En directo
    Economía
    URL corto
    0 716
    Síguenos en

    Las numerosas crisis mundiales previsibles podrían llegar a su punto crítico este año, en particular en los meses anteriores a las elecciones presidenciales en EEUU, señala Nouriel Roubini, conocido también como Dr. Doom (Doctor Catástrofe), en su artículo publicado en Project Syndicate.

    Cisnes blancos

    Según el analista financiero Nassim Nicholas Taleb, los cisnes negros son eventos que emergen de forma impredecible. Pero Roubini sostiene que las crisis financieras son un resultado previsible de vulnerabilidades económicas y financieras acumuladas y de errores políticos. El economista califica estos fenómenos como "cisnes blancos".

    "Este año se ven en el horizonte varios cisnes blancos potencialmente sísmicos. Cualquiera de ellos podría desencadenar graves perturbaciones económicas, financieras, políticas y geopolíticas como no se había hecho desde la crisis de 2008", advierte el Dr. Doom, conocido por sus acertadas previsiones sobre la crisis financiera de 2008.

    La rivalidad estratégica

    EEUU está encerrado en una rivalidad estratégica creciente con al menos cuatro poderes: China, Rusia, Irán y Corea del Norte, señala el autor. A todos estos países les interesa desafiar el orden mundial dirigido por EEUU, y 2020 podría ser un año crítico para ellos, debido a las elecciones presidenciales en Estados Unidos y al posible cambio de las políticas de este país.

    "Si las elecciones en EEUU se convierten en un rencor partidista, en un caos, en disputas por el recuento de votos, será mejor para sus rivales. Un colapso del sistema político estadounidense debilitaría su poderío en el extranjero", comenta Roubini.

    EEUU e Irán

    Algunos países, según el economista, tienen un "particular interés en eliminar a [Donald] Trump [presidente de EEUU]". La aguda amenaza, que supone el mandatario para las autoridades de Irán, "le da todas las razones para intensificar el conflicto con Estados Unidos en los próximos meses, aunque signifique arriesgarse a una guerra a gran escala".

    En este caso es posible que el consiguiente aumento de los precios del petróleo haga caer el mercado de valores estadounidense, desencadene una recesión y hunda las perspectivas de reelección de Trump.

    La guerra entre EEUU e Irán es probable este año, la calma actual precede a una tormenta, añade el autor.

    EEUU y China

    En cuanto a las relaciones entre EEUU y China, la llamada 'fase uno' del acuerdo comercial "es una tirita temporal", opina Roubini.

    "La guerra fría bilateral sobre tecnología, datos, inversión, moneda y finanzas ya está escalando bruscamente", señala.

    Para el analista, el brote del nuevo coronavirus ha dado un mayor impulso a la tendencia de desacoplamiento chino-americano. "Es probable que la epidemia sea más grave de lo que se espera actualmente, y la perturbación de la economía china tendrá efectos indirectos en las cadenas mundiales de suministro, incluidos los artículos farmacéuticos, de los que China es un proveedor fundamental".

    Roubini considera probable que este año se produzca una fuerte escalada del conflicto entre EEUU y China.

    Para algunos líderes chinos, no puede ser una coincidencia que su país esté experimentando simultáneamente un brote masivo de gripe porcina, una grave gripe aviar, una epidemia de coronavirus, disturbios políticos en Hong Kong, la reelección del presidente proindependentista de Taiwán y el aumento de las operaciones navales de EEUU en el mar de China Meridional y Oriental.

    "Independientemente de que China solo se culpe a sí misma de algunas de estas crisis, la opinión en Pekín se está inclinando hacia lo conspirativo", observa Roubini.

    Primera ciberguerra mundial

    Las potencias rivales también podrían atacar los sistemas financieros de EEUU y de Occidente, incluyendo el sistema SWIFT, opina el economista y agrega que la infraestructura de telecomunicaciones de EEUU es potencialmente vulnerable.

    Estados Unidos, por supuesto, no se quedará de brazos cruzados en caso de un ataque asimétrico, asegura Roubini.

    "Los ciberataques de EEUU contra los cuatro rivales seguirán intensificándose este año, aumentando el riesgo de la primera ciberguerra mundial y de un enorme desorden económico, financiero y político".

    ¿Adiós a los bonos del Tesoro?

    Al mismo tiempo, China podría deshacerse de sus tenencias de bonos del Tesoro de EEUU si se produce una escalada. Los chinos están cada vez más preocupados de que Estados Unidos congele esos activos mediante sanciones, similares a las impuestas contra Irán y Corea del Norte.

    Por supuesto, la venta de los bonos del Tesoro de Estados Unidos impediría el crecimiento económico de China pero el gigante asiático podría diversificar sus reservas convirtiéndolas en un activo menos vulnerable a las sanciones: el oro.

    De hecho, tanto China como Rusia han estado acumulando reservas de oro que compensaría cualquier pérdida incurrida por la venta de los bonos del Tesoro.

    "Si esta estrategia de diversificación se acelera, podría desencadenar una conmoción en el mercado de los bonos del Tesoro de EEUU, lo que posiblemente conduciría a una fuerte desaceleración económica en Estados Unidos", advierte el analista.

    Riesgos adicionales

    Más allá del riesgo de una grave escalada geopolítica en 2020, existen riesgos adicionales a medio plazo.

    Según Roubini, el cambio climático podría desencadenar costosos desastres medioambientales. No solo causará estragos económicos y financieros dentro de decenios, sino que es una amenaza de aquí y ahora, como lo demuestra la creciente frecuencia y gravedad de los fenómenos meteorológicos extremos.

    Además del cambio climático, hay pruebas de que se están produciendo eventos sísmicos más profundos que provocan rápidos movimientos en la polaridad magnética y aceleran las corrientes oceánicas, agrega el autor.

    ¿Qué se espera de 2020?

    A principios de 2020 la situación es la siguiente:

    • Estados Unidos e Irán ya han tenido un enfrentamiento militar que probablemente se intensificará pronto;
    • China está en las garras de un brote viral que podría convertirse en una pandemia mundial;
    • la guerra cibernética está en marcha;
    • los principales titulares de bonos del Tesoro de Estados Unidos están aplicando estrategias de diversificación;
    • las primarias presidenciales demócratas están poniendo al descubierto las divisiones en la oposición a Trump y ya están poniendo en duda los procesos de recuento de votos;
    • las rivalidades entre Estados Unidos y cuatro "potencias revisionistas" están aumentando;
    • los costos reales del cambio climático y otras tendencias ambientales están aumentando.

    "Esta lista no es exhaustiva, pero apunta a lo que se puede esperar razonablemente del 2020", concluye el Dr. Doom.

    Etiquetas:
    Nouriel Roubini, amenaza, crisis económica, Irán, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook