13:37 GMT +317 Noviembre 2019
En directo
     Petrolera estatal argentina YPF

    El "congelamiento" de combustibles en Argentina también "congela" Vaca Muerta

    © AFP 2019 / Juan Mabromata
    Economía
    URL corto
    Por
    0 40
    Síguenos en

    El decreto presidencial que evita por 90 días el aumento de los precios de los combustibles incumple normativas vigentes y pone en riesgo inversiones de más de 8.000 millones de dólares en la principal cuenca de hidrocarburos no convencionales de Argentina, según critican provincias productoras.

    En un acto de intervencionismo inaudito para el Gobierno de Mauricio Macri, el viernes 16 de agosto se oficializó que hasta el próximo 9 de noviembre las productoras y refinadoras de combustibles deberán tomar como referencia un tipo de cambio de 45,19 pesos –a pesar de que ese mismo día el dólar rozaba los 60 pesos– y un barril de crudo tipo Brent a 59 dólares.

    "Es la primera vez desde la desregulación de 1991 que se interviene formalmente y de manera directa en la fijación de precios del sector. [...] Esta medida marca una alteración en la política de respeto a las reglas de juego establecida por la actual administración", especificó en un informe Energy Consilium, consultora de Juan José Aranguren, primer ministro de Energía elegido por Macri (2015-2018) y expresidente de Shell Argentina, subsidiaria de la petrolera anglo-neerlandesa.

    Criticada por ir en contra de las leyes del libre mercado que defendía el Gobierno, la medida fue tomada luego de una megadevaluación de 25% sufrida por el peso como consecuencia del resultado de las elecciones primarias, en las que el oficialismo quedó 15 puntos porcentuales por debajo de la oposición kirchnerista, que lleva a Alberto Fernández y a la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) a la cabeza de la fórmula.

    ¿Por qué el rechazo del sector y las provincias?

    La decisión, que había sido adelantada el miércoles de la semana pasada como parte del paquete de medidas paliativas a la crisis económica que golpea el bolsillo de los argentinos, fue duramente criticada y resistida por las empresas privadas que explotan la cuenca: Shell, ExxonMobil, Vista Oil&Gas, Chevron, Equinor y Tecpetrol (Techint).

    En esa misma línea se manifestaron los sindicatos petroleros y los gobiernos provinciales. Argumentan que, con estos precios de referencia, la explotación en Vaca Muerta deja de ser rentable y pone en suspenso proyectos de inversión millonarios. De acuerdo la ley federalista argentina, los dueños de los recursos son las provincias y no el Estado nacional.

    "Están claramente perjudicadas las provincias que tienen recursos hidrocarburíferos, sobre todo por las regalías. En Neuquén se estima que van a perderse 700 millones de pesos [12 millones de dólares] en estos tres meses", dijo a Sputnik Fernando Schpoliansky, concejal de la ciudad de Neuquén y experto en la explotación de Vaca Muerta.

    "Las provincias van a llevar una propuesta, en una reunión con el Gobierno y empresarios, para modificar el impuesto a los combustibles o reformular el IVA, así el costo fiscal que tiene el decreto en todo caso se paga en forma equilibrada entre nación y provincias, que también se han visto perjudicadas en la coparticipación federal porque se modificó el impuesto a las Ganancias y el IVA a los productos esenciales", dijo Schpoliansky.

    Un año conflictivo en Vaca Muerta

    Esta no es la primera vez en el año que el Gobierno tiene problemas con las empresas privadas y estatales que trabajan en el yacimiento devenidos de las crisis cambiarias. A principios de 2019, descartó modificar el esquema de subsidios y dio marcha atrás en la posibilidad de ofrecer incentivos a nuevas compañías.

    Como consecuencia, la empresa estatal YPF anunció que revisaría sus inversiones a futuro y Tecpetrol, empresa privada que tenía 70% de la producción en la cuenca, anunció que daría de baja tres de los cuatro equipos de perforación y que suspendería a unos 300 empleados.

    Vaca Muerta representa 40% del gas y 60% del petróleo no convencional del país, además de ser la segunda reserva de shale gas del mundo y la cuarta de shale oil. Se ubica en las provincias argentinas de Neuquén, Río Negro, La Pampa y Mendoza y tiene una extensión de 30.000 kilómetros cuadrados.

    Se tratra de una producción con el potencial para reducir el gasto en las importaciones en un 20% del presupuesto corriente nacional y aumentar las exportaciones en otro 20% en el corto plazo, además de aportar un crecimiento económico de 5% a 2030 y una expansión anual de 0,4% del PBI.

    En el yacimiento se requieren inversiones del orden de los 120.000 millones de dólares a 2030, de los cuales aproximadamente ya se llevan invertidos unos 30.000 millones, entre empresas de distinto origen.

    Etiquetas:
    combustible, precios, economía, Argentina
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik