En directo
    España
    URL corto
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    0 20
    Síguenos en

    MADRID (Sputnik) — Cuatro islas de los archipiélagos canarios y baleares estrenaron la Fase 2 del desconfinamiento establecido para contener la epidemia de COVID-19, una desescalada que ya se extiende a la mayor parte del territorio, aunque Madrid y Barcelona siguen a la cola.

    En concreto, los territorios que entraron este lunes 18 de mayo en Fase 2 del desconfinamiento fueron las islas de Formentera (Baleares), La Gomera, El Hierro y la Graciosa (Canarias).

    "La Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias se muestra satisfecha por el paso a la fase 2 de la desescalada en el proceso de transición a una nueva normalidad", explicó el Gobierno autonómico en un comunicado, donde se afirma que la transición a la nueva situación está siendo "controlada” y "exitosa".

    Este cambio de fase trae consigo la reapertura de centros comerciales, cines, teatros y salas de conciertos con aforo limitado.

    Por su parte, los bares y restaurantes pasarán de atender solo en terraza a permitir el uso de las mesas en sus locales.

    Del mismo modo, se amplía de diez a quince las personas que pueden participar en reuniones sociales, se extiende la asistencia permitida a los velatorios hasta veinticinco y se vuelve a permitir la celebración de bodas.

    Mientras las cuatro islas mencionadas relajan las restricciones, casi todo el territorio español está en Fase 1, una etapa a la que desde este 18 de mayo se adhieren la Comunidad Valenciana y zonas de Andalucía o Castilla-La Mancha que no fueron autorizadas para pasar de fase en la primera oleada.

    Las excepciones siguen siendo la la Comunidad de Madrid, el área metropolitana de Barcelona y algunas zonas de Castilla-León, que el Gobierno decidió mantener en la denominada Fase 0.5, con unas restricciones todavía muy estrictas, aunque con leves relajaciones desde este lunes 18 de mayo.

    Esto implica que más del 70% de la población española ya se encuentra en las Fases 1 o 2 de la desescalada, mientras que Madrid y Barcelona avanzan más lentas.

    Guerra abierta en Madrid

    Según las palabras del director del centro de emergencias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, la decisión de mantener las restricciones para Madrid y Barcelona se debe a que ambas ciudades son "núcleos de comunicación" del país con "transportes públicos masivos" que todavía reportan la mayoría de nuevos contagios diarios de COVID-19.

    Uno de los criterios técnicos para avanzar en la desescalada es disponer de unos servicios de atención primaria que permitan una detección ágil de posibles casos para contener posibles rebrotes antes de que se extiendan, una circunstancia que según el Gobierno de España —conformado por dos partidos de corte progresista no sucede en Madrid.

    Sin embargo, el Gobierno autonómico de Madrid —conformado por una coalición de conservadores y liberales— cree que no hay motivos técnicos para mantener las restricciones en la capital, lo que ha creado una situación de enfrentamiento abierto entre ambas administraciones.

    La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, acusó este 18 de mayo al Gobierno de Pedro Sánchez de tener paralizada la economía madrileña por motivos políticos.

    "En Madrid nos hemos dado una forma de vida diferente ideológicamente a lo que pretenden en el Palacio de la Moncloa", señaló Ayuso en una entrevista en Telecinco, donde polemizó afirmando que el actual Gobierno español busca convertir al país en Venezuela.

    Por su parte, el número dos del Partido Popular —partido que encabeza el Gobierno en Madrid— fue un paso más allá y aseguró el 18 de mayo que la decisión de mantener las restricciones a la movilidad en dicho territorio se deben a un "odio" personal de Pedro Sánchez hacia las autoridades locales.

    En concreto, afirmó que las decisiones de Sánchez "se basan en su profundo odio a la Comunidad de Madrid".

    En la última semana, al hilo de esta polémica, los barrios de clase alta de Madrid fueron el epicentro de una oleada de protestas contra el Gobierno, produciéndose incluso concentraciones en la calle que vulneraban las normas de confinamientos para pedir la dimisión de Sánchez.

    El ministro de Transportes, José Luis Ábalos —uno de los colaboradores más cercanos de Sánchez— respondió a estas acusaciones afirmando que el mantenimiento de las restricciones se debe únicamente al análisis de "la situación específica de Madrid, que ha sido epicentro de la pandemia".

    En ese sentido, Ábalos instó a las autoridades locales a dejar de alentar polémicas entre administraciones y reclamó centrar los esfuerzos en "reforzar la atención primaria y hacer tests” algo que "es más útil para la salud que convocar manifestaciones con el solo propósito de tratar de derrocar a un Gobierno".

    ​En medio de este cruce de acusaciones, el sindicato médico AMYTS —mayoritario en Madrid— emitió un comunicado este lunes 18 de mayo recordando que el territorio sufre desde hace años un déficit de recursos en los servicios de Atención Primaria, por lo que piden un refuerzo de medios y personal antes de avanzar en la desescalada.

    Tema:
    España concreta el plan para iniciar la desescalada gradual del confinamiento (207)
    Etiquetas:
    COVID-19, coronavirus, Formentera, Islas Canarias, las Islas Baleares, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook