En directo
    España
    URL corto
    0 65
    Síguenos en

    El Pleno del Ayuntamiento de Madrid aprueba la retirada de las calles de los nombres de los socialistas Largo Caballero e Indalecio Prieto, históricos dirigentes durante la II República, así como sus estatuas. La propuesta ha salido adelante con los votos favorables de PP, Ciudadanos y Vox. Más Madrid y el PSOE han votado en contra.

    Será la primera vez en Madrid que un líder histórico del PSOE pierde su placa. El Pleno del Ayuntamiento ha votado la retirada de una calle, una placa conmemorativa en su casa natal de Chamberí y una estatua de Largo Caballero en la plaza de Nuevos Ministerios junto a la de Indalecio Prieto, quien tiene también una calle dedicada en el barrio de Valdebernardo.

    Francisco Largo Caballero fue presidente del PSOE, secretario general de la UGT y presidente del Consejo de Ministros de la II República cuando comenzó la Guerra Civil en España. Su estatua fue inaugurada en 1985 durante la presidencia de Felipe González. Indalecio Prieto ocupó varias carteras ministeriales entre 1931 y 1939. Se da la circunstancia de que ambos políticos perderán su presencia en la vía pública fruto de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica aprobada por el Gobierno del socialista José Luis Rodríguez Zapatero en 2007.

    A través de su portavoz en el consistorio, Javier Ortega Smith, Vox alega que Largo Caballero (1869-1946) fue un hombre de "sanguinaria trayectoria política y personal" y que mantener su nombre en la vía pública es "una ofensa para los madrileños que sufrieron sus crímenes y sus pillajes". Pero para otros, Largo Caballero fue un político muy comprometido con la lucha de los derechos de los trabajadores y miembro de un Gobierno legítimamente constituido. Además, fue víctima del nazismo, pues una vez exiliado a Francia en 1939, tras la invasión alemana fue detenido por la Gestapo e internado en el campo de concentración de Sachsenhausen, de donde fue liberado en 1945 por el Ejército Rojo de la Unión Soviética.

    Cs quería una votación por separado

    Vox también solicitaba en su disposición única la misma suerte para el nombre de Indalecio Prieto, presidente del PSOE en el exilio y muerto en 1962. Ortega Smith le acusa del "robo de más de quinientas toneladas de oro del Banco de España". Vox sostiene que su petición atiende al cumplimiento de la Resolución del Parlamento Europeo de septiembre de 2019 que condena a los regímenes totalitarios y sus representantes.

    El Partido Popular (PP) y Ciudadanos (Cs), coaligados en la Alcaldía, han añadido una enmienda al texto. En lugar de la mención a la declaración del Parlamento Europeo, el sostén jurídico de la propuesta referencia al artículo 15 de la Ley 52/2007 (Ley de Memoria Histórica), que señala que "las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura". Para justificar el voto favorable de su grupo, Ciudadanos ha dicho que "la ley es igual para todos", para "los criminales de un lado y de otro" y ha pedido entender "lo peligroso de reescribir la historia a base de legislación e ideología".

    Etiquetas:
    estatua, calles, votación, pleno, Ayuntamiento de Madrid, VOX, PSOE, Ley de Memoria Histórica
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook