En directo
    España
    URL corto
    Por
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    0 90
    Síguenos en

    La planta de Seat en Martorell, la mayor fábrica de coches de España, regresa a la actividad con un plan de desescalada propio. La producción se ha reiniciado y ya comienzan a salir coches de su interior. Un paso más hacia la reactivación de un sector en el que los índices de fabricación en España cayeron en abril hasta un 85%.

    El mes de marzo, el sonido de taladros dejó de sonar en las instalaciones de Seat. El coronavirus ponía en alerta a España, Cataluña y a Martorell, localidad donde se encuentra la planta de la empresa automovilística. El temor al aumento de contagios, el confinamiento en la Conca d’Òdena y el peligro que suponía dejar entrar al virus en la mayor fábrica de coches del país hizo que Seat tomara una decisión. Durante cinco semanas, la producción de vehículos se paralizaría en Martorell, lo que afectaría a 10.500 trabajadores

    Periodo de calma, pero no de mudez. En las entrañas de la fábrica, algunos empleados de la línea de montaje del subchasis del modelo Seat León se dedicaron a ensamblar respiradores. Mediante el uso del motor del limpiaparabrisas y otras piezas como engranajes o los ejes de la caja de cambios, la compañía creó 600 unidades que fueron enviados a distintos hospitales de la geografía española. El nombre de este artefacto era OxyGEN y mantuvo un mínimo de actividad en Martorell. "En principio, este proyecto nació para ayudar a las autoridades españolas en las UCI. Ahora que esta congestión ya bajó y ya no era necesario fabricar más, se detuvo la producción. Si en el futuro hay alguna necesidad, se volverán a fabricar", explican fuentes de la compañía, que añaden la producción de mascarillas quirúrgicas al trabajo realizado durante el parón.

    Sin embargo, el 27 de abril dio fin al estado de hibernación. Ese mismo día, Seat comenzaba a aplicar su propio plan de desescalada y de vuelta a la normalidad. Así, las tres líneas de fabricación de Martorell volvían a funcionar. Eso sí, con un único turno de producción. "Funcionó bien. Al haber menos personal, se pudieron aplicar bien las medidas de seguridad, aunque hay empleados que tienen que hacer su trabajo y el de dos o tres personas más", afirman las mismas fuentes.

    El reto llegó el lunes 11 de mayo con el regreso de un segundo turno de la línea del Seat León. Entre ambos se necesitan unos minutos para limpiar todas las herramientas y puestos de trabajo. Además, se han tenido que ajustar los tiempos para no coincidir en el mismo lugar .

    "Los trabajadores entran y salen por sitios distintos y con un espacio de tiempo intermedio. En circunstancias normales, lo que pasaba es que cuando se acababa un turno las dos personas se cruzaban y se saludaban. Esto no puede ser así ahora", comentan desde Seat.

    El 8 de junio se pondrá en marcha el tercer turno del Seat León, mientras que el 15 de junio lo hará el segundo de la línea de producción de los modelos Arona e Ibiza. El segundo turno de la línea del A1 tiene previsto iniciarse entre el 17 y el 25 de junio, fecha en la que la empresa prevé recuperar la actividad normal.

    Trabajadores con mascarilla en el interior de la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona)
    © Foto : Cortesía de Seat
    Trabajadores con mascarilla en el interior de la fábrica de Seat en Martorell (Barcelona)

    Medidas de contención del virus

    Un proceso de vuelta a la actividad gradual, fundamentado en las pruebas PCR para detectar el virus. Seat tiene previsto realizar 15.000, en concreto, 13.000 en Martorell, 1.000 en las instalaciones de la Zona Franca de Barcelona y otras 1.000 en la planta de El Prat de Llobregat. Test que se hacen a medida que se van reincorporando los empleados, aunque aseguran que intentarán realizar 3.000 semanales solo en las industrias situadas en Cataluña.

    De momento, el equipo médico de la compañía sigue testando a los empleados. Una plantilla que se reincorpora a las fábricas tras pasar dos ERTE. Uno, el 16 de marzo por fuerza mayor, al no ser posible operar, en el que se incluyó a todos los trabajadores que no pudieran laborar desde casa. El segundo, del 27 de abril, se aplica solo sobre los operarios del área de producción u oficinistas relacionados con este departamento. En concreto, más de 11.000 personas, aunque, ahora, hay 7.000 afectados. "Es un ERTE que a medida que se vayan fabricando más automóviles, el número de empleados afectados disminuye. Ahora mismo ya trabajan en producción, entre operarios y oficinistas, más de 4.000 personas en todos los centros de trabajo. Para junio, la previsión dice que estará toda la plantilla".

    Un equipo de trabajo que se encontrará con un escenario en Martorell muy distinto al de marzo. Además, de las tareas de desinfección de las instalaciones tras cada turno, los empleados tienen que trabajar con dos metros de distancia entre ellos y siempre con mascarilla. Seat proporciona entre una y dos diarias y en el caso de que no se pueda respetar la distancia de seguridad, el trabajador utiliza una pantalla facial.

    Trabajador con mascarilla de la línea del Seat León en la fábrica de Martorell (Barcelona)
    © Foto : Cortesía de Seat
    Trabajador con mascarilla de la línea del Seat León en la fábrica de Martorell (Barcelona)

    También cuentan con geles hidroalcohólicos en todos los puntos de la fábrica y test de temperatura para poder acceder a la planta. Una prueba que se realiza a cualquier persona que tenga que entrar a las instalaciones, independiente de si está contratado por Seat.

    "En los accesos, el personal del servicio médico de la empresa, no el de seguridad, lleva a cabo estos controles. En el caso de que haya alguien con más de 37 grados, los sanitarios le hacen un seguimiento y le atienden. En caso de darse un positivo, el empleado tiene que quedarse en su casa hasta su recuperación".

    Desde Seat confirman que "el nerviosismo no se ha apoderado" de los trabajadores de Martorell. La aplicación de medidas contra el coronavirus genera calma en la joya industrial de la empresa, de 2.800.000 metros cuadrados, equivalente a 400 campos de fútbol.

    Una fábrica que estas semanas produce 425 automóviles diarios. A pleno rendimiento, Martorell fabrica más de 2.100 coches al día, lo que equivale a uno cada 30 segundos. Ritmo que la empresa pretende recuperar en verano, si la pandemia permite que el taladro y el soplete vuelvan a ser sinfonía entre las paredes de la mayor fábrica automovilística de España.

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    Etiquetas:
    SEAT, fábrica, Barcelona, coches, coronavirus, coronavirus en España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook