Widgets Magazine
En directo
    Bebidas alcohólicas

    ¡Salud, cheers, prost!: ¿cuáles son los europeos que consumen más alcohol?

    CC0 / Unsplash
    Europa
    URL corto
    251

    Un grupo de científicos ha llevado a cabo una investigación integral sobre los factores que influyen en la salud de los europeos, entre ellos, el consumo de bebidas espirituosas. Conoce en qué país se consume más alcohol.

    De acuerdo con el estudio sobre el estado físico, la salud y el modo de vida de los europeos, realizado por el Centro de Encuesta Social Europea ESS, —por sus siglas en inglés—, el consumo excesivo de alcohol es particularmente alto en el Reino Unido y Portugal. Mientras que las tasas más bajas de consumo de alcohol se reportan en Israel y Europa central y del Este, especialmente entre las mujeres.

    Según el estudio, Irlanda es el país donde se bebe la mayor cantidad de alcohol, mientras que en Portugal se emborrachan más rápidamente que en otros países europeos.

    Al analizar la cantidad de alcohol que se consume al año en 21 países, los investigadores llegaron a la conclusión de que los hombres consumen casi el doble en comparación con las mujeres.

    Lea también: Los científicos encuentran al culpable del alcoholismo en la adolescencia

    Asimismo, según el estudio, durante el fin de semana se consume casi dos veces más alcohol que en los días de trabajo.

    De acuerdo con los autores, el consumo de alcohol es más frecuente entre las personas con educación superior y de estatus socioeconómico alto; sin embargo, al mismo tiempo este consumo es moderado.

    Mientras que el consumo excesivo y perjudicial de alcohol es más común para las capas bajas de la sociedad.

    En cuanto a la salud, los autores concluyeron que el consumo de alcohol es un factor que afecta el estado de la persona.

    "El consumo problemático de las bebidas alcohólicas son perjudiciales tanto para la persona, como su familia, pero rara vez constituye la razón principal de la destrucción personal", señala el profesor Terje A. Eikemo, uno de los autores del estudio.

    El tabaquismo y el consumo de alcohol a menudo son una 'herramienta' para hacer frente a los sentimientos de ansiedad y depresión, explican los científicos.

    Eikemo observa que la prohibición no es la mejor manera de hacer cambiar el modo de vida o reducir las diferencias en el estado de salud entre pobres y ricos. Según el científico, es mucho más importante mejorar las condiciones de vida y de trabajo y proporcionar servicios de seguridad social que combatir las adicciones a través de medidas prohibitivas.

    Además:

    La cultura del consumo de alcohol cambia en Rusia
    Etiquetas:
    sociedad, calidad de vida, consumo, investigación, alcohol, UE, Europa
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik