En directo
    Economía
    URL corto
    Crisis en los mercados de Argentina tras las primarias (69)
    4114
    Síguenos en

    BUENOS AIRES (Sputnik) — El Gobierno argentino pedirá al Fondo Monetario Internacional (FMI) que establezca un nuevo cronograma de pagos del crédito stand-by (de contingencia) que acordaron en 2018, entre otras medidas que anunció el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, para que el país tenga mayor solvencia financiera.

    "Hemos propuesto iniciar el diálogo, que deberá concluir en el próximo mandato, para reperfilar los vencimientos de deuda con ese organismo internacional", informó el funcionario durante una rueda de prensa.

    El Ejecutivo de Mauricio Macri buscará atrasar los pagos acordados con el FMI del préstamo de 56.300 millones de dólares suscrito en junio del año pasado y ampliado y renegociado tres meses después, según sugirieron las fuerzas de la oposición de manera "prudente y oportuna", observó el ministro.

    El mismo día que concluyó la visita de una misión del Fondo Monetario Internacional, el Gobierno acordó con el organismo reunirse en las próximas semanas para "seguir con la continuidad del programa vigente", sostuvo Lacunza.

    El objetivo con esta medida es "despejar el horizonte financiero a corto, mediano y largo plazo de este mandato y próximo para disipar el riesgo implícito en las cotizaciones de los títulos argentinos por el estrés de liquidez, y no por reales fundamentos", explicó Lacunza.

    El Gobierno de Mauricio Macri también extenderá entre tres y seis meses los vencimientos de deuda de corto plazo de las letras en dólares y pesos (conocidas respectivamente como Letes y Lecaps) que están en manos de inversores institucionales (como bancos y compañías de seguros), y que acumulan el 10% del total de estos títulos emitidos por el Tesoro.

    Como tercera medida, el Gobierno elevará "a consideración del Congreso" un proyecto de ley para proponer "una extensión voluntaria de plazos de deuda bajo jurisdicción local sin quita de capital e intereses".

    Por último, la actual gestión "iniciará un proceso de extensión de plazos de los bonos bajo legislación extranjera, bajo las llamadas cláusulas de acción colectiva, con el fin de extender vencimientos sin quita de capital o intereses a fin de concretar perfil financiero menos exigente entre 2020 y 2023", sostuvo Lacunza.

    El Gobierno adoptó todas estas iniciativas para asegurar la capacidad de pago de Argentina y despejar la incertidumbre de los mercados en cuanto a la solvencia financiera del país sudamericano.

    En este contexto, el Banco Central tendrá a disposición los 57.000 millones de dólares que están en las reservas para controlar la depreciación de la moneda local, que en las últimas semanas retrocedió casi 29,8% en relación a dólar.

    "Pretendemos que el punto de partida del próximo mandato sea maś sólido para recuperar el crecimiento sostenido a partir de haber recuperado los llamados equilibrios gemelos —frente fiscal y externo—, un tipo de cambio competitivo y un frente de vencimiento más despejado", resumió el ministro.

    Con el propósito de ayudar a contener la inflación, que llegó a 54,4% interanual, el ministro pidió el apoyo de todas las fuerzas políticas para garantizar la estabilidad hasta el final del mandato del actual Gobierno, que expira el próximo 10 de diciembre.

    El Fondo Monetario Internacional (FMI) estudiará el pedido del Gobierno argentino de Mauricio Macri de reprogramar los vencimientos del crédito stand-by, anunció su portavoz, Gerry Rice.

    "Con respecto a la operación de la deuda anunciada hoy por las autoridades argentinas, el personal del Fondo está en proceso de analizarlas y evaluar su impacto", informó el representante del FMI en un comunicado.

    A dos horas de que el Ejecutivo solicitara un nuevo cronograma en los pagos del préstamo otorgado por 56.300 millones de dólares, el Fondo dijo comprender los motivos que obedecen a este pedido, dada la inestabilidad financiera que atraviesa el país.

    El FMI, en este sentido, "entiende que las autoridades han tomado estos pasos importantes para hacer frente a las necesidades de liquidez y para salvaguardar las reservas".

    El Gobierno de Mauricio Macri atraviesa una de las coyunturas políticas más difíciles desde que comenzó su gestión hace tres años y medio ante la inestabilidad económica que ha disparado el riesgo país y depreciado el peso argentino 29,8% en las últimas semanas.

    Una manifestación en apoyo al Gobierno celebrada en Buenos Aires el pasado sábado dio cierto oxígeno al Ejecutivo, pero Macri lidia en estos momentos con una baja credibilidad desde que perdió por más de 15 puntos en las elecciones primarias del pasado 11 de agosto ante el líder opositor Alberto Fernández, que aspira a ganar las elecciones generales del próximo 27 de octubre acompañado de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner en la fórmula.

    Tema:
    Crisis en los mercados de Argentina tras las primarias (69)
    Etiquetas:
    crédito, Fondo Monetario Internacional (FMI), Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía SputnikComentar vía Facebook