02:14 GMT27 Septiembre 2020
En directo
    España
    URL corto
    193
    Síguenos en

    Carles Puigdemont secunda las palabras de Quim Torra y cree que solo un nuevo referéndum de autodeterminación puede traer unidad al independentismo catalán.

    El expresidente de la Generalitat y actualmente diputado en el Parlamento Europeo, Carles Puigdemont, no pierde detalle a lo que sucede en el Parlament de Catalunya. En la última sesión de control al líder del ejecutivo catalán, Quim Torra, el presidente del grupo parlamentario de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Sergi Sabrià, alegó que era "fundamental" que los dos socios del Govern "sigan trabajando conjuntamente", tanto para solventar la crisis del coronavirus como para continuar con "el objetivo de la independencia".

    Sabrià destacó que los independentistas deben mostrar una actitud "constructiva" y "sin reproches" para poder construir un programa que les permita "marcar las metas y el camino compartidos para los próximos años".  Ante la propuesta de consensuar una estrategia común al servicio del independentismo, Torra respondió que repetir el referéndum de autodeterminación es una de las salidas para avanzar en el procés.

    "Creo que hemos de organizarlo otra vez, creo que hemos de volver a hacerlo, pienso que esto nos podría unir a todos", subrayó el presidente de la Generalitat en el estrado del Parlament.

    Además, Torra remarcó que sin unidad "es imposible conseguir la independencia". Palabras que llegaron a Bélgica, país donde reside Puigdemont. Desde allí, el eurodiputado de JxCat ha secundado las palabras del presidente catalán.

    "El punto de referencia es que sólo un referéndum acordado puede sustituir el 1-O, en esto estamos todos de acuerdo", ha afirmado en una entrevista en Rac1.

    Para Puigdemont, "no tiene nada de extraño que un demócrata diga que la primera opción es un referéndum si se puede pactar con el Estado".

    Discrepancias internas

    No obstante, la realización de un nuevo referéndum en los próximos meses se antoja complicado. ERC es partidaria de establecer una mesa de diálogo con el Gobierno, algo que causa recelos en JxCat. Es más, Puigdemont recuerda que en octubre de 2017 "el Estado mintió con promesas de diálogo" para retrasar la declaración unilateral de independencia del 10 al 27 de octubre y así perder el impulso del 1-O.

    A pesar de todo, el eurodiputado pide que ambos partidos se reconcilien y, más allá de las diferencias estratégicas, fijen la independencia como objetivo. Para ello, pone de ejemplo su relación con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, quien goza de permisos de semilibertad. "Es normal que haya discrepancias y es inútil querer pintar de color rosa algo que no es, pero pese a ello fuimos capaces de tejer una lealtad superior hacia el 1-O. Nadie, ni él ni yo, olvidamos porque estamos en prisión y en el exilio, nuestro compromiso sigue intacto", ha indiciado Puigdemont.

    Las desavenencias entre JxCat y ERC son constantes y hacen que el Govern se tambalee. Choques que reconoció el propio Torra, quien acusó a sus socios de "deslealtad" y tiene la intención de convocar elecciones para principios de octubre. No obstante, de momento, no ha dado ninguna fecha, aunque asegura que tiene una ya pensada.

    Etiquetas:
    Junts Per Catalunya, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Quim Torra, Carles Puigdemont, Cataluña, referéndum
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook