En directo
    El barco de rescate Aquarius

    La izquierda española celebra la acogida del buque Aquarius

    © REUTERS / Tony Gentile
    España
    URL corto
    426

    MADRID (Sputnik) — Las formaciones de izquierdas y numerosas alcaldías de toda España celebraron la decisión del Gobierno de Pedro Sánchez, de acoger al buque Aquarius, que lleva 629 migrantes a bordo, después de que Italia y Malta le denegaran la entrada en sus puertos.

    "Buena decisión acoger a las 629 personas del barco Aquarius. Gracias a los Ayuntamientos de Valencia y de Barcelona por la petición para darles asilo, finalmente recogida por el Gobierno. Es buen momento para cumplir la cuota de refugiados a la que España se comprometió con la UE", aseguró la formación Podemos.

    Este 11 de julio, el Ejecutivo anunció su decisión de acoger al barco de rescate y permitir su entrada en el puerto de Valencia, a aproximadamente 700 millas náuticas de la zona en la que el barco quedó deambulando entre Italia y Malta.

    El alcalde de Valencia, Joan Ribó, expresó su satisfacción por la "rápida respuesta del Gobierno de España" al ofrecimiento de la ciudad para recibir al barco Aquarius.

    "No queremos más tragedias en el Mediterráneo ante la pasividad de todos los que luego se rasgarán las vestiduras cuando aparezca un nuevo Aylán en cualquier playa europea", aseguró Ribó, en referencia al niño sirio que apareció ahogado.

    Asimismo la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) celebró la decisión del Gobierno socialista de Pedro Sánchez de ofrecer acogida a la embarcación Aquarius "como medida de urgencia para evitar el sufrimiento de las más de 600 personas migrantes y refugiadas que se encuentran a bordo".

    Ante esta decisión, pide al Ejecutivo español que "lidere un cambio en la política de acogida de la UE", según afirman en un comunicado.

    Además, la entidad pide a la Comisión Europea "que estudie sanciones a Italia ya que su comportamiento vulnera las reglas internacionales que regulan los rescates marítimos y el derecho de asilo", así como hace un llamamiento a la corresponsabilidad de los Estados miembro.

    "Esta llegada no es el final sino el inicio de un proceso de acogida y deben plantearse ya las medidas sanitarias y sociales necesarias, así como la previsión de dotación de más plazas y con una gestión más flexible", afirmó Estrella Galán, secretaria general de la entidad.

    Desde CEAR apuntan que los estados de la UE deben establecer "un mecanismo de coordinación regional ante la llegada de personas migrantes y refugiadas, de forma que no se repitan sucesos como el de estos últimos días".

    "Resulta bochornoso tener que recordar una vez más la obligación legal de salvar vidas en el mar con arreglo al Derecho Internacional", añadió Galán, secretaria general de la entidad. 

    El barco de rescate, perteneciente a la ONG francesa Sos Méditerranée y a Médicos Sin Fronteras, llevaba desde este 10 de junio deambulando Malta e Italia, en el Mediterráneo, después de que Roma y La Valeta le denegaran la entrada a sus puertos.

    Según Médicos Sin Fronteras, esa situación ponía en peligro a los migrantes a bordo, sobre todo a las siete mujeres embarazadas que fueron rescatadas y a 15 personas que presentaban quemaduras químicas graves provocadas por la mezcla de combustible y agua salada.

    Además: Los pobres de Europa dicen basta a la inmigración masiva

    Además, personas presentaban un cuadro de ahogamiento crítico e hipotermia en el momento del rescate.

    El Gobierno de España destacó que la acogida del barco es una "obligación" y que servirá para "evitar una catástrofe humanitaria".

    Además:

    Malta agradece a España la acogida del barco Aquarius
    España pide a la UE que "tome cartas en el asunto del barco Aquarius"
    Niños inmigrantes de Melilla y Ceuta: arriesgar la vida para llegar a Europa
    Etiquetas:
    Aquarius, refugiados, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik