En directo
    España
    URL corto
    0 12
    Síguenos en

    Las fuerzas independentistas del Parlamento de Cataluña arroparon al hasta hoy presidente catalán, Quim Torra, tras la noticia de su inhabilitación, que tacharon de otro "ataque" a las instituciones catalanas. A su vez, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el conservador Partido Popular pidieron la convocatoria inmediata de elecciones.

    Fuerzas independentistas arropan a Torra

    Una de las primeras reacciones de la jornada llegó por parte del expresidente catalán Carles Puigdemont, quien acusó al Estado español de "interferir" en las "instituciones democráticas" de Cataluña.

    "De destitución en destitución hasta la República. A tu lado, presidente", trasladó el expresidente Puigdemont, que actualmente vive en Bélgica para evitar ser juzgado en España.

    ​"Un nuevo ataque judicial del Supremo y del Estado español contra la democracia y las instituciones catalanas. La represión contra el independentismo no tiene freno", dijo por su parte el exvicepresidente de Cataluña encarcelado y líder de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), Oriol Junqueras.

    ​El vicepresidente y pronto presidente interino de Cataluña, Pere Aragonès (ERC), también utilizó las redes sociales para expresar su apoyo a Torra ante la sentencia.

    En un mensaje a través de Twitter, Aragonès afirmó que "la venganza" del Estado español "no provocará ni una grieta" en el compromiso de los independentistas.

    ​También se pronunció públicamente el presidente del parlamento catalán, Roger Torrent (ERC), quien escribió en su cuenta de Twitter que "inhabilitar al presidente de la Generalitat para ejercer el derecho a la libertad de expresión es impropio de un sistema democrático".

    ​Desde el partido de Torra, Junts per Catalunya (JxCat), la vicepresidenta Elsa Artadi lamentó que "sigue activa" una "represión desatada" por parte del Gobierno español contra el independentismo y habló de un "castigo" a la ciudadanía catalana con el cese de su presidente.

    Por su parte, la tercera fuerza independentista, la Candidatura d'Unitat Popular (CUP), hizo un llamamiento a protestar en las calles contra la inhabilitación del presidente.

    ​La diputada de la CUP en el Congreso español, Natàlia Sànchez, lamentó una "constante intromisión" en las instituciones catalanas y pidió al resto de independentistas una "estrategia" para "hacer frente a la ofensiva represiva".

    Además de las reacciones políticas, las principales organizaciones y entidades independentistas de Cataluña convocaron para esta jornada manifestaciones en protesta contra el cese de Torra

    PSOE y PP piden elecciones en Cataluña

    A su vez, el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y el conservador Partido Popular —los dos formaciones con mayor peso institucional en España— pidieron la convocatoria inmediata de elecciones después de que el Tribunal Supremo confirmase la inhabilitación del presidente catalán.

    "Esta inhabilitación abre un nuevo tiempo para Cataluña. Se tiene que producir lo antes posible una convocatoria de elecciones autonómicas que permita a los catalanes superar la situación de bloqueo", señaló Cristina Narbona, la presidenta del PSOE.

    En un sentido similar se expresó el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, afirmó que "debería llamarse a las urnas, porque si no es un fraude de ley".

    La formación liberal Ciudadanos —primera fuerza de la oposición en Cataluña— pidió también la convocatoria inmediata de elecciones y celebró la condena por "utilizar las instituciones de todos los catalanes para promocionar su plan para dividir la sociedad".

    "Hoy comienza el reset que Cataluña necesita", dijo Carlos Carrizosa, portavoz de Ciudadanos.

    El Gobierno de España manifiesta su "respeto" a la inhabilitación de Torra

    El Gobierno de España manifestó su respeto a la decisión adoptada por el Tribunal Supremo de confirmar la condena de inhabilitación por desobediencia contra el presidente de Cataluña, el independentista Quim Torra.

    "Quiero ser tremendamente respetuosa con la decisión de la Justicia española, que es independiente", dijo en rueda de prensa la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, tras ser preguntada sobre el asunto.

    En su respuesta, la canciller afirmó que "España es un país democrático y un estado de derecho" y subrayó que "todos tenemos la obligación de respetar la ley, tanto ciudadanos como gobernantes".

    Pese a estas palabras, la inhabilitación de Torra genera ciertas divergencias entre los socios de coalición que componen el Gobierno español.

    Por un lado, los socialdemócratas del PSOE —socio mayoritario— expresaron su respeto a la decisión judicial, pero los socios minoritarios, los izquierdistas de Unidas Podemos, consideran que la inhabilitación es exagerada e incluso injusta.

    El ministro de Universidades, el prestigioso sociólogo Manuel Castells, calificó como "exagerado" inhabilitar a Torra.

    "Personalmente, y respetando las decisiones judiciales, me parece exagerado que se proponga inhabilitarle", afirmó en una entrevista concedida a la cadena pública TVE pocas horas antes de conocerse el fallo del tribunal.

    Por su parte, el presidente del grupo parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, afirmó que el fallo supone "una sentencia injusta más" de un Poder Judicial "secuestrado por la derecha".

    ​La sentencia también fue criticada por Ada Colau, alcaldesa de Barcelona y una de las voces más importante del espacio político que ocupa Unidas Podemos.

    "La politización de la cúpula judicial sigue alimentando conflictos. La inhabilitación del presidente Torra por una pancarta es un despropósito, por muchas discrepancias que tengamos", valoró.

    Una nueva crisis institucional​ en Cataluña

    Quim Torra fue cesado por el Tribunal Supremo de España, que declaró firme la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que lo condenó a la inhabilitación en 2019 por un delito de desobediencia.

    Esta resolución conduce a Cataluña a una nueva crisis institucional:

    • sin presidente
    • con un Gobierno en funciones en plena pandemia
    • sin previsión de celebrar elecciones pronto

    Tras publicarse el fallo, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) hizo efectivo el cese de Quim Tora y comunicó al vicepresidente, Pere Aragonès, que será nombrado presidente interino del Gobierno de Cataluña.

    El próximo paso para las formaciones catalanas debería ser la presentación de un candidato para someter a debate de investidura en el Parlamento catalán.

    Ante la falta de un sucesor, queda un resquicio legal que permitiría al presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, comunicar a la Cámara la imposibilidad de investidura y activar el plazo para la convocatoria automática de elecciones.

    Este escenario prolongará la excepcionalidad del Gobierno catalán hasta 2021, aplazando los eventuales comicios hasta finales de enero o principios de febrero.

    Está previsto que Quim Torra comparezca ante la prensa este 28 de septiembre para valorar públicamente la decisión de la Justicia española.

    Etiquetas:
    independentistas, España, Cataluña, Quim Torra
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook