Widgets Magazine
En directo
    Homenaje a las víctimas del atentado en Barcelona

    ¿Dejará España de vender armas a Arabia Saudí tras el ataque terrorista en Barcelona?

    © REUTERS / Albert Gea
    España
    URL corto
    440

    Tras los atentados terroristas de Barcelona y Cambrils, en España ha surgido un debate sobre el cese del envío de armas a Arabia Saudí.

    El secretario general del partido opositor español Podemos, Pablo Iglesias, pidió a las autoridades que revisaran las relaciones empresariales con Riad, acusada de apoyar el terrorismo. 

    El llamamiento de Iglesias fue apoyado por un sector de los participantes en la multitudinaria manifestación que tuvo lugar en Barcelona el 26 de agosto. Apelaron al Gobierno del país, así como a la Jefatura de Estado del rey Felipe VI, con un llamamiento para dejar de vender armas a Arabia Saudí. 'Felipe, quien quiere la paz no trafica con armas'; 'Vuestras políticas, nuestros muertos', podía leerse en las pancartas de algunos de los manifestantes. 

    Anteriormente, las denuncias sobre la venta de armas a Arabia Saudí llegaron a Madrid de organizaciones internacionales como Amnistía International, Oxfam Intermón y Greenpeace.

    Al mismo tiempo, los expertos están seguros de que España no va a renunciar al suministro de armas a Arabia Saudí, su mejor cliente fuera de Europa.

    "Las exportaciones militares españolas a Oriente Medio se pueden estimar en unos 1.000 millones de euros, cientos de millones de euros al año. Esta es una cantidad muy seria de dinero, y es poco probable que Madrid renuncie a este negocio", dijo a Sputnik el director del Centro Delàs de Estudios por la Paz, Pere Ortega.

    Estadísticas

    En los últimos cuatro años, las exportaciones de armas de España a Arabia Saudí se han multiplicado por 30, de los 46,22 millones de euros en el período de 2009 a 2012 a 1.360 millones de euros en 2013-2016.

    Según Ortega, estas entregas violan tanto la legislación española en materia de venta de armas como el Tratado Internacional sobre el Comercio de Armas, que prohíbe el suministro de material de este tipo a países donde se violan los derechos humanos y que realizan operaciones militares.

    El Gobierno español insiste en que este no es el caso. España fue uno de los primeros países en firmar este Tratado de la ONU en junio de 2013. Después del estallido del conflicto armado en Yemen en 2014, gracias a la insistencia de Madrid, todos los contratos para el suministro de armas a Arabia Saudí incluyen una prohibición de reexportación o uso fuera de sus fronteras. Además, Madrid exigió a Riad garantizar el cumplimiento de estos contratos.

    El informe del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de España sobre la venta de armas en 2016 especifica 'estrictas cláusulas' vigentes contra Arabia Saudí. 

    En total, el año pasado, según el Ministerio, Riad compró armas a empresas españolas por valor de 116,2 millones de euros. El principal consumidor fueron las Fuerzas Armadas de Arabia Saudí (84,94%). El 11,83% se destinó a la Policía de este país de Oriente Medio; el restante 3,23%, a empresas privadas.

    Entre lo adquirido por Arabia Saudí el año pasado se encuentran dos aviones cisterna, munición de artillería, bombas, torpedos, misiles, varios vehículos militares, etc.

    Fuga

    Ortega está seguro de que algunas de las armas españolas sí abandonan este reino. 

    "Arabia Saudí está luchando en Yemen. Además, este país apoya a grupos armados en Siria. Así, las armas españolas se utilizan en estos conflictos. Lo mismo sucede con las armas que España suministra a otros países de la región. Y, en particular, esto puede servir como detonante de los ataques terroristas que han ocurrido recientemente en nuestro país", dijo el analista español a Sputnik.

    En la prensa española también se presentan acusaciones similares contra Madrid. Así, los periodistas locales recordaron que, desde el año 2015, las armas españolas han aparecido repetidamente en Yemen. El incidente más escandaloso fue el descubrimiento en este país de un lanzacohetes C90 fabricado por la empresa española Instalaza, que originalmente fue vendido a las Fuerzas Armadas de Arabia Saudí, pero finalmente fue capturado por los rebeldes hutíes.

    Tanto Ortega como otros expertos españoles esperan que, al final, España recule y se una a países europeos como Alemania y Países Bajos y se niegue a vender armas a Arabia Saudí.

    Además:

    Experto: España viola la legislación nacional e internacional al vender armas a Arabia Saudí
    Opinión: "España le venderá armas a Arabia Saudí, que provee a Daesh"
    España desbloquea la venta de munición de artillería a Arabia Saudí
    Etiquetas:
    armas, Arabia Saudí, España
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik