Ucrania

    © Sputnik / Vitaly Belousov
    Europa
    URL corto
    3140
    Síguenos en

    El editor en jefe del periódico ucraniano Strana.ua, Ígor Guzhva, ha huido a Austria, donde solicitó asilo político, algo que ha causado un gran revuelo en Ucrania.

    El abogado de Guzhva, Andréi Portnov, afirma en su cuenta de Facebook que su cliente huyó del país por culpa de la persecución de las autoridades ucranianas.

    "Hemos recopilado una serie de documentos que prueban la actuación de la justicia motivada políticamente, la falsificación de casos criminales y el trabajo coordinado de las fuerzas de seguridad", informa Portnov.

    Como señaló el letrado, la salida del periodista al extranjero fue posible debido a que "el 6 de enero, los empleados de la Fiscalía General se olvidaron de solicitar al tribunal la prórroga de las medidas cautelares —como la prohibición de salir del país—".

    El propio Guzhva asegura poseer información sobre la orden, que, según él, habrían dado las autoridades de Ucrania a los tribunales de justicia del país. Dicha orden los obliga a dictar sentencia contra él en todas las causas penales en las que se ha visto involucrado. Además, el periodista asegura que a la Fiscalía y al Servicio de Seguridad de Ucrania (SBU) les han dado órdenes de "activar la fabricación de las causas" contra su persona.

    "Es decir, en Ucrania no puedo contar con la justicia, con la defensa de mis derechos y libertades ni con la protección de mi vida", lamenta Guzhva.

    El periodista acusa de haber falsificado pruebas al secretario del Consejo de Seguridad Nacional y de Defensa de Ucrania (SNBO), Olexandr Turchínov, y al jefe del departamento de la unidad policial encargada del fraude fiscal, Serguéi Bilan. Ambos llevaron a cabo sus planes con ayuda del líder del Partido Radical, Oleh Liashkó, "y sus compinches", aseguró.

    "Pero la orden directa para poner en marcha todas estas acciones fue dada por el presidente Poroshenko. Sin su 'sí', ninguno de estos casos habría discurrido por la vía penal", prosiguió.

    La imputación contra Guzhva se basa en el chantaje, ya que las autoridades consideran que presuntamente habría recibido dinero a cambio de no publicar material periodístico comprometedor contra el presidente de Ucrania.

    De acuerdo con la adjunta al director de la redacción de Strana.ua, Svetlana Kriúkova, la presión bajo la que se encuentra el medio y el propio Guzhva podría convenir a los dos partidos gobernantes, el Bloque de Poroshenko y el Frente Popular del ex primer ministro Arseni Yatseniuk.

    El propio Guzhva, que continuará al frente de Strana.ua desde el extranjero, dijo que abandonar Ucrania le permitirá preservar la política editorial del medio digital.

    Tras conocerse la huida de Guzhva, el diputado de la Rada (Parlamento) de Ucrania, Ígor Mosiichuk, aseguró en Facebook que la partida de Guzhva a Austria "puede llevar a que se repita la historia" de Oles Buzina. Este escritor y editor en jefe del periódico Segodnya.ua fue asesinado a tiros por desconocidos el 16 de abril de 2015 en Kiev.

    Flores y velas cerca de la Embajada de Ucrania en Moscú en memoria del periodista Oles Buzina, asesinado en Kiev en 2015
    © Sputnik / Maxim Blinov
    Flores y velas cerca de la Embajada de Ucrania en Moscú en memoria del periodista Oles Buzina, asesinado en Kiev en 2015
    "¿Pero cuándo estos imbéciles pro-katzap (prorusos) dejarán de huir del país y empezarán a asumir la responsabilidad por sus crímenes? ¡La paciencia se termina y parece que la historia de Buzina es posible que se repita! ¡Cuando el Estado no es capaz de castigar a los colaboradores y espías, esta función es asumida por patriotas anónimos!", escribió Mosiichuk.

    Estas palabras han causado revuelo entre los ucranianos, que en los últimos años han venido acostumbrándose al lenguaje grosero de algunos de sus políticos.

    "Esta declaración puede interpretarse como un llamado a matar personas que Mosiichuk y sus socios consideren 'no patriotas'", afirmaron los periodistas de Strana.ua en una carta abierta.

    Cuando la editora en jefe adjunta del periódico, Svetlana Kriúkova, preguntó al parlamentario sobre a quién se refería concretamente con su comentario, este le aseguró que no tenía nada que ver con ella.

    "Fueron pensamientos en voz alta, solo pensamientos. Provocados por la impotencia de las autoridades, que deberían mantener a su Guzhva en la cárcel del SBU (Servicio de Seguridad de Ucrania). Svetlana, estos pensamientos no la conciernen a usted", aseguró Mosiichuk.

    Según el propio Guzhva, las amenazas de agresiones contra él y otros periodistas de Strana.ua son periódicas, de hecho, la última amenaza de muerte la recibió el pasado fin de semana. "En relación a estos hechos, hemos contactado con instancias legales para poner una demanda y abrir procedimientos penales, pero la reacción es cero", agregó el editor en jefe.

    Guzhva fundó Strana.ua el 16 de febrero de 2016. Desde entonces, este periódico escrito en lengua rusa se situó en el Top 10 de los medios de Ucrania.

    El 22 de junio de 2017, Guzhva fue detenido acusado de haber aceptado 10.000 dólares por no publicar material comprometido del diputado de la Rada Dmitri Linko. Según el propio Guzhva, representantes de Linko ofrecieron a la empresa editora de Strana.ua hasta 20.000 dólares para que los periodistas no publicaran un artículo crítico sobre el político. No obstante, cuando los enviados por el diputado recibieron un no por respuesta, falsificaron la acusación de extorsión.

    Como resultado, ese mismo día Guzhva fue detenido, aunque el 27 de junio pudo ser liberado tras pagar una fianza de casi 20.000 dólares.

    El día de la liberación Kriúkova publicó una foto con Guzhva. "En situaciones difíciles. Cuando se necesita ayuda. No importa lo que hagan él, ella o ellos. Importa lo que hagas tú", escribió la periodista en su cuenta de Facebook.

    En julio, los periodistas de Strana.ua pidieron al jefe de la misión de la UE en Ucrania ayuda. Los empleados del medio hicieron hincapié en que las autoridades de Ucrania "no abandonan los intentos de reprimir" a Strana.ua y a su editor en jefe.

    "Quieren cerrarnos, destruirnos, crear un precedente para todo el sector del periodismo. Hacer que todos los periodistas tengan miedo", señalaron.

    Entre los años 2015 y 2016 en Ucrania fueron asesinados los profesionales de la información Pavel Sheremet, presentador de Radio Vesti de Ucrania (julio de 2016), el fundador de ProUA y Obcom, Serguéi Sujobok (abril de 2015), la editora en jefe del periódico Netishinsky Vestnik, Olga Moroz (marzo de 2015), el corresponsal fotográfico de Segodnya, Serguéi Nikoláev (febrero de 2015) y el corresponsal militar de TRK Breeze, Dmitri Labutkin (febrero de 2015).

    En 2014, un año crítico para Ucrania, fueron asesinados o perdieron la vida en el desempeño de su trabajo 11 periodistas, entre ellos varios rusos, como el fotógrafo Andréi Stenin, de la agencia Rossiya Segodnya. 

    Retratos de los cuatro periodistas rusos que perdieron la vida mientras realizaban su trabajo en Ucrania
    © Sputnik / Kirill Kalinnikov
    Retratos de los cuatro periodistas rusos que perdieron la vida mientras realizaban su trabajo en Ucrania

    Además:

    Unión de Periodistas de Rusia: Ucrania viola libertad de expresión
    Unión de Periodistas de Ucrania denuncia 85 agresiones a reporteros en 2017
    Comisario europeo llama a investigar ataques contra los periodistas en Ucrania
    Federación Internacional de Periodistas condena la expulsión del periodista ruso de Ucrania
    Rusia llama a la OSCE a condenar la persecución de periodistas en Ucrania
    "No es un país seguro para periodistas": corresponsal español deportado de Ucrania comparte su experiencia
    Etiquetas:
    libertad de expresión, periodistas, Austria, Ucrania
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik