En directo
    Entretenimiento
    URL corto
    0 161
    Síguenos en

    Sofía Hellqvist, esposa del príncipe Carlos Felipe de Suecia, es una de esas princesas que nadie hubiera esperado. Su vida es una serie de giros inesperados y fuertes rumores que hacen de su figura un personaje inusual. ¿Fue modelo, 'stripper' y actriz porno la princesa de Suecia? Conoce su historia.

    Se dicen muchas cosas sobre la vida de Sofía Hellqvist. Lo que no cabe duda es que está llena de decisiones feroces. Nacida el 6 de diciembre de 1984 en Estocolmo, a los 18 años decidió irse de casa para cumplir su sueño en el mundo del modelaje. 

    Ver esta publicación en Instagram

    Princess Sofia Young #kungahuset #kungafamiljen #swedishroyalfamily #princesssofia

    Una publicación compartida de Princess Sofia of Sweden (@sofia_princesssweden) el

    Aunque obtuvo varios trabajos como modelo, debió mantener otros empleos para subsistir. Así, trabajó como mesera, de vendedora en una tienda de deportes y hasta en una fábrica de plástico durante sus primeros años de carrera.

    De allí, su carrera dio un gran salto en 2004 cuando fue elegida por la revista sueca Glitz para aparecer en una recordada portada en la que posa en bikini con una boa constrictora sobre su cuerpo. Al año siguiente fue elegida para formar parte de un reality show famoso en Suecia llamado Paradise Hotel, donde ganó popularidad e incluso llegó a la final.

    Luego de esto, Hellqvist decidió poner una pausa a su fama y viajó a Estados Unidos para estudiar contabilidad en Nueva York. Es sobre sus años en el país norteamericano donde se concentran los rumores más fuertes de la ahora princesa sueca.

    Además de volver a trabajar como camarera, muchos sostienen que trabajó como stripper en la icónica ciudad y que incluso grabó escenas para adultos con la famosa actriz porno Jenna Jameson. Sin embargo, ninguno de estos rumores ha salido a la luz con pruebas.

    En su biografía oficial de la página de la realeza sueca, consta que trabajó como instructora de yoga durante sus años como universitaria. La carrera no fue terminada, y la joven decidió volver a su país.

    Fue al regresar que el príncipe Carlos Felipe de Suecia conoció a la modelo. Más rumores afirman que lo hizo en un club nocturno, donde presuntamente trabajaba Hellqvist cuando regresó a Suecia. Fue durante 2010 que la pareja hizo pública su relación, y en 2011 se mudaron juntos. 

    Igual que ocurrió con Meghan Markle, esposa del príncipe Harry, y la familia real británica, Hellqvist tampoco fue vista con buenos ojos por la realeza sueca. De hecho, antes de Sofía, Carlos Felipe mantuvo un noviazgo de 10 años con Emma Pernald, publicista y amiga de la familia que parecía ser la favorita para el trono. Sin embargo, al casarse con Hellqvist, el príncipe afirmó que "no había sentido la magia del amor" antes de Sofía. 

    Pasó tiempo para que la familia real aceptara a su nueva integrante. Puede que el pasado de Sofía fue controversial, y más aún los rumores que la prensa construyó en torno a su vida. Sin embargo, su interés por los derechos humanos pudo haberla posicionado como una candidata noble. Desde la adolescencia, Hellqvist había hecho voluntariados con población vulnerable en países como Sudáfrica, Ghana y Senegal. 

    Desde su boda el 13 de junio con el príncipe Carlos Felipe, Hellqvist volvió a su faceta filántropa y ha colaborado como asistente médica durante la pandemia de COVID-19.

    Además, formó parte de la fundación Project Playground, que trabaja con niños de bajos recursos de Sudáfrica y Suecia.  

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook