18:02 GMT +315 Octubre 2018
En directo
    Refugiados en el mar Egeo

    Rescatista acusado de tráfico de personas en Lesbos: "somos cabeza de turco"

    © AP Photo / Petros Giannakouris
    España
    URL corto
    0 21

    En la noche del 14 de enero de 2016 tres socorristas españoles salieron al mar en busca de migrantes que pretendían llegar a Lesbos y pedir refugio; al volver, sin haber dado con quienes iban a ayudar, fueron detenidos por los guardacostas griegos y acusados de traficar personas en grado de tentativa. Sputnik conversó con uno de ellos.

    Este 7 de mayo los rescatistas Manuel Blanco, Julio Latorre y José Enrique Rodríguez serán juzgados en Mitilene (Lesbos, Grecia). Según contó Blanco, podrían enfrentarse a una pena de hasta diez años de cárcel.

    "No estamos preparados para que se nos condene por salvar vidas e impedir que la gente muera ahogada en el mar. No hay preparación mental ninguna para eso, no entra dentro de nuestros esquemas", dijo Blanco a Sputnik.

    Los socorristas forman parte del equipo de rescate de la ONG española Professional Emergency Aid (Proemaid) que esa noche se embarcaron en su tercera misión en el barco de dos daneses miembros de Team Humanity (ya que el de los españoles estaba en reparación), para ayudar a los sirios, afganos, iraquíes, paquistaníes, bangladesíes que, a través del Egeo, huían de la guerra, Daesh y el convulso Medio Oriente. 

    "Llegan unos 50 refugiados por barca en condiciones muy precarias —contó Blanco-. La embarcación no flota bien, los chalecos que les proporciona la mafia tampoco, no tienen reflectantes. Un cuerpo mojado pierde temperatura 20 veces más rápido que uno seco… hemos visto morir gente por hipotermia, niños ahogados. Cuando nos llaman para ayudar, no dudamos ni un sólo instante y nos embarcamos".

    En ese sentido, agregó: "nuestra vocación nos impide quedarnos en la orilla mirando cómo la gente se ahoga. No queremos que el mar sea el que decida si una criatura, una mujer o un hombre puede o no pedir asilo en un país".

    Se calcula que unas 800.000 personas atravesaron el mar entre el verano de 2015 y la primavera de 2016; la cantidad de muertos aún es indeterminada.

    Es la primera vez que se juzga a voluntarios participantes de este tipo de misiones. Según Blanco, "es un hecho que puede presentar un precedente muy grave". "Somos cabeza de turco", advierte.

    "Cuando salimos al extranjero hablamos con nuestra embajada en el país de destino, con las autoridades locales para decirles ‘somos bomberos, venimos a ayudar, estos son nuestros equipos, estas son nuestras capacidades', y trabajamos en la zona de salvamento que nos asignan […] No entendemos qué pasó", dijo el rescatista.

    Blanco señaló que el Derecho Penal en Grecia se contrapone con el "Deber de prestar auxilio" establecido por el artículo 98 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

    "Cualquier capitán de barco que tenga constancia que otro barco se está hundiendo, tiene la inexcusable obligación de rescatarlo, porque sino estaría cometiendo el delito de omisión del deber del socorro", explicó.

    Los acusados cuentan con el apoyo del gobierno español y de todos los partidos políticos. Entre otras autoridades, fueron recibidos por el canciller, Alfonso Dastis, quien se comprometió a tratar la situación con su par griego.

    "Estamos contentos por el respaldo recibido, tanto a nivel institucional, político y de gobierno como en la calle. El color naranja de nuestras camisetas es el color universal del rescate, la gente reconoce la camiseta y nos apoyan, nos muestran su cariño", aseguró el socorrista.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik

    Además:

    Grecia informa del aumento brusco de inmigrantes llegados de Turquía
    Día Mundial de los Refugiados: una huida por la supervivencia
    Etiquetas:
    rescatistas, Grecia, España