En directo
    Economía
    URL corto
    1486
    Síguenos en

    El Departamento de Comercio de EEUU prolongó la licencia de la empresa china de telecomunicaciones para que siga suministrándole componentes y software. Washington declara su rechazo a Huawei y convence a sus aliados de que hagan lo mismo, pero en la práctica, ni siquiera puede renunciar al proveedor chino.

    EEUU volvió a prolongar la licencia de Huawei por 45 días, esta vez hasta el 1 de abril, a pesar de todas las acusaciones y las críticas que se vertieron últimamente sobre el gigante tecnológico. Y a pesar de que el Departamento de Comercio de EEUU había incluido a Huawei en mayo del 2019 en la lista de entidades a las que se les prohibía comprar componentes y tecnologías estadounidenses sin contar con las licencias respectivas.

    En la práctica, resulta que Estados Unidos, por un lado, exige unas restricciones más severas para el suministro de productos de Huawei, y por otro lado, prorroga constantemente las licencias temporales.

    Las autoridades estadounidenses buscan no excederse en las restricciones para no hacer demasiado daño económico a sus propias empresas, opinó Shi Yinhong, profesor del Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Popular de China, consultado por Sputnik.

    "Ahora varias compañías de tecnología, incluida Apple, están negociando con las autoridades de Estados Unidos. Dicen que si las restricciones son demasiado severas —especialmente cuando se trata de comprarle equipos 5G a Huawei y de suministrarle sus propios productos—, sufrirán muchos daños y perderán una parte importante de sus ingresos. Esta es una razón muy importante por la que el Departamento de Comercio de EEUU sigue prolongando licencias sin imponer prohibiciones generales", comentó Shi Yinhong a la agencia.

    Los operadores pequeños de telecomunicaciones que prestan servicios en zonas rurales y poco pobladas de EEUU son los que más dependen del equipamiento de Huawei. Según Rural Wireless Association, si el país rechaza completamente el equipo de la empresa china, los operadores rurales tendrán que reconstruir la infraestructura, valorada en unos 900 millones de dólares, y eso llevará unos dos años.

    La situación en el sector de las telecomunicaciones es similar en otros países, incluidos los aliados más cercanos de Estados Unidos.

    "EEUU decidió prohibir el equipamiento de Huawei para construir las redes 5G. Tampoco quiere que sus aliados permitan que se lo use. Pero algunos países, entre ellos el Reino Unido, Alemania y Francia, se guían por ideas prácticas de beneficio económico y no siguen la política de EEUU de imponer una prohibición total. Así que EEUU suavizó sus exigencias. Quiere que el equipo de Huawei no se utilice al menos en el núcleo de la red", analizó el especialista.

    El Reino Unido, así como la UE, no prohibió los equipos de Huawei, a pesar de las llamadas de EEUU. En Londres se decidió que los componentes chinos pueden ser utilizados en la construcción de las redes de 5G, pero la participación del fabricante no puede exceder el 35%. La UE, a su vez, se limitó a una recomendación de estudiar los perfiles de riesgo de las empresas que suministren esta tecnología.

    Por lo tanto, Washington aún no ha logrado reunir una alianza para contrarrestar a China. En la reciente conferencia de seguridad de Múnich, los altos funcionarios de Estados Unidos, incluido el secretario de Estado, Mike Pompeo, trataron de inspirar al público con declaraciones audaces de que Occidente "está ganado" el conflicto contra China.

    Sin embargo, los estadounidenses no recibieron mucho apoyo de sus homólogos europeos. El presidente de la conferencia de Múnich, el diplomático Wolfgang Ischinger, dijo que China merece apoyo, simpatía e inspiración en medio de la epidemia del coronavirus. Y el presidente federal alemán, Frank-Walter Steinmeier, señaló que Estados Unidos con la actual Administración rechaza la esencia misma de la comunidad internacional.

    Etiquetas:
    tecnología, negocios, economía, restricciones, sanciones, suministros, licencia, Huawei, guerra comercial, China, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook