Widgets Magazine
01:13 GMT +319 Septiembre 2019
En directo
    Tubería de un gasoducto (imagen referencial)

    Irán e Irak reaniman el oleoducto capaz de desbancar a EEUU del mercado europeo

    © Sputnik / Ilya Pitalev
    Economía
    URL corto
    131774
    Síguenos en

    Las autoridades iraníes propusieron reabrir el oleoducto Kirkuk–Baniyas que atraviesa Irak. Sería un elemento crucial en la creación de un sistema de suministros de petróleo a Europa independiente de EEUU, opinan los expertos.

    Irán propuso a Irak un proyecto para reabrir el oleoducto hasta el puerto sirio de Baniyas, en el mar Mediterráneo, para "eludir las sanciones estadounidenses y no utilizar el estrecho de Ormuz, ya que cada vez hay más temores sobre su cierre en caso de enfrentamientos militares entre Estados Unidos y sus aliados contra Irán", informó el canal de televisión iraquí Alsumaria.

    Desde hace mucho tiempo, un corredor de hidrocarburos terrestre en la región del Mediterráneo es muy importante para Irán, señala el politólogo y profesor de la Universidad Financiera de Rusia, Leonid Krutakov, citado por el diario ruso Vzglyad.

    El experto recuerda que la guerra civil en Siria comenzó poco después de que Irán, Irak y Siria firmaran un memorando sobre la construcción de un gasoducto desde el yacimiento iraní South Pars a Europa en julio de 2011.

    Esta ruta permitiría a Europa prescindir del gas licuado que promueve EEUU en el mercado europeo, explica Krutakov.

    Sin embargo, debido a la guerra en Siria, los planes para construir el gasoducto se suspendieron. Aproximadamente al mismo tiempo se discutieron las perspectivas de la ruta Kirkuk–Baniyas, pero tras el deterioro de la situación en Siria y el norte de Irak, estas negociaciones se pospusieron.

    Actualmente, Irán vuelve a proponer restaurar el oleoducto Kirkuk–Baniyas. Poco antes, las autoridades iraníes habían anunciado su disposición a cerrar el estrecho de Ormuz si EEUU continúa presionando al país con sanciones.

    Es poco probable que la intención de Irán de reabrir el oleoducto desde Irak a Siria empuje a los estadounidenses a invadir el país persa, pero estos planes suben enormemente las apuestas en el juego sirio, opina Krutakov.

    El oleoducto Kirkuk-Banyas es uno de los elementos importantes en la integración de la tubería de Eurasia, lo que conducirá a la creación de un sistema independiente de Estados Unidos para el suministro de recursos energéticos a Europa.

    "Es difícil decir en qué estado se encuentra la tubería ahora, pero reiniciar una instalación de este tipo es, en cualquier caso, mucho más fácil que construir una nueva. Si esto no es un intento de provocar a Estados Unidos a ciertas acciones, entonces el proyecto parece bastante realista", comenta el experto.

    El analista observa que siempre habrá compradores en Europa: "El petróleo sigue siendo el motor de la economía moderna, no importa lo que se cuente sobre las fuentes de energía alternativas".

    Rusia también podría participar en la restauración de la ruta Kirkuk-Banyas. En enero, la petrolera Rosneft firmó un acuerdo con el Ministerio de Energía y Agua del Líbano. La compañía rusa recibió una terminal de almacenamiento de productos petroleros en el puerto mediterráneo de Trípoli.

    El Líbano necesita aumentar las capacidades en relación con los planes para desarrollar yacimientos de hidrocarburos, pero al mismo tiempo, el Gobierno libanés espera que se restaure el oleoducto Kirkuk-Banyas conectado con el puerto de Trípoli.

    Mientras tanto, a principios de julio, Irán, Siria e Irak acordaron crear un corredor de transporte multimodal como parte de la ampliación de las relaciones comerciales mutuas, otra señal de que estos países están volviendo a los planes interrumpidos por la guerra, concluye el artículo.

    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik