18:20 GMT +306 Diciembre 2019
En directo
    Tubería del esquisto en EEUU

    ¿Podrá el alza del crudo 'salvar' a la industria del esquisto de EEUU?

    © AP Photo / Keith Srakocic
    Economía
    URL corto
    2220
    Síguenos en

    El precio del petróleo ha superado los 70 dólares por barril. Es una buena señal para los paises productores de petróleo. Sin embargo, esta mejora no traería beneficios a las empresas estadounidenses. He aquí la razón.

    La principal causa que está detrás del actual crecimiento del precio del petróleo es la continua reducción de su extracción por parte de los países miembros del grupo OPEP+. En marzo, su extracción diaria disminuyó en 280.000 barriles y se situó en 30,4 millones.

    Además, la extracción de crudo sigue siendo baja debido a las sanciones estadounidenses que fueron impuestas a Irán y a causa de la crisis en Venezuela. El factor adicional es el empeoramiento de la situación en Libia que amenaza con paralizar suministros y, como consecuencia, generar déficit de petróleo.

    Rusia entra en la zona de confort

    Según el presidente ruso, Vladímir Putin, el precio del crudo de 70 dólares por barril es más confortable para la economía rusa.

    Este precio asegura el superávit del presupuesto federal y el incremento de sus fondos de reserva estatales. La regla presupuestaria requiere que los ingresos adicionales obtenidos gracias a la venta de petróleo por un precio mayor de 40 dólares se destinen al Ministerio de Finanzas de Rusia, recuerda la periodista rusa Natalia Dembínskaya en su artículo para Sputnik.

    "Si los precios bajan considerablemente, pero se mantienen a nivel mayor de 40 dólares por barril, el presupuesto evitará recortes y el rublo no se depreciará bruscamente", destacó a la agencia rusa el analista de la empresa Otkritie Broker, Timur Nigmatullin.

    Más: Cómo Rusia organizó la 'humillación internacional' de Trump

    Según Dembínskaya, el petróleo caro reduce a cero la presión hacia el rublo causada por la posible introducción de nuevas sanciones estadounidenses. Esta es la causa por la que el tipo de cambio de la moneda rusa se fortaleció el 8 de abril respecto al dólar y al euro.

    EEUU sigue enfrentándose a problemas

    A finales de año pasado, cuando los precios del petróleo se desplomaron, los productores estadounidenses de esquisto entraron en un régimen de austeridad económica. Así, Centennial Resource Development se sumó a sus rivales, Diamondback Energy y Parsley Energy, al cancelar sus planes de añadir máquinas perforadoras el año que viene. Parsley Energy planea reducir su presupuesto de capital en un 15% en 2019, informa Reuters.

    "Los productores advertían que próximamente podrían verse al borde de bancarrota. Necesitaban que el precio de petróleo se mantenga en los 60 dólares por barril. Al contrario se verían obligados a reducir las inversiones en el sector", recuerda Dembínskaya. 

    Hoy en día, el petróleo de la marca WTI está a un nivel de 63 dólares. Sin embargo, este precio es incapaz de ayudar a la industria petrolera estadounidense a superar los problemas existentes, recalca Nick Cunningham en su artículo para el portal Oil Price.

    El director ejecutivo de una empresa de Texas, que prefirió permanecer en el anonimato, declaró que las pequeñas empresas que no disponen del acceso a los capitales "se encuentran estancadas".

    Más: Producción de esquisto en EEUU: "Un mercado sin cerebro"

    Otra fuente del periodista comunicó: "La contracción en la capitalización bursátil de varias empresas es impresionante. Estas pérdidas se traducen en la pérdida de intereses en las futuras inversiones directas que se hacen en los nuevos proyectos de petróleo y de gas".

    Mientras los precios están creciendo fuertemente, el pesimismo en la industria estadounidense todavía no ha terminado. Las compañías siguen luchando contra el problema más amplio relacionado con el alto nivel de endeudamiento en la industria. 

    Etiquetas:
    petróleo de esquisto, petróleo, industria, EEUU
    Normas comunitariasDiscusión
    Comentar vía FacebookComentar vía Sputnik