En directo
    Europa
    URL corto
    0 20
    Síguenos en

    El presidente de Bielorrusia, Alexandr Lukashenko, reunido este viernes con el cardenal y secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, ha prometido aplicar una política dirigida a garantizar la igualdad entre las diversas confesiones y evitar así una posible desestabilización.

    "Hasta el momento hemos logrado combatir los intentos de crear ventajas para una u otra confesión religiosa y con eso desestabilizar las relaciones interconfesionales en Bielorrusia", declaró el mandatario reunido con el cardenal Pietro Parolín que está de visita en Minsk.

    En Bielorrusia hay unas 30 confesiones, de las que la ortodoxa y la católica tienen el mayor número de adeptos, relata Lukashenko, señalando que de estas dos confesiones depende en alto grado la coexistencia pacífica entre todas las confesiones y su cooperación.

    Al informar que el número de parroquias católicas se cuadriplicó en los últimos 20 años en Bielorrusia, el presidente propuso al alto representante del Vaticano debatir la posibilidad de formar sacerdotes católicos en la propia república y dijo que espera debatir algún día las relaciones entre Bielorrusia y el Vaticano con el pontífice Francisco.

    Además:

    Lukashenko asegura que en Bielorrusia "no habrá ningún Maidán"
    Lukashenko afirma que es imposible dividir a Rusia, Ucrania y Bielorrusia
    Lukashenko reivindica el rumbo político de Bielorrusia
    Etiquetas:
    Pietro Parolín, Alexandr Lukashenko, Bielorrusia
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook