En directo
    España
    URL corto
    0 190
    Síguenos en

    Aunque su formación académica poco tiene que ver para construir esta creación, su objetivo principal es mostrar al mundo que "la robótica está más cercana a nosotros de lo que puede parecer".

    Hace unas semanas, cuando se empezaron a poner en marcha las medidas para controlar el mantenimiento de la distancia física y evitar contagios por coronavirus, se hizo viral un vídeo grabado en Singapur donde una especie de perros robots de Boston Dynamics merodeaban alrededor de un parque para vigilar la distancia social. "Los mismos de Black Mirror", comparaba un usuario en Twitter.

    ​Ahora, un español de Ciudad Real llamado Miguel Ayuso ha construido con tan solo 500 euros su propio perro robot al que le transmite los movimientos a través de un mando inalámbrico de la PlayStation 3, el DualShock 3. Decidió utilizar este tipo de control porque funciona como cualquier teclado vía Bluetooth. "Una pulsación en cualquier tecla es un evento dentro del ordenador, un comando. Lo lee Python con una librería, solo he tenido que configurar el emparejamiento Bluetooth", explica Ayuso en el medio Xataka.

    Con tan solo 22 años, está a punto de terminar sus estudios de Física y aunque su formación académica poco tiene que ver para construir esta creación, su objetivo principal es mostrar al mundo que es posible crear un robot sin salir de casa, y que "la robótica está más cercana a nosotros de lo que puede parecer".

    Empezó a trabajar en el proyecto hace seis meses y con este robot ha podido aprender de manera autodidacta conocimientos de electrónica y programación. El código de los movimientos está escrito en el lenguaje de programación Python, que es ejecutado por su ordenador y transmitido vía USB, pero actualmente está trabajando para poder llevarlo a la Raspberry Pi —un ordenador del tamaño de una tarjeta de crédito— y convertir esos movimientos en inalámbricos.

    El 'BigDog' utilizado con fines militares

    La empresa de diseño de ingeniería y robótica Boston Dynamics creó en 2005 un robot cuadrúpedo, conocido como 'BigDog', para misiones militares. Su nueva creación, Spot, es una versión más pequeña y ágil que la anterior y es capaz de atravesar terrenos irregulares, detener bombas, inspeccionar plataformas petroleras y ayudar a los hospitales.

    Desde el 8 de mayo, el gobierno de Singapur está financiando el proyecto piloto patrullando el parque Bishan-Ang Mo Kio de la ciudad para, de este modo, utilizar a Spot como un guardián durante la pandemia de COVID-19 y recordar a la gente que respete el distanciamiento social a través de la reproducción de un mensaje grabado.

    Otros países como España recurrieron a drones al comienzo de la pandemia para gritar a las personas que se quedaran en casa. Por su parte, en Nueva Jersey, un departamento de policía local utilizó aviones no tripulados para gritar un mensaje pregrabado para dispersarse. 

    Etiquetas:
    perro policía, perros, robots, España, Singapur, coronavirus
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook