22:27 GMT +320 Octubre 2017
En directo
    Logo del partido AfD

    La 'mano' rusa en el partido Alternativa para Alemania

    © AFP 2017/ John Macdougall
    Europa
    URL corto
    Elecciones parlamentarias en Alemania (45)
    1133490

    El partido Alternativa para Alemania es considerado por muchos como un 'partido de Putin'. Ahora, tras convertirse en un partido parlamentario, sus vínculos con Rusia salen a un primer plano.

    Alternativa para Alemania (AfD, por sus siglas en alemán) recibió su apodo de 'partido de Putin' de la prensa 'mainstream' tras ser fundado en 2013. Muchos medios, entre ellos Spiegel, durante años han dado a entender que la política que plantea AfD hacia Rusia es errónea. Sin embargo, esta política es uno de los factores del histórico resultado del AfD en las elecciones al Bundestag. 

    Gracias al trabajo constante con los votantes rusohablantes, en su mayoría de Alemania del Este, el partido ha logrado obtener apoyo de muchos emigrantes de los países de la antigua URSS. Muchos miembros del AfD, como su copresidenta Frauke Petry, proceden de Alemania del Este. Algunos son ciudadanos de Rusia, como Irina Smirnova, miembro del consejo del partido y quien vive en Alemania desde 2010 por su matrimonio con un alemán, pero que a menudo viaja a Rusia por sus vínculos familiares y por su trabajo como profesora de la Universidad Estatal de San Petersburgo.

    El núcleo de este grupo de votantes del AfD está formado por alemanes rusos, personas étnicamente alemanas provenientes de los países de la antigua URSS. La mayoría se trasladó a Alemania en la primera mitad de los años 1990. "Hay cerca de 210.000 alemanes rusos en Berlín y la mayoría comparte nuestras ideas sobre el papel de la familia, sobre la seguridad y sobre cómo comunicarse con Rusia", explicó el candidato del AfD por Berlín, Georg Pazderski, al diario Meduza en 2016. 

    Le puede interesar: El presidente de la Eurocámara llama a Merkel a reformar Europa

    Según los analistas rusos, estos vínculos 'vivos' han permitido al AfD gozar de una importante ventaja en comparación con sus enemigos políticos: entender qué está haciendo Moscú.

    "Ahora el AfD es también uno de los partidos más adecuados, si tomamos su actitud hacia Rusia: tanto al llamado 'problema de Crimea', como a las relaciones germano-rusas en su conjunto. Por eso, se califica como un partido pro-Putin, aunque para un número considerable de residentes alemanes esto es más bien un cumplido", sostiene el jefe adjunto del periódico ruso Vzglyad, Petr Akópov. 

    Asimismo, Akópov recuerda que en febrero Petry llegó a Rusia por invitación del Gobierno de Moscú en el marco del programa de cooperación con las regiones de Alemania.

    En Moscú, se reunió con el presidente de la Duma de Estado, Viacheslav Volodin, el vicepresidente de la Duma, Piotr Tolstói, el jefe de la facción del partido Liberal Democrático de Rusia (LDPR, por sus siglas en ruso) en la Duma, Vladímir Zhirinovski, el presidente del Comité de la Duma para Asuntos Internacionales, Leonid Slutski, el presidente del Comité de la Duma para la Energía y el coordinador del grupo parlamentario para las relaciones con el Parlamento de Alemania, Pavel Zavalni.

    En estas reuniones se discutieron temas de cooperación entre los parlamentos regionales, la cooperación entre los partidos AfD y Rusia Unida, así como el futuro de los contactos a nivel de las organizaciones juveniles. "Era una reunión de conocimiento", explicó en su momento el presidente del Comité de la Duma para Asuntos Internacionales, Leonid Slutski. 

    Lea más: Un psicoanalista 'realiza un diagnóstico' de Angela Merkel

    Para Akópov, mediante estas reuniones, Rusia formalizó sus contactos con la oposición alemana, en concreto, y con la oposición europea, en general, algo que parecía inimaginable antes de la reunificación de Crimea con Rusia.

    "La formalización de los contactos entre Moscú y Alternativa para Alemania muestra que Rusia no está avergonzada de aquellos que quieren normalizar las relaciones entre los dos países", explica el periodista ruso.

    Según el columnista, la recepción solemne que tuvo Frauke Petry en unas de las calles principales de Moscú mostró el cambio que sufrió la política rusa hacia Europa.

    "Ahora nosotros ya no nos adherimos estrictamente a las normas formuladas en repetidas ocasiones por el presidente Putin, tales como contactar solo con las autoridades, evitando o manteniendo silencio sobre los contactos con la oposición, aún más con la oposición 'contra el sistema'. Si a nosotros nos acusan sin fundamento de tratar de influir en las elecciones en Occidente, entonces ¿por qué deberíamos respetar las restricciones contraídas anteriormente por nosotros mismos?", reflexiona el experto

    Akópov está seguro de que Rusia mantendrá relaciones oficiales con la oposición de Occidente, que, en su opinión, "durante los últimos tres años de presión contra Rusia por parte de las élites del Atlántico" aumentó su simpatía hacia Moscú.

    Lea más: Merkel califica de "gran reto" la llegada de Alternativa para Alemania al Bundestag

    "No se trata de marginales o populistas, se trata de ciudadanos europeos indignados con la política actual de la UE, en su conjunto, y de distintos países europeos, en particular, entre ellos hay una parte considerable de representantes de la élite. No les gusta el camino que sigue Europa. No son pro-Rusia, son pro-Alemania", concluye el periodista.

    Tema:
    Elecciones parlamentarias en Alemania (45)

    Además:

    Macron telefonea a Merkel para felicitarla tras las elecciones al Bundestag
    El canciller de Austria felicita a Merkel por la victoria en las elecciones
    Rajoy felicita a Merkel y pide "una Alemania fuerte" para "una Europa mejor"
    Etiquetas:
    Alternativa para Alemania, Alemania, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik