Widgets Magazine
En directo
    El retrato de Litvinenko en la galería Guelman

    Tribunal británico responsabiliza a Rusia de la muerte de Litvinenko

    © AFP 2019 / Natalia Kolesnikova
    Europa
    URL corto
    Caso Litvinenko (270)
    0 014

    El Tribunal Británico ha responsabilizado a Rusia de la muerte del exoficial del FSB, Alexandr Litvinenko, según reza el informe final de las investigaciones.

    "Los testimonios develados sientan firmes premisas para considerar que el Gobierno ruso fue responsable de la muerte de Litvinenko", indican las conclusiones del juez de instrucción Robert Owen.

    El tribunal afirma que la operación de eliminación física de Litvinenko pudo haber sido realizada por el FSB.

    "Tomando en cuenta todos los testimonios y pruebas periciales en mi poder, encuentro que la operación del FSB para el asesinato de Litvinenko fue probablemente aprobada por el señor Pátrushev y por el presidente Putin", señalan las conclusiones de Owen.

    El juez de instrucción expresó la convicción de que Andréi Lugovoi y Dmitri Kovtún envenenaron con polonio a Litvinenko el 1 de noviembre de 2006.

    "Estoy seguro que Lugovoi y Kovtún añadieron polonio-210 a la tetera del Pine Bar en el hotel Millenium el 1 de noviembre de 2006, además, estoy seguro que hicieron esto con las intenciones de envenenar a Litvinenko", continúa el informe.

    Owen destacó que ambos sabían exactamente qué tipo de reactivo estaban usando, y que actuaron por orden de terceras personas, por lo visto, del FSB.

    Además, el juez descartó la versión del suicidio o un envenenamiento casual de la víctima.

    El informe no reveló un motivo específico para el asesinato supuestamente realizado en interés de Rusia.

    "Creo que varias organizaciones y personas concretas de Rusia tenían varios motivos para que Litvinenko se convirtiese en diana y fuese asesinado", señala el reporte del instructor.

    Entre los cinco supuestos motivos estaba en hecho de que Litvinenko "era considerado como un traidor al FSB", su relación con el oligarca ruso Borís Berezovski, que el FSB se enteró que "trabajaba para la inteligencia británica" y por la información develada por el exagente.

    El último motivo indicado por el juez fue "el antagonismo personal entre Litvinenko y Putin".

    Owen también descartó la relación de Berezovski con el presunto asesinato.

    "No hay ningún testimonio que indique que Lugovoi actuase en nombre de Berezoveski, y esta hipótesis no se corresponde con las acciones de estas personas desde el momento de la muerte de Litvinenko; generalizando, estoy bastante convencido que Berezovski no fue responsable de la muerte de Litvinenko", reza el informe.

    El portavoz del presidente ruso, Dmitri Peskov, declaró anteriormente que el informe británico sobre la muerte de Litvinenko no es de interés y no figura dentro del orden del día de Rusia, pero que sería estudiado.

    La cancillería rusa anteriormente declaró que Moscú considera el proceso sobre Litvinenko selectivo y que la parte británica busca politizar el proceso.

    El disidente y exagente del KGB/FSB, Litvinenko huyó en el 2000 al Reino Unido y murió allí en noviembre de 2006 por envenenamiento con polonio 210.

    Informes británicos anteriores apuntaban a la colaboración de Litvinenko con los servicios de Inteligencia británicos (el MI6) y los servicios secretos españoles.

    Las autoridades del Reino Unido acusan de su muerte a Rusia, pues antes de ponerse grave el exagente tomó té con sus antiguos colegas Dmitri Kovtun y Andréi Lugovói.

    Más: Scotland Yard emite dictamen sobre la culpabilidad de Lugovói y Kovtun

    La extradicción de Lugovói, a quien Londres considera principal sospechoso de la muerte de Litvinenko, ha sido bloqueada por Moscú, al mismo tiempo que el propio Lugovói negó su implicación y destacó que las acusaciones tienen motivación política.

    Polonio-210

    Sin embargo el tribunal británico no dispone de pruebas suficientes para demostrar que el Polonio-210, con el que fue envenenado Alexandr Litvinenko, era de origen ruso.

    "Mi conclusión es que ninguna de las hipótesis o líneas de pruebas, relacionadas con el origen del Polonio-210, utilizado para asesinar a Litvinenko, es suficiente para que concluya que el Polonio-210 podía proceder o incluso procedía de Rusia", destaca el informe de Robert Owen, presidente de la investigación sobre el caso de Litvinenko.

    Owen también destacó la sustancia elegida para asesinar a Litvinenko apunta a la probable implicación de las autoridades rusas y no excluyó que el polonio 210 en cuestión esté vinculado con la planta nuclear rusa Avangard.

    "Es verdad que el programa Avangard fue una probable fuente de polonio 210", afirmó.

    MI6

    Además el informe de las investigaciones reza que el tribunal no dispone de datos sobre involucración de los servicios secretos británicos en el asesinato del exagente ruso.

    "Estoy bastante convencido de que los servicios especiales británicos y, por consecuencia, las instituciones británicas gubernamentales en total no jugaron ningún papel en la muerte de Litvinenko", indican las conclusiones del juez de instrucción Robert Owen, publicados este jueves.

    Tema:
    Caso Litvinenko (270)

    Además:

    El juez del caso Litvinenko prolonga el ultimátum a un crucial testigo ruso
    Un sospechoso del asesinato de Litvinenko solicita participar en la investigación
    Etiquetas:
    muerte, Polonio 210, investigación, MI6, Servicio Federal de Seguridad de Rusia (FSB), Robert Owen, Alexandr Litvinenko, Reino Unido, Rusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik