En directo
    Economía
    URL corto
    1516
    Síguenos en

    WASHINGTON (Sputnik) — Estados Unidos y China firmaron la primera parte del acuerdo comercial bilateral en una ceremonia en la Casa Blanca.

    El acuerdo de 86 páginas, conocido como "Fase Uno", fue firmado por el presidente estadounidense Donald Trump y el viceprimer ministro chino Liu He ante 200 invitados.

    Ambos acordaron proteger las patentes, particularmente en productos farmacéuticos, y prohibir los productos falsificados y la apropiación indebida de secretos comerciales, según el texto.

    "China permitirá a los solicitantes de patentes farmacéuticas confiar en datos complementarios para satisfacer los requisitos relevantes de patentabilidad, incluida la suficiencia de divulgación y la actividad inventiva, durante los procedimientos de examen de patentes, los procedimientos de revisión de patentes y los procedimientos judiciales", establece el acuerdo.

    También están incluidas pautas sobre la resolución temprana de disputas de patentes y la extensión efectiva del plazo de patentes, entre otros.

    Pekín y Washington también resolvieron fortalecer su cooperación y coordinación en la lucha contra la piratería, incluida la falsificación en las plataformas de comercio electrónico.

    Sobre la protección de los secretos comerciales, Estados Unidos dijo que China tratará el uso "urgente" o el intento de uso, de información comercial confidencial y proporcionará a sus autoridades judiciales el madnato para ordenar una orden judicial preliminar basada en hechos y circunstancias del caso.

    Washington se comprometió a hacer lo mismo con China.

    El acuerdo suspendió la guerra comercial entre las dos economías más grandes del mundo y se espera que sea seguido por conversaciones adicionales para resolver diferencias restantes.

    Además, China se comprometió en no practicar la manipulación cambiaria con el propósito de obtener ventajas comerciales sobre EEUU, según el acuerdo.

    "Las partes se abstendrán de devaluaciones competitivas y no actuar sobre el tipo de cambio con fines competitivos, incluyendo a través de intervenciones a gran escala, persistentes y unilaterales en el mercado de cambios", dice el texto.

    Ambos países intercambiarán información y se consultarán sobre los mercados cambiarios extranjeros, actividades y políticas, entre otros.

    La Fase 1 del acuerdo comercial supone que China comprará anualmente hasta 50.000 millones en productos agrícolas estadounidenses y un total de 200.000 millones en bienes estadounidenses durante los próximos dos años, a cambio de levantar los aranceles impuestos a productos del país asiático.

    El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que Washington mantendrá sus aranceles sobre China y solo los levantará una vez que los dos países concluyan la Fase 2 del acuerdo comercial.

    "Estamos dejando los aranceles vigentes (...) pero estaré de acuerdo en quitar esos aranceles si podemos establecer la Fase 2. Entonces, los dejo vigentes (...) pero todos se quitarán tan pronto como terminemos la Fase 2", dijo Trump antes de firmar el trato.

    El mandatario añadió que no espera que se necesite una Fase 3 para finalizar con el acuerdo comercial que se firmó para poner fin a la imposición de aranceles mutuos.

    "Este acuerdo es de Fase 1, probablemente podamos concluirlo con una Fase 2, no esperamos tener una Fase 3", afirmó el mandatario en una conferencia de prensa conjunta en la Casa Blanca.

    Añadió que su administración comenzará las negociaciones para la Fase 2 próximamente.

    Además, Trump indicó que el acuerdo comercial impone fuertes restricciones a las prácticas de devaluación de la moneda.

    "Con el debido respeto, China es uno de los grandes de la historia en hacerlo [devaluación monetaria] y vamos a trabajar juntos en eso. Pero la devaluación de la moneda ahora tendrá algunas restricciones muy fuertes, restricciones muy poderosas", dijo Trump en su discurso de la ceremonia de firma de la Casa Blanca.

    El mandatario aseguró que el acuerdo negociado en fases es más detallado que si hubiera sido pactado en una sola vez. 

    Por su parte, Liu He dijo que el acuerdo comercial entre EEUU y China no está dirigido contra otros países y cumple con las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

    "Este acuerdo no está dirigido ni afectará los derechos e intereses legales de ningún tercer país. Está en línea con las normas de la OMC (...) Es un acuerdo que beneficia a EEUU y China y al mundo, que traerá crecimiento económico y paz mundial", dijo el viceprimer ministro según una transmisión proporcionada por la Casa Blanca. 

    Liu dijo durante la conferencia de prensa que China cumplirá con los compromisos adquiridos en el acuerdo.

    Etiquetas:
    acuerdo comercial, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook