Widgets Magazine
En directo
    El discurso de Petró Poroshenko en el parlamento de Ucrania

    Foreign Policy: Kiev es una 'olla' de sobornos, robo, corrupción y asesinatos

    © Foto : Servicio de prensa del presidente de Ucrania
    Europa
    URL corto
    0 181

    Kiev es una "olla de sobornos, robo, corrupción oficial e incluso asesinatos". Ucrania se convertirá en un gran desafío para el nuevo presidente de EEUU, afirma Mark Pfeifle, ex vice consejero de la seguridad nacional y autor de un artículo para Foreign Policy.

    Según el columnista, Ucrania ha desaparecido de la conciencia nacional de EEUU, al igual que otros fracasos políticos de Washington, como Libia, Siria y Daesh —organización terrorista proscrita en Rusia y otros países—.

    Tal y como defienden muchos otros analistas occidentales, Pfeifle habla de la "agresión rusa", acusando al presidente Barack Obama y al vicepresidente Joe Biden de una reacción demasiado suave al respecto.

    Lea también: American Conservative: La política exterior de EEUU ha fracasado en todos los frentes

    ​"La delicada política del palo y la zanahoria de Barack Obama no ha funcionado, y la caldera ucraniana, que lleva mucho tiempo hirviendo, puede desbordarse y desencadenar la peor crisis en las relaciones entre Moscú y Washington desde [el final de] la Guerra Fría", advierte el analista.

    Al mismo tiempo, según Pfeifle, los propios ucranianos están más preocupados por la corrupción interna del país que por la "agresión rusa".

    Ucrania sigue siendo una cleptocracia, a pesar de que se han realizado varios intentos en los últimos 25 años por cambiar las cosas, señala el autor.

    Pfeifle compara la historia política del país con la "permanente escolta de un prisionero": su líder legítimamente elegido fue expulsado tras una rebelión, otro es sospechoso de asesinato, al tercero se le acusa del debilitamiento de las instituciones políticas y la pérdida de la oportunidad de reconstruir el país —el autor no menciona los nombres de cada uno de los líderes—.

    El columnista recuerda los documentos de los llamados Papeles de Panamá, que demostraron que el presidente Petró Poroshenko, mientras sus tropas se retiraban del este del país, estaba ocupado con el registro de empresas en el paraíso fiscal caribeño.

    "Poroshenko es uno de los líderes más ricos de Europa, según la revista Forbes, y a pesar de todas sus promesas de 'inculcar nuevas tradiciones' al vender sus activos, todavía no ha vendido nada", se queja Pfeifle.

    ​Al igual que su predecesor, Víktor Yanukóvich, Poroshenko borró la fina línea entre la política y los negocios en Ucrania y encontró una manera de hacerse rico, mientras que su país está experimentando la peor crisis económica y política desde su independencia, enfatiza el analista.

    Pero el hecho más deprimente, desde el punto de vista del autor, es que incluso los activistas de Ucrania, periodistas y políticos, que se consideran reformistas, finalmente terminan de manera similar y 'sucumben'.

    Pfeifle recuerda a Serguéi Léshchenko, diputado y experiodista, protagonista de un importante artículo publicado en la revista The New Yorker. La publicación habla de él y de dos de sus compañeros como las nuevas caras de Ucrania, que decidieron dar el salto a la política, cansados de la corrupción del Gobierno.

    Sin embargo, después de algún tiempo, Léshchenko atrajo el interés de la Oficina Nacional Anticorrupción de Ucrania: mientras era diputado, se compró un apartamento en un nuevo edificio en el centro de Kiev. Léshchenko no pudo explicar cómo había obtenido el dinero para este tipo de propiedad, señala el analista.

    ​"El nuevo presidente de EEUU debe aprender a distinguir a los verdaderos reformistas en Ucrania de los que convirtieron sus cruzadas contra la corrupción en un negocio rentable. El nuevo presidente debe ser capaz de distinguir las acciones reales de las palabras vacías", concluye Pfeifle.

    Las elecciones presidenciales de EEUU se llevarán a cabo el 8 de noviembre y Donald Trump, candidato del Partido Republicano, y Hillary Clinton, candidata del Partido Demócrata, aspiran a ocupar la Casa Blanca.

    Además:

    Anticorrupción no investigará supuestos movimientos opacos de Poroshenko
    FMI insta a Ucrania a combatir la corrupción tras publicación de Papeles de Panamá
    Ucrania lanza campaña anticorrupción en el sector energético
    El FBI entrenará a agentes anticorrupción de Ucrania
    Etiquetas:
    elecciones, corrupción, Petró Poroshenko, Ucrania, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik