23:55 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
    Banderas de China y EEUU

    La guerra comercial con China y el conflicto interno de EEUU

    © AP Photo / Ted S. Warren
    Economía
    URL corto
    2200
    Síguenos en

    La guerra comercial entre EEUU y China se sigue agudizando. Cuando los nuevos aranceles recíprocos entren en vigor, casi todo el comercio bilateral quedará gravado con tarifas. El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó a través de Twitter que las compañías estadounidenses abandonaran China. Sin embargo, las empresas temen perder el mercado chino.

    El abandono del mercado chino no coincide con los intereses comerciales de las empresas estadounidenses. Trump simplemente persigue sus objetivos políticos, comentó a Sputnik el vicedirector del Centro de estudio de BRICS y G20 de la Academia china de relaciones internacionales contemporáneas, Xu Feibiao.

    "El problema actual está en la política interna de Estados Unidos, especialmente en el propio Trump. Se acercan las elecciones presidenciales y la Administración Trump aún no ha logrado ningún éxito significativo. Por lo tanto, es importante que logren unas concesiones serias e incondicionales de China", explicó.

    El experto añadió que "EEUU no actúa por su prosperidad económica ni por la del resto del mundo, sino por sus razones políticas internas".

    Según Xu Feibiao, el resultado de las negociaciones comerciales depende de la posición dentro de Estados Unidos porque la voz de la oposición en el país norteamericano también es relativamente fuerte.

    Por otro lado, el resultado depende de la posición de todos los países del mundo, señaló el analista chino.

    "De hecho, la guerra comercial chino-estadounidense está en curso y afecta la economía global. Ni Europa ni el mundo quieren esta situación. Incluso los países como la India, que, al parecer, no están conectados con el comercio chino-estadounidense, llaman a ambas partes a poner fin a la guerra comercial y, especialmente, a una mayor calma por parte de Estados Unidos", analizó.

    Mientras tanto, las empresas estadounidenses, en realidad, no buscan abandonar el mercado chino, sino, por el contrario, están aumentando su presencia. Tesla se está preparando para lanzar sus autos Modelo 3 en su planta de Shanghái a finales de año. Walmart prevé invertir 1.200 millones de dólares en el desarrollo de centros de logística y distribución en China. Y Costco, según el Global Times, ha abierto su primer supermercado en el gigante asiático.

    Hasta ahora, el efecto de los aranceles comerciales para las empresas y los consumidores de los dos países no ha sido tan significativo. Pero cuando todos los aranceles entren en vigencia, perjudicará la actividad comercial y los planes comerciales de las empresas, advirtió Xu Feibiao.

    Según el analista, el impacto de las nuevas tarifas "será mucho más fuerte para Estados Unidos que antes". Para China, por supuesto, también "será sensible, pero la reacción de los mercados bursátiles y la opinión pública sugiere que Estados Unidos sufrirá aún más".

    Los índices bursátiles de EEUU cayeron un 1,5% y arrastraron a los mercados globales el pasado 23 de agosto cuando el presidente de EEUU anunció que su país aumentaría el 1 de octubre los aranceles a productos chinos por valor de 250.000 millones de dólares del 25% al 30%, en respuesta a las nuevas tasas impuestas por China.

    Trump también adelantó que el arancel al resto de las importaciones chinas, por 300.000 millones de dólares, se elevará a partir del 1 de septiembre del 10% previsto en un principio al 15%.

    El Consejo de Estado chino había anunciado el mismo día que se aplicarían aranceles del 5% al 10% a los productos estadounidenses por valor de 75.000 millones de dólares. Algunos entrarán en vigencia el 1 de septiembre y otros, el 15 de diciembre. El último paquete también incluirá un arancel del 25% a los automóviles.

    Etiquetas:
    elecciones presidenciales, guerra comercial, aranceles, empresas, Donald Trump, mercado, conflicto, EEUU, China
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik