En directo
    España
    URL corto
    42131
    Síguenos en

    El líder de Vox, Santiago Abascal, defiende en el Congreso de los Diputados la moción de censura contra el Gobierno de Pedro Sánchez.

    El partido ultraderechista Vox encabezará un Ejecutivo de concentración para conducir a España a unas nuevas elecciones generales si triunfa la moción de censura contra el gobierno de Pedro Sánchez que desde el miércoles 21 de octubre se debate en el Congreso de los Diputados.


    "Hasta la celebración de las elecciones conformaría un gobierno de emergencia nacional, con personas de distintas responsabilidades ideológicas", dijo Santiago Abascal, líder de Vox, durante intervención inicial en el debate de la moción de censura.

    Según explicó, ese gobierno estaría encargado de "tomar las decisiones técnicas y políticas" hasta poder celebrar "unas elecciones libres". Abascal puso especial énfasis en subrayar que él debe estar en el Gobierno para que haya unas elecciones realmente libres, algo que a su modo de ver no resulta posible en las condiciones actuales porque la democracia española está "atacada por un proceso revolucionario y golpista".

    Como es habitual en todas sus intervenciones públicas, Abascal cuestionó la legitimidad del Gobierno de España, recordando que Pedro Sánchez alcanzó el poder gracias al apoyo parlamentario de partidos catalanes y vascos, algo que calificó como un "fraude electoral" e incluso como un "golpe de Estado". "El señor Sánchez se convirtió en presidente del Gobierno con malas artes y siendo un mentiroso sin escrúpulos capaz de cualquier cosa con tal de permanecer en el poder", afirmó.

    "Ustedes no son un Gobierno, en realidad son ustedes un frente popular social-comunista en alianza con separatistas y con terroristas. Una mafia", insistió.

    Durante su discurso, desplegado en un tono muy duro, Abascal negó también la legitimidad de una buena parte de los diputados presentes en el hemiciclo, asegurando que "son unos ocupas y unos golpistas que vienen a esta institución para destruirla".

    Además de argumentar la presunta ausencia de legitimidad de sus rivales políticos, el líder ultraderechista defendió la moción de censura atacando la gestión de la pandemia de coronavirus, al que se refirió de forma insistente como "el virus de China".

    En su opinión, el Gobierno de Pedro Sánchez, al que calificó de "negligente" y "criminal", ha hecho "la peor gestión del planeta" porque no fue capaz de contener los contagios pese a decretar "el confinamiento más severo". Precisamente, el líder de Vox culpa al ejecutivo de ser el causantes de que España se encuentre a la cabeza de contagios en Europa, con casi un millón de positivos.

    Es más, Abascal empezó su discurso reafirmándose en una de sus frases más polémicas de sus últimos meses, afirmando que "el Gobierno de Pedro Sánchez es el peor en 80 años de historia", un periodo que incluye la dictadura de corte fascista instaurada por el general Francisco Franco durante cuatro décadas.

    Moción de censura muerta

    Pese al tono severo que Abascal otorgó a su discurso, la moción de censura de Vox nace muerta, ya que salvo sorpresas de última hora solo contará con el voto favorable de sus 52 diputados, lo que se queda muy lejos de los 176 escaños necesarios para hacer caer al gobierno. De momento, no se conoce la postura que defenderá el Partido Popular.

    El líder de Vox, quien expondrá las directrices del programa político del Gobierno que pretende formar, será respondido por el presidente Pedro Sánchez será el encargado de responder a Abascal, aunque está previsto que el vicepresidente segundo Pablo Iglesias también intervenga. Esta posibilidad no había quedado muy clara en las últimas horas, por cuanto el líder de Unidas Podemos avanzó que serían varias diputadas de su partido quienes darían réplica al jefe de Vox.

    En caso de que el Gobierno decidiera no dar contestación una vez Abascal termine su discurso, la presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, interrumpirá la sesión, que se reanudará dando voz a los diferentes grupos parlamentarios durante 30 minutos cada uno. Saldrán por orden de menor a mayor. Santiago Abascal podrá responder a todos y cada uno de ellos, los cuales tendrán a su vez derecho a réplica por espacio de 10 minutos.

    Como no habrá tiempo material para que todos los grupos hablen durante la primera jornada, en algún momento de la tarde del día 21 la sesión se interrumpirá para reanudarse a la mañana siguiente, por lo que las intervenciones de los grandes grupos parlamentarios se producirán a lo largo del día 22. Así lo estipula el artículo 113 de la Constitución española y en el 177 del Reglamento del Congreso. 

    Se trata de la quinta moción de censura que ha habido en España desde la Transición. Las últimas tres han sido en los últimos cuatro años y, de todas, la única que ha prosperado hasta el momento es la que Pedro Sánchez defendió contra Mariano Rajoy en 2018 y que hizo al entonces líder del PP se apartara del cargo como jefe de Gobierno.

    La UE, Trump y China

    El líder de la formación ultraderechista Vox, Santiago Abascal, utilizó este miércoles el escaparate de la moción de censura contra el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, para exponer su ideario político, algo que en materia exterior se concretó en renegar del proyecto de la Unión Europea, defender a los EEUU de Donald Trump y cargar contra China.

    "En todas partes de Europa están creciendo fuerzas y movimientos patrióticos mientras se convierten naciones enteras en estercoleros multiculturales", dijo Abascal desde la tribuna del Congreso de los Diputados durante su primera intervención en el debate de investidura.

    A su modo de ver, España se encuentra "encadenada por la maquinaria despótica" de una Unión Europea que va camino de convertirse en "un megaestado federal" que "se parece demasiado a la República Popular China, a la Unión Soviética y o incluso a la Europa soñada por Hitler".

    Abascal resumió su enfoque en política exterior afirmando que "el multilateralismo no es en absoluto la mejor fórmula en las relaciones internacionales", lo que le acerca a las posiciones proteccionistas del presidente de EEUU, Donald Trump, al que dedicó palabras de elogio.

    De hecho, el líder de la ultraderecha se mostró partidario de replicar algunas de las decisiones de Trump, como abandonar la Organización Mundial de la Salud, a la que acusa de "encubrir" la pandemia de coronavirus para satisfacer al "poder expansionista" de China. "Chinase ha convertido en la mayor amenaza para el mundo libre", dijo Abascal, que incluso llegó a afirmar que Pekín debe compensar económicamente a España por la pandemia de coronavirus.

    "No se puede culpar al Gobierno [español] de la fabricación del virus chino pero sí de no pedir responsabilidades a China que bien generó el virus o bien permitió que se propagara", afirmó.

    Abascal también utilizó su turno de palabra para afirmar que el Gobierno español se encuentra sometido a la voluntad del multimillonario George Soros, a quien definió como un "aliado siniestro" de Pedro Sánchez.

    En el ámbito nacional, el líder de Vox utilizó la ventana mediática que le ofrece la moción de censura para volver a exponer los pilares de su programa político. Además, a lo largo de su discurso Abascal cargó en múltiples ocasiones contra los movimientos feministas y ecologistas, propuso un endurecimiento de la política migratoria, abogó por suprimir el actual modelo territorial de España y volvió a proponer la ilegalización de los partidos independentistas.

    Etiquetas:
    Congreso de los Diputados de España, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook