En directo
    Europa
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    El Club catalán de Naturismo anunció este miércoles que recurrirá ante el Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo la sentencia del Tribunal Supremo español que da luz verde al Ayuntamiento de Platja d'Aro, en Girona (norte de España), a prohibir el nudismo en sus playas.

    La decisión se remonta a 2009, cuando el consistorio de esta población turística a unos 80 kilómetros al norte de Barcelona decidió prohibir el nudismo en sus playas e imponer multas de hasta 300 euros a quien fuera encontrado sin ropa.

    Antonio Botallé, concejal de Servicios y Sostenibilidad de Platja d'Aro, alegó que es una playa de "tradición familiar", que recibió en 2014 un galardón de turismo familiar.

    "Como tenemos tradición de turismo familiar, la gente no se siente a gusto", arguyó en declaraciones a la Cadena Ser.

    Pero Joaquim Plana, presidente del Club catalán de Naturismo, alegó en la misma conversación que "sorprende que diga que es de tradición familiar cuando nosotros también tenemos familia".

    "No es que el nudista sea una persona rara", se quejó Plana, que no entiende que se ponga al nudismo en el Código Cívico, "no nos gusta que al colectivo nudista se nos juzgue de incívicos".

    El grupo llevó a esta población a los juzgados por entender que violaban la Constitución española por no permitir a sus miembros su derecho a expresar libremente sus creencias.

    Para el concejal, de cara a este próximo verano "no tiene que haber ningún problema si todos se comportan como es debido".

    Pero para Plana, "no se trata de poner espacios separados", fijar guetos para naturistas, "tenemos el mismo derecho que cualquiera a tener acceso a las playas".

    Toplessaço, los pechos como metáfora
    © REUTERS / Sergio Moraes
    Este martes, el Tribunal Supremo rechazó su argumento.

    En la resolución, el Alto Tribunal sostiene que "la actitud personal consistente en estar desnudo en un espacio público como la playa no constituye manifestación del derecho fundamental a la libertad ideológica previsto en el artículo 16 de la Constitución".

    Por eso, añade la sentencia que la "entidad local puede limitar el ejercicio de tal actividad, prohibiéndola y sancionándola administrativamente", y recuerda que el nudismo puede "afectar directamente e inmediatamente a las relaciones de convivencia de interés local a los que esa norma se refiere".

    El grupo decidió recurrir a Estrasburgo porque "lo único que estamos tratando de hacer es asegurarse de que la opción de ir desnudo es válido y reconocido".

    Plana insistió en que su organización ya había agotado todas las opciones, dijo, como trabajar con funcionarios de Platja d'Aro sobre la designación de las playas nudistas.

    "Nos dieron la playa más escondida, que era difícil de acceder, y algunas familias con niños pequeños nos pidieron presionar por lugares más accesibles".

    En España existen unas 450 playas nudistas.

    Etiquetas:
    nudismo, Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo, Club Català de Naturisme, Pero Joaquim Plana, Antonio Botallé, Cataluña, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook