11:57 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Un astronauta fuera de la EEI

    Astronautas de la EEI podrán hornear galletas en el espacio pero no podrán comerlas

    © Sputnik / Servicio de prensa de Roscosmos
    Espacio
    URL corto
    141
    Síguenos en

    Los astronautas de la Estación Espacial Internacional (EEI) pronto contarán con un horno que pueden usar para hacer galletitas con chispas de chocolate, una idea bastante atractiva para quienes están tan lejos de la Tierra. Sin embargo, no los podrán comer. Sputnik te explica por qué.

    El horno Zero G está camino a la EEI. Los astronautas podrán cocinar una galleta por vez, pero aunque se les haga agua la boca, no podrán comerlas. Las galletas son parte de un experimento para estudiar si la cocción es posible incluso en gravedad cero.

    Para hornear las galletas los astronautas tendrán que ser pacientes. De a una, tendrán que introducirlas en una bolsa especial de silicona y luego colocarlas el horno. La bolsa es necesaria para reducir el "riesgo potencial de producir migas", ya que pueden flotar y terminar dañando la maquinaria de la estación espacial, explicó la Nasa.

    El horno es eléctrico y su temperatura máxima es de 177 grados Celsius, aproximadamente el doble de la temperatura de los calentadores que se utilizan actualmente para calentar los alimentos en la estación espacial. Para este experimento, cada galleta se hornea de 15 a 20 minutos a 163 grados, informó Associated Press.

    ​En la tierra el polvo de hornear, el bicarbonato de sodio y la levadura permiten que las masas se eleven; en la gravedad cero, sin embargo, todos esos elementos se comportan de manera diferente.

    Si la masa leuda como debe en el espacio, los futuros exploradores podrían añadir productos recién horneados a su limitado menú de cocina espacial preenvasada. Hasta ahora sólo los cosmonautas rusos pudieron disfrutar de una pizza que envió Pizza Hut (y del millón de dólares que les pagaron), ya que los estadounidenses tienen prohibido participar en campañas publicitarias. 

    Una vez que las galletas estén listas, la tripulación no podrá comerlas: las muestras deberán ser fotografiadas y analizadas, según se lee en la descripción oficial del experimento de la NASA.

    "Cuando horneas en la Tierra, una vez que pones la galleta en la bandeja sabes que la parte de abajo será plana y la parte de arriba un poco curva, según la proporción de los ingredientes", dijo a CBS News la ingeniera de Nanoracks Mary Murphy. "Pero obviamente, nadie ha hecho esto en el espacio, así que no sabemos exactamente cómo será. Podría salir más como un cilindro, podría crear una esfera. Realmente no lo sabemos, y creo que es una de las cosas más emocionantes que descubriremos", aclaró.

    El horno es idea de Zero G Kitchen, informó CBS News, un proyecto desarrollado por el empresario espacial Ian Fichtenbaum y la especialista en medios sociales Jordana Fichtenbaum. La pareja de neoyorquinos están diseñando una "cocina espacial", el primer electrodoméstico fue el horno. El dúo trabajó con la empresa de servicios espaciales Nanoracks, con sede en Texas, para construir el Zero G y se asoció con DoubleTree Hotels, que está proporcionando la masa cósmica para galletas.

    Etiquetas:
    Espacio, astronautas, Estación Espacial Internacional
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik